Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Google Books se defiende de los ataques críticos

    Durante las últimas semanas, autores y editores de media Europa (especialmente en Francia y Alemania) se han levantado en pie de guerra contra el proyecto de digitalización de libros emprendido por Google, denunciando ciertas lagunas en el respeto de sus derechos.

    Aunque la situación en España parece de momento mucho más tranquila, Google ha querido aprovecharel inicio de la feria Liber 2009 para explicar por qué autores, editoriales, librerías y lectores pueden confiar en su mega proyecto Google Books.

    En las últimas semanas se ha vivido un cierto revuelo en el sector editorial. Autores y editores franceses se han mostrado contrarios al proyecto de Google, e incluso el mismo gobierno alemán ha expresado ciertas reservas sobre la forma en que se estaba llevando a cabo. Para tratar de calmar los ánimos, Google ha desarrollado una campaña de información en la que explica tanto a medios de comunicación como a los actores interesados, qué es lo que se está digitalizando, qué derechos y poder de decisión quedan en mano de editoriales y autores y cómo pueden salir beneficiados cuando en las próximas semanas se anuncie que Google tiene la intención de convertirse también en una plataforma de venta de libros.

    Modelo de digitalización

    En España, el encargado de responder a las numerosas preguntas de los medios de comunicación ha sido Luis Collado, responsable de Google Libros para España y Portugal. En primer lugar, Collado quiso dejar muy clara una afirmación que repitió en varias ocasiones durante su intervención: “En ningún caso Google va a publicar un libro que no tenga el consentimiento expreso de su autor o de la casa editora”.

    A continuación explicó cuáles son los libros que Google está digitalizando, y cómo se están ofreciendo al público a su consulta. Y aquí es donde encontramos el origen de la polémica porque si bien en Europa existe un marco regulatorio muy estricto, en Estados Unidos es bastante más flexible. En cualquier caso en ambos mercados se ofrecen los siguientes libros:

    Libros con CopyRight diponibles en el mercado

    Son libros que están sometidos a derechos de autor. Para publicarlos, Google necesita del permiso expreso de las editoriales. En cualquier caso, sólo se publica una parte del mismo, y no se permite al usuario la posibilidad de copiar, almacenar o imprimir su contenido.

     

     

    Libros en Dominio Público

    Son libros que no están sujetos a derechos de autor. En el caso europeo, los libros pasan a formar parte del dominio público trancurridos 70 años de la muerte de su autor. En este apartado Google ha llegado a varios acuerdos con bibliotecas públicas con el objetivo de digitalizar sus fondos. En el caso español, dispone de acuerdos suscritos con la Universidad Complutense y la Biblioteca Nacional de Catalunya. Estos libros sí que pueden imprimirse o almacenarse.

    Libros invisibles para los ciudadanos

    Contienen el grueso de la colección, y representa uno de los puntos más polémicos. Se consideran libros invisibles aquéllos que hayan sido descatalogados por las editoriales, los que estén “huérfanos” de derechos, o los que no se encuentren disponibles en las librerías.

    El problema surge porque mientras en España y Europa Google no puede legalmente  digitalizar este tipo de libros, en el caso de Estados Unidos puede acogerse al término jurídico “Fair Use” que explica que este tipo de libros pueden hacerse públicos si contribuyen a mejorar el conocimiento de la sociedad, siempre que no haya fines comerciales. El problema es que muchos autores europeos pueden ser recogidos en por Google Books en Estados Unidos.


     

    Acuerdo en Estados Unidos

    Hace unos meses Google llegó a un acuerdo con la Asociación de Editores y el Sindicato de Autores de Estados Unidos, de tal forma que se amparaba la digitalización de cualquier obra para el mercado de aquél país. Para ello, el acuerdo preveía la creación de una entidad de gestión de derechos de copyright, gestionada por los propios autores y editores.

    Dentro de esta sociedad, cada autor o editor tiene la potestad de decidir el grado de visibilidad que quiere conceder a sus obras: es decir, los editores podrán decidir qué libros y bajo qué condiciones pueden ser publicados sus libros. El acuerdo incluso prevé que cuando Google comience a servir de plataforma de venta, los titulares de los derechos de las obras les corresponda el 63% del importe pagado por el consumidor, mientras que el 37% quedaría para Google.

    En el caso de que a posteri se reclamasen los derechos de autor de una obra “huérfana”, y su titular exigiese la retirada de la publicación, Google indemnizaría al titular de los derechos de autor con 60 dólares por título y descarga. Actualmente aunque se ha llegado a un acuerdo entre partes, se está a la espera de que sea aprobado definitivamente por un juez de Estados Unidos.

    En este punto, Luis Collado explicó que este acuerdo “afecta exclusivamente al territorio de Estados Unidos, por lo que en ningún caso desde España podrían ser consultadas obras “huérfanas” o que no contasen con una aprobación explícita”

    A pesar de las explicaciones, la polémica está servida, ya que como hemos comentado anteriormente, son muchos los autores y editores europeos que ven con cierto recelo este acuerdo (sobre todo porque no han podido opinar) y que temen que una extrapolación del mismo al territorio europeo, pueda perjudicar sus intereses.

    Y en España ¿qué?

    En palabras del propio Collado, en España “existe un gran interés por el proyecto que Google Libros representan”. “Los editores han comprendido que Google Libros es una excelente plataforma para su negocio, para aumentar sus ingresos y ganar en notoriedad”

    Cuando se le preguntó sobre cómo este proyecto podía afectar a las librerías, sobre todo a las más pequeñas y tradicionales, así como al oficio de librero, se mostró convencido de que en realidad “Google Libros representa una gran oportunidad para que las librerías modernicen su negocio, den al salto a Internet, creen su propia tienda on-line, y de esta forma aumenten sus ventas y su popularidad”.

    Además destacó que Google Books democratiza el acceso al mundo editorial, ya que cualquier autor puede autopublicar su obra sin necesidad de intermediarios. “Todos aquellos que sean titulares de sus derechos de autor pueden publicar su obra en Google Books. Lo único que necesitan es su ISBN” matizó.

    Por último destacó la buena acogida que está comenazando a tener el proyecto en el seno de la Unión Europea, y sin querer adelantar acontecimientos explicó que cabe la posibilidad de que se alcance un acuerdo global con los países miembros de la Unión.

     

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.