Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Paranormal activity: el triunfo de la web 2.0

     ¿Puede una película rodada por actores amateurs, financiada con un presupuesto de menos de 15.000 euros convertirse en una de las películas más vistas del año? ¿Puede convertirse en una de las películas más conocidas sin apenas invertir en marketing?

    Paranormal Activity se ha convertido en el fenómeno del año en Estados Unidos y es la prueba (cinematográfica) de cómo la web 2.0 y las redes sociales pueden popularizar un producto hasta límites insospechados. Te mostramos su caso de éxito.

    “Paranormal activity” recuerda en muchos aspectos a otro de los grandes fenómenos del cine de terror de los años 90: “El proyecto de la bruja de Blair”. Ambas películas son de muy bajo presupuesto (aunque es mucho mayor el del Proyecto de la Bruja de Blair – unos 750.000 dólares.) , y ambas han sido capaces de desbancar de la taquilla a grandes superproducciones de Hollywood.

    Aunque este tipo de fenómenos no es precisamente nuevo, en el caso de Paranormal Activity (cinta en la que básicamente se cuentan algunos supuestos hechos paranormales que ocurren en una casa) su éxito se apoya sólidamente en fenómenos como la web 2.0 y las redes sociales. Y es que mientras que para el estreno de “grandes superproducciones” se suelen invertir millones de dólares en campañas de marketing y merchandaising, este film ha optado con dos aliados poderosos: Facebook y Twitter.

    Historia de una película

    Paranormal Activity es una película rodada hace más de dos años, pero no ha sido hasta que se ha extendido el uso de las redes sociales cuando ha alcanzado el éxito. La película ha sido rodada por Oren Peli , director novel sin demasiada formación específica en dirección (hasta ahora era director de videojuegos), y sus dos únicos personajes, Katie Featherston y Micah Sloat, son actores noveles que nunca habían participado en ninguna película anterior.

    La cinta fue presentada en el Screamfest Festival donde llamó la atención de nada menos que Steven Spielberg y que compró sus derechos con la intención de hacer un remake y promocionar la cinta en los principales circuitos comerciales. Finalmente, desavenencias entre Dreamworks y Paramount dieron al traste con el remake de la cinta pero no con la intención de sus creadores de estrenar la versión original, que ha sido definida por varios críticos como “la película más aterradora de la historia”.

     

     

    Promoción de la cinta

    Detrás de cada éxito suele haber una buena campaña de marketing, y en este caso “Paranormal Activity” no es una excepción. Sin embargo lo que le diferencia de otros productos y el motivo por el cual traemos este caso a MuyPymes es la sencillez y a la vez efectividad con que se ha gestado.

    Los responsables de la cinta partieron de dos premisas básicas, tal y como se recoge en la publicación especializada en marketing “eTc”

    1.- Las opiniones de nuestro círculo de contactos son determinantes a la hora de decidirse por una película u otra.

    2.- Los dueños de las salas no son partidarios de los riesgos. Apuestan por películas que les aseguran un mayor número de butacas vendidas, y por lo general, eso sólo lo pueden garantizar las películas con una fuerte campaña publicitaria.

    A partir de estas premisas, implantaron la siguiente estrategia que en muchos casos puede ser imitada por muchas pymes a la hora de lanzar nuevos productos:

    1.- Un estreno restringido de la película en ciudades que les garantizaban un lleno casi seguro (básicamente ciudades universitarias, donde las películas de terror suelen ser muy bien recibidas).

    2.- Saber canalizar la oleada de críticas positivas a través de Twitter, Facebook, y otras redes sociales, así como en webs de críticas de cine. En todos estos casos, la promoción no ha estado basada en imágenes aterradoras de la película, sino en la reacciones de la gente que la ha visto.

    3.- Presionar a los distribuidores de películas y asegurarles el lleno a los propietarios de las salas a través de un acuerdo con eventful que permite a cualquier usuario solicitar que la película sea proyectada en su ciudad.

    De esta manera, los dueños de las salas podían proyectar la película a sabiendas de que habría una demanda suficiente. A partir de aquí se creó un efecto “bola de nieve” que ya se está extendiendo entre los usuarios de Twitter y Facebook en España y que, como consecuencia ha saltado a las portadas de los principales medios de comunicación del mundo.

    Es evidente que hay muchas diferencias entre la promoción de una película y la de un producto o servicio realizado por una pyme local. Lo importante de este caso es entender sin embargo cómo la red social no es un fenómeno pasajero, sino que ha llegado para quedarse.

     

    También te gustará

    mejor-cms-para-tu-empresa

    El mejor CMS para tu empresa 

    El debate de si hay que estar o no en Internet es cosa del pasado. …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.