Viernes , 2 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • RSC en las pymes: cómos y porqués

    Tradicionalmente el pequeño empresario ha considerado la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) como algo destinado únicamente a las grandes empresas, por lo que han considerado este tipo de políticas como algo ajeno a su actividad económica.

    Sin embargo, la RSC es hoy día un instrumento que cada vez se sitúa más al alcande del emprendedor individual, ya que una política responsable se traduce no solo en un beneficio social, sino en un beneficio real para la propia pyme.

    Antes de entender como la RSC puede beneficiar a la pyme, hemos de entender en qué consiste exactamente. Muchos pequeños empresarios no tienen una idea clara de lo que es la RSC y muchos otros tienen una visión distorsionado de modo que entienden que conlleva convertirse en una especie de ONG que actúa en favor de la sociedad sin obtener ningún beneficio empresarial a cambio, más que el derivado de la publicidad o de la notoriedad pública.

    Sin embargo si nos remitimos a lo que la Unión Europea tiene que decir sobre la materia, descubrimos que la primera definición que ofrece en su “Guía sobre la responsabilidad Social de las Empresas” es que “La Responsabilidad Social  Empresarial consiste básicamente en conservar el éxito económico yobtener una ventaja competitiva creándose una buena reputación y ganándose la confianza de las personas que trabajan para la empresa o viven cerca de ella”

    De esta definición, dos son los términos que nos interesan: ventaja competitiva y reputación. De tal forma que la pyme que apuesta por la RSC tiene ese algo más que la pyme similar que no lo hace. Crea no solo una imagen positiva sino que puede traducirse en un beneficio económico directo. El modelo en que se sustenta la RSC podría basarse en el siguiente esquema:

     

     

    1. Los clientes quieren tener proveedores fiables reconocidos por la calidad de sus productos y servicios.
    2. Los proveedores desean vender a un cliente que compre de forma continuada y pague puntualmente.
    3. La comunidad desea saber que la empresa actúa de una forma social y medioambiental consecuente.
    4. Y, por último, los trabajadores desean estar en una empresa de la que puedan estar orgullosos y que valora su contribución.

    ¿En qué se traduce la RSC en la práctica?

    La RSC consiste en la práctica en adoptar medidas e integrar aspectos sociales y medio ambientales en los objetivos de la empresa. Siendo inteligentes, no solo consiste en adoptarlos (lo cual es importante) sino también darlos a conocer a la comunidad. Frente a los que piensan que este tipo de medidas son costosas, conviene explicar que cualquier medida por pequeña que sea, suma y contribuye a una política RSC.

    En este sentido, una pyme invierte en RSC cuando ofrece cursos de formación a sus trabajadores, cuando se implantan políticas de conciliación de la vida laboral y familiar o cuando, sencillamente se abre un “buzón de sugerencias” en los que los empleados pueden exponer su opinón sobre determinados asuntos de la empresa o aportar sugerencias sobre cómo se puede mejorar.

    Además de las relaciones sociales dentro de nuestra empresa, una política RSC supone entender cómo nos relacionamos con el entorno que nos rodea, esto es, nuestra comunidad. Las pymes en este sentido son mucho más ágiles que las grandes empresas y han demostrado históricamente que saben moverse con mucha más velocidad y de forma más cercana a los que les rodean.

    Además, desde un punto de vista puramente económico, si apostamos por el consumo eficiente de energía, evitamos la contaminación, apostamos por el reciclaje, etc. podemos mejorar la viabilidad de nuestra empresa, mejorar las relaciones con nuestra comunidad y atraer a nuevos clientes. Otra de las áreas en las que puede implicarse la pyme es en colaborar con autoridades locales, asociaciones, ONGs, etc. en proyectos sociales que beneficien el entorno, el medio ambiente, o la sociedad.

    Evidentemente, no se pide a la pyme que implante todos estos cambios de una forma inmediata, ni siquiera que los incorpore todos al mismo tiempo. Como dice el viejo proverbio italiano, “piano, piano si va lontano” (despacio, despacio se llega muy lejos) y los pequeños pasos, insignificante desde el punto de vista de las grandes cifras, son importantes si van en el buen camino.


     Cuestionario de concienciación

    Una de las mejores formas de entender si efectivamente aplicamos una política RSC o si está dentro de nuestras posibilidades el aplicarla es responder de forma sincera a las siguientes preguntas que nos plantean desde la web de la Comisión Europea. Algunas de las preguntas que se plantean son las siguientes. Para acceder al resto del cuestionario, seguir el siguiente enlace: http://ec.europa.eu/enterprise/csr/campaign/documentation/download/questionaire_es.pdf

    1. ¿Alienta a sus trabajadores para que desarrollen habilidades verdaderas y carreras a largo plazo (p. ej. un procedimiento para la evaluación de la productividad o un plan de formación)?

    2. ¿Existe un procedimiento para garantizar que se toman las medidas adecuadas contra toda forma de discriminación en el puesto de trabajo y en la contratación (p.
    ej., contra la mujer, grupos étnicos, discapacitados, etc.)? 

    3. ¿Consulta con sus empleados los temas importantes?

    4. ¿Ha tomado su empresa las medidas adecuadas para proporcionar suficiente protección a sus empleados en materia de seguridad, salud y protección social?

    5. ¿Ofrece su empresa a sus empleados un buen equilibrio entre la vida privada y el trabajo como, por ejemplo, considerando un horario flexible de trabajo o permitiendo que los empleados hagan el trabajo en casa?

    6. ¿Ha intentado reducir el impacto medioambiental de su empresa en términos de:

    1. Ahorro de energía.
    2. Reducción y reciclaje de residuos.
    3. Prevención de la contaminación.
    4. Protección del medio ambiente.
    5. Opciones sostenibles de transporte .

    7. ¿Puede su empresa ahorrar dinero mediante la reducción de su impacto medioambiental (reciclaje, reducción del consumo de energía, prevención de la contaminación)?

    8. ¿Tiene en cuenta los posibles impactos medioambientales cuando desarrolla nuevos productos y servicios (evaluación del uso de energía, reciclaje o generación de contaminación)?

    9. ¿Proporciona su empresa información medioambiental clara y precisa sobre sus productos y actividades a los clientes, proveedores, comunidad local, etc.?

    10. ¿Ha pensado en qué forma podría su empresa utilizar la sostenibilidad de sus productos y servicios para aventajar a la competencia (el reciclaje de productos, la
    eficacia energética, etc.)?

     

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.