Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Los taxistas son los trabajadores más gruñones

    Una reciente encuesta realiza en Reino Unido ha concluido que los taxistas de las islas británicas son los trabajadores más gruñones, mientras que las secretarias inglesas son las más felices. Los resultados de este estudio “científico” han sido divulgados en el canal de humor “G.O.L.D”.

    Para los taxistas londinenses, lidiar a diario con los famosos atascos de la “City”, el creciente coste del petróleo o las parejas de enamorados demasiado “efusivas” les supone un trastorno capaz de alterar su “tranquilo” carácter.

    Otros datos curiosos de la encuesta muestran que los monitores de fitness también podrían alegrarse un poco más, ya que sólo el 0,9 por ciento de ellos dice que disfruta de una sonrisa en el gimnasio. En general, los contratados podrían tener un mejor sentido del humor, afirmó la encuesta, puesto que sólo el 3,8 por ciento ríen regularmente durante su horario laboral.

    Por el contrario, el 53,5 por ciento de las secretarias dicen que ríen regularmente durante su jornada de trabajo, con un cuarto de ellas que confiesa que gran parte de su regocijo viene al ver las estresadas vidas de sus jefes.

    Otros trabajadores que puntúan alto en la escala de sonrisas eran los contables (muchos de ellos dijeron que juegan regularmente o hacen travesuras a sus compañeros de trabajo para aliviar la rutina cotidiana) y los profesores. La encuesta también muestra que cuánto más ríen los empleados, menos días están de baja por enfermedad.

    También te gustará

    productividad-freelance-en-navidad

    De freelance a freelance: Cómo sobrevivir a la Navidad… sin que tu productividad se resienta en el intento

    Paz, amor, amistad y una vida social que ya quisieras tener aunque sea mínimamente el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.