Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Nuestra oficina podría ser más agradable si…

    Ya seamos autónomos o trabajemos en una pequeña pyme, mantener un espacio de trabajo limpio, cuidado y, en general, agradable, es uno de los aspectos que mejorarán nuestra productividad y que en definitiva nos harán “sentirnos bien” a la hora de ponernos a trabajar.

    En Lifehacker han publicado un reportaje con algunas “pistas” para convertir nuestro ambiente de trabajo en un lugar cómodo, en el que realmente merezca la pena estar. Recogemos lo más interesante del artículo para todos vosotros.

    La importancia de un ambiente bien iluminado

    Son muchas las ocasiones que nuestro espacio de trabajo no contará con amplias ventas que dejen pasar la luz del sol o lámparas de diseño de luz tenúe que iluminen de forma uniforme todo el espacio de trabajo. De hecho, muchas veces tendremos que trabajar en ambientes oscuros, escasamente iluminados o, lo que es peor, con luces artificiales mal situadas que producen reflejos molestos.

    Una buena iluminación previene dolores de cabeza y hace que nos sintamos más cómodos en nuestro trabajo. No tenemos por qué invertir demasiado dinero en comprar lámparas. Algunos ejemplos de buena iluminación en nuestro espacio podemos encontrarlos en este otro artículo de lifehacker o en esta otra propuesta pensada para freelancers.

    Vigilar el ruido de nuestro ordenador

    Trabajar durante 8 o 10 horas al día frente a un ordenador de sobremesa que hace mucho ruido no es la mejor forma de concentrarse, amén de que puede indicar que nuestro equipo quizás tiene algún problema técnico. Si éste es nuestro caso podemos reservar un fin de semana para “limpiar las tripas” de nuestro equipo. Lo único que necesitamos es un spray de aire comprimido, lubricante de limpieza y un destornillador.

    Armados con estos tres elementos podremos comenzar la limpieza de nuestro equipo, evacuando todo el polvo y la “mugre” que seguramente cubrirá desde hace tiempo sus componentes.

    Si finalmente descubrimos que el problema está en nuestra unidad de disco, que hace mucho ruido (aunque se encuentra en buen estado), en cualquier tienda de material informático podemos hacernos con un kit específico para reducir el volumen que produce.

    Pequeños detalles que nos agradan 

    Hay muchos pequeños detalles a los que generalmente no prestamos atención pero que mejoran sustancialmente nuestra oficina. Por ejemplo, ya que hemos de pasar 8 horas sentados, hay que procurar contar con una silla realmente cómoda, no una silla cualquiera de oficina. También hay que asegurarnos de que contamos con material extra de todo aquello que nos resulta imprescindible para el día a día: folios, post it, marcadores, bolígrafos, etc. Otras recomendaciones incluyen no situar la impresora cerca del ordenador (por el ruido) y contar con un destructor de documentos.

    Nuestra pizarra

    Incluso si somos grandes apasionados de la tecnología, disponer de un espacio en el que escribir, dejar notas, etc. es de gran utilidad. En cualquier papelería podemos hacernos rápidamente con una pizarra sobre la que escribir y un tablero de corcho en el que poder colgar todo tipo de documentos, fotos, recordatorios, etc. En definitiva, todo aquello que necesitamos saber de un vistazo sin tener la necesidad de preguntarnos ¿dónde lo he guardado?

     

     

    Un espacio para todos nuestros gadgets

    No podemos evitarlo. Vivimos rodeados de tecnología. Nuestro móvil, reproductor de MP3, portátil, cámara de fotos, etc. son elementos que en la mayoría de las ocasiones vienen con su propio cargador que hemos de enchufar a la Red. Lo recomendable es no ocupar nuestra mesa de trabajo con todos estos aparatos, sino contar con un espacio específico en el que almacenarlos y recargarlos fácilmente sin que interfieran con nosotros.

    Lo más sencillo en este sentido es contar, por ejemplo, con una mesa auxiliar en el que depositarlos, en la que podamos instalar una regleta para que enchufar y desenchufar sea cómodo.

    Los cables tienen que desaparecer

    La popularización del WiFi hace que cada vez más aparatos puedan conectarse de forma inalámbrica, ahorrándonos muchos metros de cable que estorban y que estéticamente no son bonitos. Sin embargo, sigue habiendo elementos para los cuales el cableado tradicional es la única solución disponible. Para ocultarlos, podemos optar por un cubre-cables como los que venden en Ikea y en otros centros comerciales que nos ayudan a “esconder” estos elementos que, entre otras cosas, si están mal situados, pueden representar un riesgo para nuestra seguridad.

    La importancia de la ergonomía

    La forma en la que nos sentamos, la altura a la que situamos nuestro monitor, cómo se ilumina la habitación, etc. son algunos de los aspectos que trata la ergonomía, cuyo objetivo es desarrollar hábitos de trabajo saludables. Como el objetivo de este artículo no es la ergonomía en sí (en un futuro próximo sí que se tratará el asunto) no vamos a abundar en este punto aunque cualquier interesado en la materia puede encontrar en Internet decenas de recursos gratuitos que les servirán de ayuda.

     

     

    ¿Qué hay en esta caja?

    El trabajo diario hace que produzcamos una gran cantidad de documentos que solemos guardar en cajones, cajas y otros espacios. Al cabo de poco tiempo y si no somos organizados, acabamos por olvidar qué contiene cada caja o espacio. Para evitarlo, nada mejor que hacernos con una pequeña impresora manual de etiquetas  con la que poder clasificar de forma sencilla todo el contenido de nuestros archivos.

    Limpieza

    El último de los puntos, pero que quizás debería ser el primero. No es tan fácil como parece mantener nuestro escritorio siempre limpio y libre de distracciones. Sobre el mismo sólo deberían estar los elementos con los que estamos trabajando en cada momento. Tazas de café, sobres, documentos obsoletos suelen acumularse después de cierto tiempo y acabamos por tardar una eternidad en encontrar lo que estábamos buscando.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    • muchas gracias por estos consejos, es increìble como el ambiente de trabajo, no sòlo la relaciòn con los compañeros puede afectar en nuestro trabajo, en la motivaciòn y en el rendimiento. Es cierto que hay que cambiar el entorno para cambiar el resultado, yo estoy convencida. Muchas gracias.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.