Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Blogs corporativos: el arte de contar historias

    En un blog corporativo se pueden contar muchas cosas. Hace unos meses publicamos un artículo sobre algunas ideas que podríamos tener en cuenta a la hora de apostar por un blog para nuestra empresa. Hoy, profundizando en esa idea queremos centrarnos en las historias.

    En un corporativo aunque también podemos vender nuestros productos y servicios, lo importante es que seamos capaces de vender historias. Histrorias con gancho, que generen una comunidad y que atraigan a nuevos clientes.

    Historias de descubrimiento personal

    Cuenta como has descubierto una “verdad importante” en tu carrera profesional. Este tipo de historias tienen dos virtudes fundamentales. En primer lugar, nos convertimos en algo como “la voz de la experiencia” capaz de transmitir conocimientos útiles y no sólo de vender productos. Por otra parte, estamos transmitiendo una sensación de cercanía a nuestro lector, contándoles que en realidad todos somos muy parecidos, y la mayoría de las empresas tienen que enfrentarse a problemas que son comunes.

    Analogías e ilustraciones

    Cuenta una historia que en principio no tenga nada que ver con tu empresa o tu actividad económica, pero que en realidad ilustre perfectamente uno de los principios que te definen como empresa. Este tipo de historias se usan desde hace cientos de años, y desde las fábulas medievales a las películas de Disney, esconcen una “moraleja”, una “enseñanza” que resume el espíritu de la historia. ¿Tienes un gran servicio al cliente? ¿Tus productos destacan por su gran diseño? Seguro que hay una forma “menos comercial” para contar esa historia.

    Casos de éxito

    ¿Cómo has llegado a la posición en la que te encuentras actualmente? ¿Qué pequeñas o grandes batallas has sabido librar con éxito? ¿Cómo te has enfrentado a una dura negociación? Los casos de éxito motivan a tus lectores a seguir tu ejemplo, a tomar pautas que pueden servirles de inspiración a la hora de librar sus propias batallas.

     

     

    Historia de un fracaso

    En el mundo corporativo las historias de éxito van unidas casi irremediablemente a muchas otras historias de fracasos, errores y decisiones que resultaron ser equivocadas. Aunque pueda parecerte contradictorio, contar este tipo de historias mejora tu imagen como empresa. Demuestras que has sabido aprender de tu errores, ilustras qué errores no deben cometer otras personas…Este tipo de historias son especialmente inspiradoras para muchos, y aunque parezca mentira pueden ser un gran gancho para atraer lectores (y por lo tanto clientes) a tu blog corporativo.

    Contar la historia de otro

    No es una buena idea utilizar cada una de las entradas de tu blog para hablar de ti mismo y de tu empresa. Los lectores suelen esperar que hables de otros casos parecidos al tuyo, que hables de tu competencia (siempre en sentido positivo) y que en general sepas describir como han tenido éxito otras iniciativas, ya sea de tu sector o de otros sectores.

    Biografías

    Cueta la historia de un gran empresario de tu sector. Cómo empezó, cuáles son las claves de su éxito, etc. No hace falta que sea un directivo actual, puedes referirte a personajes históricos, a dueños de grandes multinacionales, incluso a pequeñas pymes que están luchando por hacerse un hueco en áreas similares a la tuya. Cuando contamos el éxito de otros, estamos relatando nuestro propio éxito.


     

    Autobiografía

    De vez en cuando resulta muy ameno intercarlar historias de nuestra vida personal. No se trata de contar cuáles son nuestros éxitos y nuestros fracasos (eso ya lo vimos antes) sino anécdotas sobre nuestros inicios, curiosidades sobre nuestra personalidad y forma de dirigir la empresa, etc. Consigue transmitir la sensación de que detras del blog hay una persona que quiere contar una historia, y no una empresa que quiere vender su producto y colocar su mensaje. Consigue que el blog de tu empresa sea un espacio no sólo corporativo, sino también personal.

    Elementos multimedia

    Una imagen puede valer mil palabras, y un vídeo puede valer mil imágenes. A veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar exactamente lo que necesitamos comunicar. En este punto elementos como la fotografía, el vídeo e incluso el audio (a través del podcast) pueden enriquecer enormemente la comunicación con nuestros lectores.

    Case Studies

    ¿Cuáles son los pilares de la estrategia de marketing de Coca cola? ¿Por qué es tan bueno el servicio de atención al cliente de Apple? Dedica tiempo a contar a tus lectores cuáles son las buenas prácticas de las grandes empresas del mundo y si es posible incide en el hecho de que tu como pyme, estás siguiendo su ejemplo. Asociar tu marca a la práctica de una gran empresa, beneficia tu imagen corporativa y si eres buen comunicador no tardarás en ver como aumenta tu cartera de clientes.

    Tus lectores 

    Como hemos dicho en muchas ocasiones, un blog corporativo representa una gran oportunidad para crear un espacio de diálogo entre empresa, clientes y lectores. En este sentido una buena idea pasa por dar voz a tus lectores, ofreciéndoles la posibilidad de que cuenten su historia, que aporten material en cualquiera de las categorías que hemos descrito hasta ahora, de forma que se cree una comunidad.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.