Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Windows Security Essentials, el mejor antivirus del año

    Se nos va el año y no está de más que conozcamos cuáles han sido los mejores productos de 2009. Concretamente desde AV-Comparatives.org han hecho una comparativa de antivirus y han establecido que el número uno se lo lleva el antivirus gratuito de Microsoft, Windows Security Essentials.


    Para proclamarlo ganador, Windows Security Essentials ha pasado rigurosas pruebas y ha desbancado en todas ellas a otros antivirus de la competencia, destacando por su rapidez y fiabilidad en el uso. La solución de Microsoft, para luchar contra malware y demás objetos sospechosos, fue la única catalogada como Advanced+ (protección muy avanzada). Esta calificación lo colocó junto a los grandes como Norton, Kaspersky y F-Secure. A su vez Microsoft Security Essentials obtuvo un mejor rango que los antivirus más populares como ESET, AVIRA, Avast y AVG.

    De hecho solamente tres aplicaciones obtuvieron un rango considerado como bueno en la eliminación de malware y sus restos; éstas fueron Norton 2010, eScan y Security Essentials. Parece que los de Redmond han hecho un buen trabajo, además destinado a todos los usuarios que lo deseen sin tener que pagar absolutamente nada por descargarlo.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    • Pingback: Windows Security Essentials, el mejor antivirus del año « inetworks()

    • Pingback: Windows Security Essentials « SomeTail … and more()

    • He could say such sweet things in bweteen the coughs and as much as I wanted to ease him, still the wind grew colder around us. The dying of the season, ran its’ claws over us while raking him far more menacingly. Snow fell at first white and fluffy, to which he dropped something of his own, red and wet. Fluttering slowly, dripping heavily. I can’t seem to remember what came first, but now it was his blood staining my clothes, my hands. They shook so hard too, dabbling at his lips.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.