Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Consejos para comprar un eBook en navidades

    Los libros electrónicos han llegado con fuerza y están aquí para quedarse. Ya tenemos varios modelos interesantes en el mercado y, afortunadamente, los precios se han moderado en los últimos meses.

    Tanto para el lector ávido de nuevos títulos como para el profesional (editores, abogados, escritores, correctores, etc.) los lectores de libros electrónicos están llamados a convertirse en una de las herramientas más prácticas del futuro. En esta guía te contamos todo lo que necesitas saber para no equivocarte en tu compra.

    ¿Qué es y para qué sirve un libro electrónico?

    El término libro electrónico es ambiguo y se suele generalizar englobando bajo él tanto a la obra literaria en formato digital como al hardware que permite su lectura. A lo largo del artículo nos referimos al libro electrónico como el dispositivo portátil que sirve para leer publicaciones digitales en una pantalla de tinta electrónica.

    Cualquier usuario de tecnología coincide en que la lectura en una pantalla convencional no es cómoda ni saludable; la imprescindible iluminación de las pantallas LCD o LED que usan la mayoría de nuestros dispositivos resulta muy molesta cuando se trata de leer un texto de tamaño medio y el refresco continuo de la imagen requiere forzar la vista continuamente. Por otra parte, su propia naturaleza las hace muy sensibles a los reflejos, haciendo muy complicada la lectura en exteriores o en escenarios con luz directa y su elevada demanda de energía limita la autonomía del soporte.

     

     

     

    La principal ventaja del libro electrónico es que su pantalla no tiene retroiluminación ni la imagen se genera continuamente sino que, utilizando una tecnología de tinta electrónica, genera páginas estáticas, ofreciendo una experiencia de uso prácticamente idéntica a la de un libro tradicional y garantizando una lectura cómoda durante horas.

     

    ¿Qué libros podemos leer en nuestro lector?

    Con un libro electrónico podemos leer libros en multitud de formatos. Afortunadamente, los últimos modelos incluyen soporte para todos los formatos clásicos (.TXT, .RTF, etc.). EPUB es un formato libre promovido por el International Digital Publishing Forum (actualización del conocido Open book) que cuenta con el apoyo de Google y Sony y permite adaptarse al formato de la pantalla de forma automática. La mayoría de los ebooks disponibles lo soportan.

    Amazon apuesta por un formato propietario para su tienda, el AZW, y además no incluye soporte para EPUB en sus dispositivos. El formato AZW está basado en un viejo conocido para los poseedores de una PDA o smartphones de primera generación: el Mobipocket. Amazon compró a la empresa desarrolladora del formato en 2005 para desarrollar el AZW de sus Kindle.

    El formato PDF es uno de los más populares, pero no el más idóneo para un libro digital. El objetivo de un documento en PDF es conservar la estructura, disposición y apariencia del documento original, siendo mucho más complejo adaptar el texto a las necesidades de la pantalla de los dispositivos.

    En general los libros electrónicos vienen acompañados del software necesario para convertir unos formatos en otros sin demasiados problemas, y suele ser interesante optar por el que recomienda el fabricante (.fb2 en Papyre y similares, EPUB en Sony, etc.) , ya que ofrece mayores posibilidades a la hora de cambiar de tamaño, el tipo de letra, índices, búsquedas, etc. Otros formatos como Microsoft Reader (.lit) o Palm eReader(.pbd) ya han pasado al olvido. Entre las alternativas de software libre para esta tarea no podemos dejar pasar Calibre, un magnífico conversor disponible para los sistemas operativos más populares.

     

     

     


    ¿Cuáles son sus principales ventajas?

     

    Aunque ya llevan tiempo disponibles, ha sido este año cuando los libros electrónicos han empezado a popularizarse en el mercado de consumo. Sus ventajas más evidentes son la comodidad de llevar miles libros sin ocupar espacio, acceder a la ingente cantidad de contenido literario disponible en Internet y, por supuesto, la posibilidad de leer con comodidad en cualquier parte.

