Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El poder de la imagen llega a los curriculums

    Renovarse o morir, o en este caso…renovarse o no conseguir trabajo. Conseguir un empleo en los tiempos que corren cada vez es más complicado por lo que la originalidad y el saber diferenciarse del resto de candidatos supone un plus añadido para muchas empresas.

    En este sentido, según explican desde la compañía Abemus, no sólo hay que tener en cuenta que el correo electrónico ha sustituido al correo tradicional a la hora de mandar curriculums, sino que se van imponiendo formatos como el video curriculum.

    Fernando Martorell, gerente de esta compañía de comunicación audiovisual barcelonesa, creada en 2005, explica que desde hace un par de meses y como complemento a la carta de presentación que suele acompañar a estos “mails”, Abemus ha creado un servicio de “foto interactiva” un vídeo de un minuto de duración donde el aspirante a ocupar un puesto de trabajo se presenta y da a conocer algunos de sus puntos fuertes.

    La empresa ofrece al candidato asesoramiento previo sobre su imagen y expresión no verbal, y también para mostrar sus capacidades comunicativas en varios idiomas, aspectos muy demandados por algunas compañías cuando busca personal que ha de estar de cara al público, como ocurre con los comerciales.

    “Un vídeocurriculum permite ver cómo te expresas, conocer tu grado de inglés u otro idioma, no tiene que ser una obra de teatro, sino una muestra de cómo te desenvuelves realmente”, afirma Martorell.

    Abemus cuenta en su plantilla con un licenciado en Psicología, experto en Relaciones Humanas, que ayuda a los candidatos a sacarse el máximo partido (qué hacer con las manos, tono y volumen de voz, incidencia en palabras clave) y sobre todo potenciar aquellos aspectos esenciales en su ámbito de trabajo.

    Los aspirantes se colocan frente a la cámara y hacen un sucinto repaso de su vida. Tras ellos hay un pantalla-croma que en la edición de vídeo posterior puede ser de distintos colores y sobre las que se insertan por postproducción algunas de las “palabras clave” que vaya desgranando el aspirante.

    Aunque el servicio está abierto a todo el mundo, Martorell reconoce que los jóvenes se sienten más cómodos delante de una cámara, ya que las nuevas tecnologías, con las webcam de sus ordenadores, les han acostumbrado a ello.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.