Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo LinkedIn puede hacer crecer a nuestra pyme

    LinkedIn, una de las redes sociales para profesionales más conocidas del mundo, dispone desde hace unas semanas una nueva función que permite a las empresas crear su propio perfil corporativo, en el que se pueden incluir desde los datos básicos de contactos a información mucho más extensa.

    Sin embargo, son muchos los que tras haber creado su perfil en LinkedIn, y después de haber realizado algunos contactos, dejan de utilizar la red al no haber sabido captar su potencial y cómo pueden conseguir que les reporte beneficios reales.

    El primer paso que hemos de dar para crecer en LinkedIn, es ser conscientes de que alguien tiene que ser “el rostro visible” de nuestra empresa en esta red social. Normalmente en el entorno pyme, este rostro conocido suele corresponder al dueño o director de la empresa, mientras que en compañías  más grandes suele elegirse una persona que represente los valores que los clientes esperan reconocer en la empresa, los valores que queremos transmitir.

    Una vez que hemos elegido a la persona que nos va a representar, construyamos su perfil basándolo sobre las caracteríticas que queremos destacar en nuestro negocio. Es decir, potenciaremos las habilidades y la experiencia profesional de la persona que nos represente, teniendo presente el trabajo que está desarrollando para nosotros, y solo destacaremos otro tipo de experiencias profesionales si son relevantes para comprender la naturaleza de su cargo actual.

    En el apartado de “resumen” que proporciona LinkedIn, escribiremos una breve descripción de nuestros productos y servicios, destacando en la sección “Specialties” las tags con las que queremos que nos encuentren en la red (valores corporativos, productos, servicios, etc.)

    LinkedIn como estrategia de fidelización de nuestros clientes

    Para considerar LinkedIn como una herramienta que mejora la relación con nuestros clientes, podemos empezar abriendo y manteniendo un diálogo con las personas que nos han encontrado en la red porque consumen nuestros productos y servicios o porque reconocen nuestra marca.

    Para ello, lo primero que tenemos que hacer es fundar un “Grupo”. La sección “Grupos” de LinkedIn nos permite exponer un resumen de nuestra compañía, dialogar con nuestros clientes a través de foros de discusión, compartir noticias y enlaces y empezar a construir una pequeña base de datos que contenga nuestros “embajadores de marca”.

    Para ello, debemos construir un grupo dinámico, en el que aseguremos que los miembros de nuestro grupo serán los primeros en estar al tanto de nuestras noticias, productos, servicios, promociones, etc. o incluso podemos desarrollar una política de ofertas especiales destinadas únicamente a los miembros de nuestro grupo. Podemos utilizar nuestro grupo para anunciar eventos, recoger feedback e incluso implementar encuestas de satisfacción.

    Conduce a tus clientes hacia LinkedIn

    LinkedIn todavía no es una red demasiado conocida entre en público no profesional, por lo que si queremos mejorar en este campo, debemos centrar una parte de nuestros recursos de marketing en animar a nuestros clientes a unirse a esta red social, participando en nuestro grupo. Para ello podemos utilizar cualquier recurso de los que ya estamos acostumbrados: envíos publicitarios, campañas de e-mail, tarjetas de contacto, firmas de e-mail.. etc.

    Hay que tener en cuenta que tener presencia en LinkedIn es un gran forma de conducir tráfico hacia la web de nuestra empresa, por lo que todos los esfuerzos que hagamos en este campo, tendrán tarde o temprano su recompensa. Incluso podemos pedir a nuestros empleados, si tienen activo un perfil en este red social, que incluyan un link hacia la Web de nuestra empresa.

    Anunciándonos en LinkedIn

    Además de los servicios gratuitos, LinkedIn ofrece la posibilidad de publicitarnos en la red a través de anuncios de texto que tienen un mes de duración. Podemos basar nuestros anuncios en dos de los siguientes siete criterios: tamaño de la compañía, cargo en la empresa, sector al que pertenece, experiencia, edad, o localización geográfica.

    Cada campaña publicitaria exige una inversión mínima de 25 euros, garantizándonos a cambio un determinado número de impresiones. Aunque no se nos garantizan resultados, LinkedIn nos ofrece una herramienta con la que podemos monitorizar la actividad de nuestra campaña, incluyendo el número de impresiones, los clics realizados, etc.

    Dependiendo del producto o el servicio que ofrezcamos, ésta puede ser una buena forma de ganar audiencia, especialmente si completamos nuestros anuncios con cierto valor añadido como cupones de descuentos, o regalos promocionales.

     

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.