Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • TIC: asignatura pendiente de la pyme española

    El escaso uso de las TIC en algunos sectores limita la productividad de la economía española. Esta es la principal conclusión que se desprende del “Informe ePyme 2008” elaborado por Fundetec y en el que se analiza la implantación de las TIC en pymes y micropymes de 8 sectores.

    El informe analiza el impacto de las TIC en las respectivas cadenas de negocio de cada uno de los sectores analizados y se basa en una encuesta para que se ha tomado una muestra de más de 5.000 empresas.

    El panorama que refleja el informe elaborado por Fundetec, sin ser desolador, sí que pinta un paisaje de luces y sombras con respecto a la adopción de TIC en distintos sectores de la economía española. Los sectores analizados (logístico, transporte, hotelero, turismo rural, textil y confección, calzado, vitivinícola y comercio minorista) representan nada menos que el 34,7% del PIB nacional, y se aproxima por primera vez a un sector de empresas poco reflejado en otros informes de estas características: las micropymes (empresas de menos de diez empleados).

    Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec y que ha sido el encargado de presentar este informe ante los medios de comunicación ha subrrayado en varios momentos de su intervención, la importancia que tiene que ciertos sectores tomen conciencia de cómo el uso adecuado y “vertical” de las TIC pueden mejorar su productividad y competitividad. “Aunque no hay informes precisos elaborados en España al respecto, informes europeos y norteamericanos apuntan que la competitividad en estos casos puede mejorar en un margen que va desde el 25% hasta incluso un 300%”

    Si bien es cierto que cada sector refleja sus propias particularidades en cuanto a la implantación de las TIC, hay ciertos aspectos que son muy mejorables en la mayoría de los mismos. Uno de los principales, según apuntan tanto el subdirector general de Fomento Empresarial de la DGPyme, Víctor Izquierdo, como el propio Arbaiza, es el déficit de formación en TIC que se detecta en la mayoría de los sectores analizados. En este sentido, aseguran que el capital humano con el que cuentan la mayoría de las pymes y micropymes, carece de los conocimientos técnicos suficientes para poder impulsar soluciones tecnológicas eficaces en sus empresas.

     

     

    Sin embargo, éste no es el único problema con el que se enfrenta la pyme española en este ámbito. Existe, además, una evidente falta de coordinación de las políticas públicas que impulsan para apoyar a la pyme en este campo. Comunidades Autónomas y Ayuntamientos tienen sus propios programas, y muchas veces son muy diferentes tanto en recursos como en contenidos, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos. En este sentido, por ejemplo, un comercio minorista de Aragón opta a una serie de programas y ventajas que no disfruta el mismo comercio en la Rioja.

     

     

    Si bien es cierto que desde Fundetec se alaba el esfuerzo que programas como el Plan Avanza se ha hecho por impulsar las TIC, opinan que la financiación de dicho plan es bastante mejorable y se reclama además un mayor esfuerzo por parte del sector privado en este camino hacia la formación. Otro de los grandes problemas a los que se enfrentan las pymes de nuestro país, es la brecha tecnológica que sigue existiendo entre los núcleos urbanos y el medio rural. Para que esto mejore, señala el director de Fundetec “es básico que despegue de forma definitiva la banda ancha rural” e ilustra este extremo afirmando que “de nada sirve que se implanten soluciones TIC en pymes rurales si luego no tienen acceso a la conectitividad”.

    Finalmente, las grandes empresas de desarrollo de software tampoco salen bien libradas. En este terreno, desde Fundetec se señala que dichas empresas están acostumbradas a diseñar software teniendo en cuenta a las grandes empresas, pero que cuando se dirigen a la pyme, optan por la solución más rápida pero también la menos práctica: ofrecer una versión reducida de sus grandes paquetes, que no siempre tienen en cuenta la ideosincrasia nio de las pequeñas empresas ni de los sectores en los que operan.


    Algunos datos de interés

    De los ocho sectores analizados, el hotelero y el logístico presentan un grado de implantación tecnológica muy superior al resto en los tres niveles  que se han considerado en el informe: infraestructura tecnológica básica, herramientas de gestión y presencia en Internet, y soluciones específicas para sus procesos de negocio.

    En el aspecto más básico, el de la penetración del ordenador, las microempresas de todos los sectores superan con creces la media nacional, que se sitúa en el 61,2%. De estos, el sector hotelero es el que más destacado con una penetración que roza el 100%. En el otro extremo, se sitúan el sector textil y confección (80,7%) y el comercio minorista (78,5%). En cuanto a las pymes, los datos son muy similares a los anteriores, con la excepción una vez más del comercio minorista, quizás el sector en el que las TIC tienen más dificultades para avanzar en su implantación.

    Entre otros muchos aspectos, el informe analiza también el grado de penetración de Internet. En las microempresas, donde la media nacional no supera el 50%, los sectores analizados superar con holgura este porcentaje, destacando sectores como el del turismo rural, donde se llega al 90% de penetración. Una vez más es el sector del comercio minorista el que presenta mayores carencias en este terreno, y su conexión a Internet se sitúa en un discreto 65,1%

    Por último, en el terreno de las aplicaciones informáticas empleadas, son las ofimáticas las únicas utilizadas por más del 50% de las microempresas encuestadas. En el terreno de las pymes, las aplicaciones más habituales son las relativas a la gestión económica (contabilidad, facturación, cobros y pagos, gestión con entidades financieras) con implantaciones superiores al 50%. Sin embargo, en el lado opuesto se sitúan las aplicaciones para gestión del personal, cuyo ratio disminuye hasta el 20%

     

     

    Conclusiones y recomendaciones

    A la luz de los datos que arroja el informe de Fundetec, se ha querido ofrecer una serie de recomendaciones con el objetivo de orientar las políticas de impulso de las nuevas tecnologías entre las empresas españolas, teniendo en cuenta un enfoque sectorial. Las principales son las siguientes:

    1. Desarrollar estrategias de difusión por sectores de actividad, para informar y concienciar a las empresas de la utilidad de las TIC en el aumento de la productividad y competitividad, que potencien una formación adecuada tanto a trabajadores como a empresarios.

     2. Diseñar líneas de trabajo comunes entre cada sector y los proveedores tecnológicos, cuyo objetivo sea la homogeneización y generación de un nuevo catálogo de soluciones TIC que se adapte a las necesidades reales y concretas de cada sector.

    3. Generar proyectos destinados a la adopción de estándares que faciliten la integración y e interoperabilidad entre plataformas.

    4. Incentivar el trabajo conjunto entre las asociaciones de cada sector, las distintas administraciones y los desarrolladores tecnológicos para facilitar la financiación de la inversión necesaria para incorporar las TIC a las empresas.

     

    También te gustará

    productividad-freelance-en-navidad

    De freelance a freelance: Cómo sobrevivir a la Navidad… sin que tu productividad se resienta en el intento

    Paz, amor, amistad y una vida social que ya quisieras tener aunque sea mínimamente el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.