Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El Supremo anula varias cláusulas bancarias

    El Tribunal Supremo ha ordenado la anulación de varias cláusulas contractuales de tarjetas de crédito, préstamos e hipotecas del BBVA, Bankinter, Banco Santander y Caja Madrid por ser “abusivas” para el consumidor.

    La Sala de lo Civil de la Audiencia Nacional anula así trece de las diecisiete cláusulas impugnadas por ser, además de “abusivas”, “desproporcionadas” o “confusas” al estimar una demanda interpuesta por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), contra una sentencia dictada en 2005 por la Audiencia Provincial de Madrid.

    Entre las cláusulas anuladas, el Supremo rechaza la que estipula que el propietario de una tarjeta de crédito o de débito es el único responsable de las pérdidas sufridas por su uso fraudulento antes de comunicar su pérdida o robo a la entidad financiera.

    “Las cláusulas que eximen de total responsabilidad a la entidad bancaria de manera indiscriminada y sin matización o modulación alguna son abusivas”, concluye la sentencia, que considera que “son harto frecuentes los casos en que la diligencia de las entidades advirtió utilizaciones indebidas”.

    En este sentido, el Supremo considera también abusivas las cláusulas que eximen a las entidades financieras de cualquier responsabilidad en caso de que alguien sustraiga al cliente su PIN o contraseña de la tarjeta por “coacción” o “fuerza mayor”.

    Además, el tribunal concluye que las entidades financieras deben responsabilizarse de la falsificación y cobro de los cheques, así como del posible mal funcionamiento de los cajeros.

    Derecho a refinanciar las hipotecas

    El Supremo reconoce el derecho del cliente hipotecado a hacer uso de un plazo para tratar de refinanciar la deuda, en caso de dificultades de pago, y anula la cláusula que otorga a los bancos “una facultad discrecional de resolución del contrato por vencimiento anticipado desproporcionada”.

    En este sentido, el tribunal rechaza la capacidad de los bancos para aplicar vencimientos anticipados de los créditos cuando haya “un embargo de bienes” o “disminuya la solvencia del cliente por cualquier causa”. Los bancos podían ejecutar esta cláusula con el impago de sólo una cuota.

    El tribunal también anula la posibilidad del banco de rescindir un contrato de préstamo hipotecario por cualquier causa, así como la cláusula que estipula que la entidad financiera puede hacer vencer una hipoteca cuando se deniegue la inscripción de la escritura, aunque la negativa sea culpa de la entidad.

    Además, el tribunal anula también de los contratos hipotecarios la obligación que asume el cliente, en caso de impago, de pagar las costas procesales, además de la devolución íntegra del crédito. También se anulan las prohibiciones de vender o enajenar las viviendas hipotecadas y la obligación de comunicar la cesión del préstamo a terceros.

     

    También te gustará

    google_cloud_print

    Si tienes una impresora Epson, desactiva ya Google Cloud Print

    Google Cloud Print es una gran solución para todos aquellos que quieren imprimir de forma …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.