    Los que más partido pueden sacar de este dispositivo son los grandes aficionados a la lectura, editores que tienen que leer manuscritos, personas que consultan abundante documentación legal, viajeros frecuentes que no quieren cargar con libros, estudiantes o profesionales que necesitan consultar documentación técnica, por poner algunos ejemplos. Si echamos números y repasamos nuestros hábitos de lectura es fácil calcular lo rápido que amortizaremos el precio del dispositivo.

    ¿Qué libro electrónico elegir?

    Como siempre que nos enfrentamos a una decisión de compra tecnológica es importante reflexionar sobre nuestras necesidades reales. Los ebooks todavía son un producto caro (aunque los precios van bajando) y, evidentemente, no es lo mismo un libro electrónico destinado a uso ocasional que un producto avanzado con conectividad a Internet o pantalla táctil que vamos a amortizar rápidamente utilizándolo a diario.

    Los aspectos a valorar son la pantalla (cuanto más grande mejor), el contraste (se mide en niveles de gris) o que pese lo menos posible. Otros factores importantes son su conectividad, la posibilidad de añadir notas al los textos y su conectividad (WiFi o 3G) para descargar libros de tiendas on-line. La batería suele proporcionar una autonomía más que suficiente para una semana de lectura en todos los modelos, dado el bajo consumo de la tecnología de tinta electrónica.

    El mercado de libros electrónicos actual se puede dividir en dos gamas diferenciadas por precio. Los modelos de entrada son dispositivos que rondan los 300 euros, con pantallas que no suelen superar las 6 pulgadas, sin conectividad a la red para descargar libros y con una calidad de construcción sólo aceptable. Modelos como el Papyre 6.1, el COOL-ER o el Inves Book-600 son algunos ejemplos.

     

     

    Las opciones de gama alta suelen ofrecen pantallas superiores a la 6 pulgadas (a veces táctil), un diseño más refinado, conectividad a Internet (para descargar libros sin necesidad de ordenador desde una tienda on-line). Aparatos como el famoso Amazon Kindle ofrecen valor añadido en forma de tienda asociada con miles de libros disponibles listos para descargar. Otros dispositivos interesantes si el presupuesto no es un problema son el iLiad de iRex o el Nook de Barnes&Noble.


    ¿Dónde puedo descargar libros?

    Existen multitud de páginas web, foros y blogs con cientos de títulos libres y gratuitos que podemos descargar sin problemas. Google Books, el Proyecto Gutemberg o Cervantes Virtual pueden ser tres sitios donde empezar a recopilar clásicos de la literatura universal.

     

     

    Es importante resaltar que puede resultar complicado – y caro – encontrar las últimas novedades del mercado en formato digital y de forma legal. Pocas son las editoriales y librerías que se deciden a ofrecer sus contenidos en formato digital y menos aún las que lo hacen a precio razonable. Estas son algunas de las que tienen contenidos en español: La Casa del Libro, Todoebook, Libros en Red o Liberuned, entre otras muchas. Como comprobará el lector, faltan muchas novedades y el formato estrella suele ser PDF.

    ¿Merece la pena comprarlo ahora?

    Como siempre ocurre cuando hablamos de tecnología, los libros electrónicos bajarán de precio considerablemente y la oferta de libros on-line debería aumentar tanto en cantidad como en calidad los próximos meses. La tecnología ha madurado, no esperamos una gran mejora en sus capacidades (la tecnología de tinta electronica en color es todavía muy cara) y si realmente pensamos aprovecharlo puede ser un buen momento.

    ¿Dónde comprarlo?

    Aunque hasta hace poco tiempo era complicado encontrarlos en tiendas físicas ya están presentes en grandes centros comerciales y tiendas especializadas en tecnología. Por supuesto la oferta disponible en Internet es muy superior y, normalmente, los precios suelen ser mejores. Además muchos modelos sólo podemos comprarlos a tiendas on-line.

    Lo más recomendable, independientemente del sitio donde decidamos comprarlo es dedicar un tiempo a investigar a fondo (nuestra guía de compras puede ser un buen comienzo) sus características, formatos compatibles, capacidad, etc. para decidirnos por el que más se ajuste a nuestro presupuesto. Si además podemos probar uno (de algún amigo o acercándonos a algún sitio donde esté disponible) evitaremos sorpresas desagradables.

     

     

     

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.