Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • LG ARENA KM900: elegancia y alta calidad

    Ya tenemos el esperado LG ARENA en nuestro laboratorio. Lo último del gigante coreano es un terminal con una conectividad excepcional, control táctil y un sistema operativo propietario potente e intuitivo.

    El LG ARENA KM900 muestra todo su potencia en el terreno multimedia, pero sin olvidar sus funciones como teléfono y organizador. Tras asistir a su presentación en Barcelona, probamos a fondo una de las novedades más interesantes del mercado móvil en los últimos meses.

    En resumen

    Un móvil de última generación que supone un importante paso adelante de LG en la gama alta y se posiciona como una alternativa muy interesante. Funcionamiento impecable, diseño cuidado y toda la tecnología que podamos necesitar.

    Lo mejor Lo peor

    La fabulosa respuesta de la pantalla táctil. La nueva interfaz en un acierto. 8 Gbyes de memoria interna ampliables con microSD. Cámara solvente. Calidad de construcción.

    La pantalla no termina de verse bien con luz directa. Conector propietario. GPS limitado a aplicaciones Java. Archivos adjuntos en correo electrónico limitados a 1 Mbyte.

    LG no arriesga con el diseño de su nuevo móvil y apuesta por un aspecto sobrio y elegante, utilizando materiales de alta calidad con un tacto fantástico. El metal domina la mayoría de las superficies, más brillante en el frontal y aluminio pulido (recuerda a la primera versión del iPhone) en la parte posterior.

     

     

    Como suele ser habitual en terminales con vocación táctil la pantalla es la gran protagonista. La del LG ARENA mide tres pulgadas y ocupa la casi totalidad del frontal. Con una resolución de 800 x 480 píxeles ofrece una densidad de puntos por pulgada que muy pocos móviles pueden ofrecer. En la práctica esto redunda en unos textos e imágenes muy definidos, fáciles de leer y unos menús espectaculares además de, por supuesto, ser toda una garantía a la hora de reproducir vídeo o fotografías.

    La pantalla, con tecnología captativa, responde rápido y de forma muy precisa a las pulsaciones de los dedos, facilitando mucho la navegación por los menús. Todavía no es la experiencia que proporciona Apple con su iPhone pero esta más cerca que nunca, y en ningún momento echamos de menos la posibilidad de usar un puntero para mejorar la precisión.
     

    En general la pantalla goza de un nivel de brillo y contraste correctos, pero el cristal que la protege es propenso a generar reflejos y no se comporta como esperábamos bajo la luz directa del sol, obligándonos a corregir el ángulo para verla bien. Es algo que vienen padeciendo los terminales de la firma desde hace tiempo y que, aunque en este LG ARENA no es tan acusado como en otros, pensamos que sigue siendo un aspecto que debe mejorar.


    Sólo veremos tres discretos botones táctiles sobre el frontal del LG ARENA, uno para llamar, otro para colgar y un tercero que actúa de acceso directo a una interfaz en forma de cubo llamada 3D S-Class que permite navegar por el sistema operativo y que comentaremos en detalle posteriormente.

    En el lateral izquierdo del teléfono encontraremos una pestaña deslizante que oculta un conector propietario de LG (nos hubiera gustado encontrar un estándar como el miniUSB). En el derecho veremos una tecla alargada que sirve para controlar el volumen (llamadas, conversación y con el reproductor multimedia) y el disparador de la cámara.

    La tecla de encendido (minúscula) está en la parte superior, junto a un jack de 3,5 mm. (en esta ocasión, afortunadamente, estándar) y una pestaña que libera la carcasa posterior. La calidad de construcción del LG ARENA KM900 es notable, destacando sus materiales y un ensamblaje perfecto.

    En nuestra opinión LG ha tomado una inteligente decisión desarrollando un sistema operativo visualmente muy atractivo, potente y sobre todo que se mueve con agilidad y fluidez. La nueva interfaz S-Class en 3D es una manera muy atractiva y eficaz de presentar las posiblidades del teléfono agrupadas por escritorios en las caras de un cubo: widgets, contactos, accesos directos personalizables y multimedia.

    Podemos girar el cubo virtual con los dedos y tener a mano todas las funciones de un terminal tan completo como el LG ARENA KM900 de una manera visualmente espectacular y fluida, gracias a la integración de un chip gráfico de AMD que libera al procesador principal del terminal

     

     

    El menú principal ahora tiene cuatro filas y cuatro columnas que agrupan todo lo que podemos hacer con el teléfono. Podemos desplazar las filas de forma horizontal para acceder a más funciones y personalizar el menú según nuestras necesidades. En todo momento los desplazamientos son fluidos y rápidos, agilizando sobremanera cualquier interacción con el dispositivo.

    Los iconos gozan de una estética colorida y son descriptivos (también ayuda la espectacular resolución de la pantalla). Si pulsamos el botón central accederemos al menú multitarea, donde podemos ver qué aplicaciones se ejecutan en segundo plano. En general, el sistema se comporta con fluidez en todo momento pero encontramos limitaciones como la imposibilidad de correr una aplicación Java y la radio al mismo tiempo.

    La barra superior se aprovecha para situar una pestaña deslizante que nos permite acceder de forma sencilla a la configuración WiFi, Bluetooth y de redes inalámbricas. Se puede experimentar con la nueva interfaz de LG en un simulador que podemos encontrar en la web del producto.
     

    En el apartado de telefonía el LG ARENA KM900 se lleva un sobresaliente. En llamadas el sonido es limpio y nítido en todo momento, incluso cuando el nivel de cobertura no es idóneo.Todas las opciones que necesiten incluso los usuarios más avanzados están disponibles y tareas como tomar notas mientras llamamos o establecer una conversación entre varios es sencillo y rápido.

