Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Primera toma de contacto con Google Wave

    100.000 usuarios de todo el mundo han sido elegidos por Google para probar su “nueva criatura”: Google Wave. La expectación que hay entorno a esta herramienta es muy alta ya que según aseguran desde Mountain View, está llamada a revolucionar el correo electrónico.

    Aunque en la redacción no hemos podido probarla, las impresiones que nos han llegado desde diversas fuentes son muy positivas. Y es que si los pronósticos se cumplen, está llamada a ser la herramienta de colaboración on-line por excelencia.

    Vista principal

    Lo primero que descubrimos cuando entramos en Google Wave es un interfaz de tres columnas. En primer lugar sobre la primera columna de la izquierda destaca la pestaña “Navegación” que una vez desplegada nos ofrece unas funciones muy similares a las que podemos encontrar en Gmail (una bandeja de entrada, una bandeja de elementos enviados, la papelera, y las etiquetas que tenemos creadas).

     

     

    Debajo del panel Navegación, Google Wave integra una caja en la que se incluyen nuestros contactos, y que viene a ser una versión bastante mejorada de lal espacio Gtalk que ya está integrado en Gmail. En la segunda de las columnas, que viene a representar nuestra bandeja de entrada en Gmail, se encuentra el espacio en donde se almacenan las Waves ya abiertas o activas con otros usuarios. Finalmente, la tercera columna es el espacio que Google ha destinado para que los usuarios puedan crear nuevas olas o conversaciones.

    Cómo Funciona

    Según los responsables de Google, hay que entender Wave como una reinvención del correo electrónico. En este sentido, no hace mucho que declararon que “Si hoy hubiese que inventar el correo electrónico por primera vez, el producto resultante sería algo muy similar a Google Wave”.

    En este sentido las olas o conversaciones que almacenamos no son “mensajes muertos” sino que siempre están activos y se actualizan en tiempo real, sin que tengamos que esperar a que nos llegue un nuevo e-mail. Cuando una conversación ha sido actualizada por alguno de los usuarios que pertenecen a la misma, resalta en negrita, llamándonos a la acción. Si además  uno de nuestros contactos está on-line, aparece un punto verde, indicándonos que podemos interactuar con él.

    Una cosa que hay que tener en cuenta es que podemos mantener abiertas varias conversaciones al mismo tiempo. En este sentido, Google ha dotado a Wave de una estructura modular, de forma que podemos anidarlas en el Dock, y pasar de una a otra con bastante facilidad. Cada vez que una conversación se actualiza, recibimos una notificación.

     

     

    Una de las características más destacadas de Wave es la facilidad con la que podemos compartir todo tipo de contenido. Así, en cada “Ola” que creemos, además de texto podemos incluir fotos, vídeos, mapas de Google, diapositivas, gráficas, etc. que estarán siempre disponibles para el usuario que se conecte con una determinada conversación. 


     

    Al crear una “Ola” en la tercera columna, disponemos de un completo editor con el que podemos integrar todo los elementos que hemos mencionado. Una vez creada, pulsamos el botón “Done” tras lo cual nos salta un Pop-up en el que deberemos seleccionar las personas que queremos que participen en la conversación que hemos creado. En este sentido, a diferencia del e-mail, las conversaciones no se envían entre particulares, sino que siempre están activas, “viviendo en la nube”.

    Comienza la magia

    Lo verdaderamente interesante de Google Wave comienza una vez que empezamos a “compartir la ola”. En primer lugar porque si tenemos la suerte de que alguno de los que comparten la ola está on-line podemos mantener con ellos una conversción en tiempo real, utilizándola como una pizarra digital en la que escribir e intercambiar elementos. 

    Esto puede ser de gran utilidad no sólo en el día a día del trabajo sino incluso cuando hacemos una presentación o hablamos en público ya que podemos mantener una Ola activa que se va actualizando con notas, sugerencias, preguntas, etc.

    Además, de la misma forma que en en el correo electrónico tenemos las posibilidad de contestar a todos los destinatarios de un mensaje a la vez, o bien contestar sólo a uno, Google Wave nos da la opción de gestionar tanto comentarios públicos como realizar comentarios privados. Y la cosa se puede complicar aún más, ya que de cada uno de los comentarios que recibimos podemos tomarlos como punto de partida para una nueva ola inscrita en la primera. En los casos más complejos llegamos a un efecto “muñeca rusa” en la que una misma conversación contiene muchas otras.

    Uno puede pensar que todas estas nuevas funcionalidades pueden convertir la experiencia de usuario en algo bastante complejo de gestionar. Y esto puede ser así, sobre todo si no hemos seguido el desarrollo de una Ola desde el principio. Sin embargo, Google quiere simplificar también esta tarea al máximo, y dispone de una función “Revision Play Back”, que una vez pulsado y a modo de presentación animada, nos va introduciendo y explicando la construcción de una ola determinada.

     

     

    Extensiones y Robots

    Google Wave está pensado para ser no sólo una aplicación, sino también una plataforma de desarrollo, por lo que entre otras cosas admitirá la programación de extensiones y utilidades por parte de terceros.

    De momento ya hay algunos gadgets disponibles en su galería. Así, los afortunados que han recibido la invitación de Google, ya pueden por ejemplo jugar al ajedrez o al risk, pero también programar encuestas (muy útil para ayudar en la toma de decisiones en un grupo de trabajo) o incluso sincronizar una conferencia de audio para varios participantes.

    Pero después de todo… ¿quién lo va a utilizar?

    En MuyPymes pensamos que Google Wave esta destinado a convertirse en la herramienta de colaboración empresarial por excelencia. Es verdad que las primeras impresiones apuntan a que no es una aplicación que se vaya a introducir con facilidad en todo tipo de audiencias.

    Sobre todo porque se trata de un cambio de paradigma, un intento de unificar todos los servicios que ya ofrece Google por separado en una plataforma única. Aunque todavía es pronto para asegurarlo, estamos casi seguros que Google Wave será uno de los elementos principales entorno al cual se construirá Chrome O.S.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.