Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Los videojuegos ya son cultura en España

    El sector del videojuego ha dado un paso de gigante en nuestro país, donde ha pasado a ser considerado como cultura. Al igual que el cine o la música, el ocio digital se beneficiará de efectos fiscales como ocurre con otros países.

    Esta medida, aprobada la semana pasada en el Congreso de los Diputados, traerá consigo ventajas fiscales para los desarrolladores y ayudas económicas en forma de subvenciones, lo que facilitará la creación propia de videojuegos en nuestro país.

    A pesar de que nuestro país es la cuarta potencia europea en lo que se refiere a facturación de videojuegos, a diferencia de Reino Unido o Francia, el Estado aún no ofrecía ayudas para el desarrollo patrio, como sí sucede con, por ejemplo, la creación de películas. En consecuencia, la posición de nuestro país como potencia desarrolladora a nivel internacional es poco menos que inexistente.

    Desde el gran “boom” de las ventas de videojuegos hace pocos años y tras el auge de consolas y los videojuegos “sociales” destinados a un público más generalista y adulto, la posibilidad de que los videojuegos se convirtieran en cultura era algo cada vez más demandado por prensa especializada, aficionados, desarrolladores y editores de videojuegos.

    Ya el año pasado, el Gobierno dejó entrever alguna pista de que se preparaba una Ley de apoyo al sector. Fue concretamente durante la presentación del juego de Nintendo ‘Wii Music’ que contó con la presencia de la ministra de Eduación, Mercedes Cabrera. Durante el acto de presentación, Cabrera defendió el potencial de los videojuegos como herramienta didáctica y como difusora de la cultura.

     Uno de los desarrollos nacionales que más han dado que hablar en los últimos meses es Icarian, un título para Wii creado por un grupo de programadores afincado en Vallecas, Madrid: Over The Top Games. Se trata de un título de plataformas que será lanzado a través del servicio de descargas WiiWare, que actualmente ofrece una gran oportunidad a los desarrolladores más modestos, ya que pueden prescindir de los costes de distribución.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.