    Nos ha sorprendido la buena respuesta de la lista de contactos (lo más cerca que hemos visto de la fluidez que ofrece el iPhone) y lo cuidada de la interfaz en este punto. El teclado virtual tiene una respuesta fantástica y escribir un mensaje es rápido y sencillo, nada que ver con otros dispositivos táctiles que han pasado por nuestro banco de pruebas.

    La gestión de correo electrónico se ha simplificado y ahora para configurar una cuenta de los proveedores más habituales sólo tenemos que poner nombre de usuario y contraseña. El LG ARENA KM900 admite protocolos POP3 e IMAP4 y configuraciones que necesiten SSL. También podemos programar la sincronización automática en los intervalos que necesitemos aunque es conveniente contratar una tarifa de datos para evitar sorpresas en la factura.

    También resultará de utilidad a muchos usuarios la posibilidad de abrir y visualizar los archivos adjuntos de Microsoft Office y PDF desde la misma aplicación de correo. Probamos con archivos ZIP y no los abre, aunque sí podemos guardarlos para transferirlos al PC posteriormente.

     

    Como reproductor multimedia el nuevo teléfono de LG responde con solvencia. Cuenta con 8 Gbytes de memoria interna que podemos ampliar gracias a una ranura para tarjetas microSD (nosotros probamos con una de 16 Gbytes y funcionaba perfectamente) rivalizando en capacidad de almacenamiento con los mejores dispositivos del mercado.

     

    Dependiendo de la orientación del terminal y gracias al acelerómetro incorporado veremos una forma y otra de organizar los vídeos y las imágenes en la galería. En vertical muestra más y tenemos información sobre ellos y en horizontal podemos pasar con detalle de uno a otro al más puro estilo iPhone (incluso el efecto pellizco en las fotos es similar).

    Reproducir vídeos es, como esperábamos una vez vista la hoja de especificaciones, una maravilla. Probamos el teléfono con varios contenidos y su comportamiento fue fantástico en todo momento. Es compatible con los formatos Xdiv/DivX así que no tendremos que pasar por pesados procesos de conversión al transferir nuestros vídeos al terminal.

    El control de las listas de reproducción musicales es muy intuitivo y su certificación Dolby Mobile garantiza una calidad de sonido espectacular. Recomendamos sustituir los auriculares de serie (como es habitual, de calidad sólo aceptable) por unos que permitan aprovechar mejor las posibilidades del terminal.


    El teléfono incluye radio FM que podemos escuchar por los auriculares o con el altavoz integrado (en todo caso debemos tener conectados unos auriculares que sirvan de antena). Como novedad, también dispone de transmisor FM algo muy útil para, por ejemplo, reproducir en el coche la música que tengamos en el teléfono sin necesidad de cables.

    El LG ARENA KM900 cuenta una cámara principal de 5 megapíxeles y otra VGA destinada a labores de videoconferencia. A pesar de las limitaciones propias de una óptica tan pequeña los resultados son aceptables, sobre todo cuando las condiciones de luz acompañan.

     

    La interfaz es similar a la que encontramos en las pantallas de muchas compactas, muy fácil de usar y con rápido acceso a los ajustes. Incorpora un flash LED pero, como solemos apuntar, su presencia es más anécdotica que práctica a la hora de tomar fotos con luz escasa. También es capaz de grabar vídeo a 720 x 480 y 30 fps., más que suficiente para captar algún momento digno de recordar si no tenemos videocámara a mano.

    Donde no se puede poner ningún pero al LG ARENA KM900 es en conectividad; cuenta con soporte para redes GSM / GPRS / EDGE /3,5G con HDSPA a 7,2 Mbit/s, Bluetooth 2.0, WiFi 802.11 b/g, todo un desfile de posibilidades en la palma de la mano.

    Merece la pena destacar su navegador, con una rápidez de carga sorprendentes aunque no compatible con páginas en Flash. Admite un control multitáctil que facilita el desplazamiento y el zoom para ver en detalle las páginas. Además podemos tener varias páginas abiertas a la vez o guardarlas para consultarlas posteriormente cuando no tengamos conexión. De todas formas recomendamos complementarlo con el excelente Opera Mini.

    El A-GPS funciona bien y se posiciona en marcha con rapidez, pero la falta de aplicaciones de terceros limitan su uso a Google Maps y poco más. No obstante es muy últil para seguir rutas a pie o localizar dónde estamos rápidamente aunque de nuevo tenemos que recordar la importancia de contratar una tarifa plana de datos si hacemos uso de este tipo de aplicaciones.

    En cuanto a su autonomía LG asegura que ronda las 300 horas en espera y 3,5 en conversación. En nuestras pruebas con 3G activado (sin WiFi, Bluetooth ni GPS) alcanzamos las 3,1 en conversación y unas más que aceptables 273 en espera.

     

    Conclusiones

    No podemos más que alabar el gran trabajo de LG con este terminal que se sitúa al frente de su gama y aporta todo lo que los usuarios avanzados necesitan en un móvil. Un cuidado diseño, su hardware puntero y un sistema operativo rápido y efectivo lo posicionan como una de las mejores alternativas a día de hoy, máxime teniendo en cuenta sus posibilidades multimedia y una cámara más que correcta.

    Quizás algunos usuarios echen en falta la posibilidad de descargar aplicaciones como en el iPhone u otros smartphones avanzados, pero quien sólo (y no es poco) busque un terminal avanzado capaz de sustituir a su reproductor multimedia y que le permita revisar sus mails y navegar con comodidad encontrará un gran aliado en este LG ARENA KM900.

     

     

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.