Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 alternativas gratuitas a Microsoft Word

    ¿Es Microsoft Word un producto para todos los públicos? Depende. Mientras que hay empresas que realmente necesitan exprimir todas las posibilidades que ofrece Word, en la mayoría de los casos los usuarios podrían trabajar perfectamente con soluciones mucho más sencillas.

    Y si además de sencillas, las soluciones son gratuitas, la combinación es más que perfecta para cubrir las necesidades de la inmensa mayoría de profesionales, pymes y autónomos. En el siguiente artículo te mostramos las diez mejores.

    Abi Word

    AbiWord es uno de los procesadores de texto más veteranos del mercado. Desarrollado en un principio por SourceGear Corporation, hace unos años pasó a ser gestionado exclusivamente por una comunidad de usuarios entusiastas.

     

     

    El proyecto que es open source es también multiplataforma. Se trata de un procesador ligero pero muy completo, que ofrece además soporte técnico gracias al apoyo desinteresado de sus programadores. Quizás no pueda gestionar las “macros” como hace Microsoft Word, pero tampoco lo pretende.

    Bean

    Bean es el ejemplo perfecto de como en ocasiones la calidad y el precio no tienen nada que ver. Este procesador de textos desarrollado para Mac OS X puede que no tenga tantas opciones como otras soluciones más complejas, pero lo que hace lo hace extremadamente bien.

     

     

    El objetivo de sus desarrolladores es ofrecer un procesador de textos completo pero no tan complejo como para distraer al usuario de su cometido principal: escribir sin distracciones. En este sentido se ha hecho un esfuerzo por no ofrecer al usuario opciones que nunca va a utilizar, o presentar en las barras de navegación iconos de dudosa funcionalidad. Todo lo que ofrece se enfoca al acto de escribir y por eso resulta ideal para escritores, periodistas y profesionales que suelen enfrentarse a textos largos.

    Lyx

    Lyx es un procesador de textos orientado a la comunidad científica. Aunque dispone de muchas de las características de otros de los procesadores que reseñamos en este artículo, destaca por una gran integración de fórmulas matemáticas y químicas, y por funciones más que interesantes como la comparación de documentos, módulos para la creación de tests y exámenes, etc.

     

     

    No obstante, si tenéis la intención de probar Lyx debéis tener en cuenta que no dispone de un editor WYSIWYG al uso (aunque dispone de una opción de previsualización) por lo que más que un editor multitarea se trata de una aplicación que utilizaremos para propósitos muy específicos.

    Al igual que la mayoría de los procesadores de los que hablamos en este reportaje, se trata de un desarrollo open source y es multiplataforma.

    IBM Lotus Symphony

    Lotus Symphony es probablemente el desarrollo más parecido a Microcoft Office, sin la necesidad de pagar por una licencia de Office. Se trata de una alternativa más que recomendable al producto de Microsoft como lo demuestra el hecho de que la propia IBM lo haya implantado en los puestos de trabajo de toda la compañía.

     

     

    Si quieres conocer más de cerca qué se esconde en Lotus Symphony no te pierdas el especial que publicamos hace unos meses.


    OpenOffice.org

    OpenOffice es probablemente la suite ofimática open source más popular del mundo. Desarrollada y mantenida por Sun Microsystems desde hace 9 años, se ha convertido en una referencia para miles de usuarios de todo el mundo.

     

     

    Aunque es verdad que no es tan completa ni tan potente como Microsoft Office, dispone aproximadamente del 80% de las funcionalidades que se incluyen en el paquete de Microsoft, lo cual el más que suficiente para cubrir las necesidades del 90% de los trabajadores.

    Grandes instituciones y multinacionales apuestan hoy en día por Open Office como una alternativa más que recomendable. Uno de sus pocos defectos sin embargo es que al estar programada en Java consume muchos recursos, por lo que necesitaremos un ordenador medianamente potente para poder trabajar con OpenOffice con fluidez.

    Neo Office

    Neo Office es un fork de OpenOffice pensado especialmente para usuarios de Mac OS X. Sus desarrolladores han tomado el código fuente de OpenOffice y lo han adaptado a las “particularidades” de Mac OS, ofreciendo una nueva capa de diseño, adaptando algunos de sus comandos y accesos directos, etc.  Visualmente es más atractivo que OpenOffice y puede que los usuarios de Mac aprecien esta versión modificada.

     

     

    Jarte

    Jarte es un desarrollo bastante curioso. Basado en cierta forma en el código fuente de WordPad, permite además trabajar con fluidez con archivos Doc, Docx y RTF. La interfaz en pestañas es bastante original y contiene buena parte de los comandos a los que estamos acostumbrados a manejar en este tipo de programas.

     

     

    Además, incluye algunas opciones interesantes como la posibilidad de organizar y gestionar una lista de tareas, un administrador de notas e incluso un archivo de entradas, de forma que casi podríamos decir que se trata de un híbrido entre Word y Outlook.

    Kword

    KWord es un procesador de textos libre, para el entorno de escritorio KDE, capaz de manejar hojas de estilo y marcos.

    A pesar del nombre, KWord no es simplemente un clon de Microsoft Word, en algunos aspectos importantes es diferente a éste. El esquema de la disposición de textos se basa en marcos, de forma similar al Adobe FrameMaker. Estos marcos pueden ser ubicados en cualquier parte en la página, y pueden incorporar texto, gráficos y objetos incrustados. Cada nueva página es un nuevo marco, pero el texto puede extenderse entre páginas usando la capacidad de KWord para enlazar marcos.

     

     

    El uso de marcos permite que se puedan almacenar complicadas capas gráficas de una forma relativamente fácil en KWord. Aunque en un principio fue diseñado para Gnu/Linux, actualmente dispone de versiones para Windows y Mac.

    Google Docs

    Google Docs forma parte de la suite de productividad Google Apps. Se trata de una suite ofimática que podemos controlar desde nuestro propio navegador, sin necesidad de tener instalado ningún programa. No es el único procesador de textos on-line del mercado, pero sí es el más popular y utilizado.

     

     

    Aunque para muchos el trabajo que se puede desarrollar con Google Docs es un tanto espartano, su verdadero potencial sale a la luz cuando descubrimos sus posibilidades de colaboración, que nos permite intercambiar información con otros usuarios de una forma muy sencilla.

    JDark Room

    JDark Room es un procesador de textos extremadamente minimalista, inspirado en los procesadores de los años 80. Su objetivo es exprimir al máximo la productividad del usuario. Para ello presenta una pantalla negra sobre la que escribir, sin apenas más controles que algunos atajos de teclado.

     

     

    JDark Room anula todas las notificaciones y aplicaciones en segundo plano de nuestro sistema operativo, de forma que las distracciones se reducen al máximo. Su objetivo no es sustituir a MS Word sino hacernos escribir de forma creativa durante el mayor tiempo posible.

     

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.