Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Analizamos la beta pública de Office 2010

    Hemos probado la beta pública de la nueva entrega de Office de Microsoft, su versión 2010. La empresa de Redmond vuelve a ofrecer un paquete ofimático repleto de posibilidades y con novedades que aspiran a mejorar la productividad del usuario.

    La descarga está disponible de forma gratuita en la web de Microsoft y es posible elegir entre la versión Home and Business con Word, Excel, PowerPoint, Outlook y OneNote, y la Professional que añade Access y Publisher a las aplicaciones anteriores. Os adelantamos que en esta edición, Office realmente vuelve a mercer la pena.

    Uno de los primeros detalles que llaman la atención de la suite es que, al contrario de lo que ocurría con la versión 2007, el proceso de instalación es rápido y sencillo. Microsoft ha decidido poner especial cuidado en este punto, como pudimos comprobar en la instalación del nuevo sistema operativo Windows 7. En menos de siete minutos se instalado el paquete ofimático por completo -apenas ocupa 1 Gbyte – y sólo tendremos que contestar un plan de preguntas sencillas para finalizar el proceso con éxito.

     

     

    La estética de la aplicación mantiene su base en Ribbon, que fue introducida con escaso éxito -muchos usuarios decidieron mantener la existente en Office 97/2000/XP- en la versión 2007. Para solucionar esto se ha mejorado la interfaz y, ahora, resulta mucho más intuitiva y sencilla de manejar.

    Por ejemplo, ha desaparecido el botón superior con el icono de Office y, en su defecto, existe un nuevo menú Archivo, con muchas más funciones, gran cantidad de previsualizaciones y diferentes formas y lugares en las que guardar el documento en cuestión.

     

     

    Microsoft Office 2010 incluye algunas novedades y mejoras que justifican la nueva versión y debería motivar que los usuarios se decidan a adquirir el programa. La primera es que el menú que aparece si se selecciona la aplicación en Windows 7 ofrece accesos directos específicos de cada herramienta que compone Office resultan de gran utilidad, como por ejemplo abrir un documento, mandar por correo el activo e, incluso, agregar nuevos contactos en Outlook.

    Otra de las grandes novedades es el apartado Compartir del menú Archivo. Desde él se puede guardar los trabajos que se realizan tanto en el espacio local del disco duro del ordenador hasta en el espacio que Microsoft ofrece de forma gratuita en Internet, denominado SkyDrive y que está enmarcado en Windows Live.


    Otra opción que existe en este apartado es la opción de guardar de forma automática el trabajo en un blog personal en la Red a modo de post. Cabe destacar que el apartado de Impresión se ha mejorado notablemente, siendo mucho más sencillo de configurar y, también, de previsualizar los resultados.

     

     

    Los proceso de copia y pegado son mucho más efectivos por la posibilidad de conocer cómo quedará el texto antes de decidir como hacerlo. Ahora, cuando se selecciona Pegar aparece un menú con diferentes opciones (generalmente tres) de tipo de pegados, seleccionando cada uno de los iconos aparece el resultado con el formato específico.

    Por lo tanto, es posible decidir como queremos realizar el proceso antes de hacer y, así, no tener que repetir el trabajo si no es convincente. Esta opción también está disponible si se edita el texto, ya sea su color, estilo o fuente.

     

     

    También se ha mejorado de forma evidente el editor de imágenes. Ahora existe una Barra de Herramientas mucho más completa, con opciones adicionales como alineamientos, redimensiones o rotaciones, y los resultados se visualizan casi de forma instantánea.

    Pero si hay algo que llama la atención en esta herramienta es la inclusión de un capturador de imágenes en ella. Las opciones no son muy amplias, pero sí que es posible seleccionar un área específica de los que se ve en pantalla y llevarla directamente a cualquiera de los componentes de Office: PowerPoint, Word e, incluso, OneNote.

    PowerPoint también dispone de añadidos. Dos son los más destacables, la primera es la opción de broadcasting con el apoyo de la herramienta Silverlight de Microsoft. Ahora, el aspecto de la publicación en Internet es mucho más atractivo y, además, se espera que en un futuro no muy lejano aparezcan plugins que permitan trabajar con terceros.

     

     

    El software ofrece nuevas posibilidades a la hora incluir vídeos en las presentaciones: es posible usar streaming (emisiones punto a punto) de los embebidos en páginas web, como por ejemplo YouTube y no hay problema en insertar trabajos realizados en Flash.

     

     


    La herramienta en línea de Office es la joya de la corona de esta aplicación y, sorprendentemente, es la que menos posibilidades de prueba tiene en la Beta. Por lo que se puede comprobar el proceso no es complicado: se dispone de una cuenta Windows Live y, en el espacio de almacenamiento, se incluyen los archivos que se quieran editar on-line (también se pueden guardar desde la aplicación ofimática del ordenador). A partir de ese momento, es posible abrir el documento seleccionado con la herramienta indicada y realizar cambios en él.

    Es importante recordar que la aplicación usada aquí es menos potente que la off-line, pero permite realizar la inmensa mayoría de los trabajos habituales, tales como edición de textos, creación de tablas en Excel o inserción de imágenes.

     

     

     

    Respecto a las nuevas posibilidades de Outlook, éstas van dirigidas a una mejor distribución a la hora de trabajar con esta aplicación y, también, en simplificar la configuración de cuentas. Para lo primero se ha cambiado la presentación de los mensajes y, ahora, todos los correspondientes a una misma comunicación o hilo se adjuntan en una misma línea. Es decir, se trabaja de forma muy similar a Gmail. Sin duda, esto facilita la visualización y organización de nuestro correo.

     

    También comprobamos que la creación de una cuenta es mucho más sencilla, ya que se ha incluido en la base de datos de Outlook gran cantidad de información sobre los servidores más utilizados: Hotmail, Yahoo! y Gmail. Por lo tanto, ahora con indicar el proveedor usado y los datos de usuario y contraseña, automáticamente el programa crea la cuanta deseada. Si lo que se desea es indicar los datos de conexión, el proceso es muy similar a utilizado en Office 2007.

    Conclusiones

    Microsoft se ha puesto las “pilas” y, como ha ocurrido con Windows 7, la nueva versión de Office ofrece grandes mejoras. Buenas sensaciones las de esta Beta de Microsoft Office: novedades interesantes, mejoras en la interfaz y un consumo de recursos más contenido son los resultados del esfuerzo realizado por la empresa de Redmond. Una gran actualización que esperemos se confirme en su versión final.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.