Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • “El gran reto es hacer útil la formación”

    El Instituto de Formación Online (IFO) es una de las empresas que más han apostado por la incorporación de las nuevas tecnologías en el campo de formación empresarial, siendo pionera en áreas como el virtual coaching o la integración de las redes sociales.

    En MuyPymes hemos entrevistado a Ignacio Aliende, director del Área de desarrollo empresarial de IFO, quien nos ha trasladado sus impresiones sobre la situación de la formación en España y cómo ve binomio formación-nuevas tecnologías. 

    El Intituto de Formación Online nace hace 14 años con la vocación de dar servicios de e-learning, en un país que estaba dando sus primeros pasos en Internet y en el que conceptos como formación on-line sonaban casi a revolucionarios, pese a que la experiencia posterior llevó a muchos a replantarse de nuevo este tipo de enseñanza.

    La experiencia de esos años y el haber desarrollado proyectos formativos para grandes instituciones públicas (como el ICEX o el IMSERSO) y privadas (ADECCO, Garrigues, etc.) y asociaciones empresariales y pymes (a través de proyectos en colaboración con la Escuela de Organización Empresarial o la Fundación Bancaja) les ha llevado a convertirse en uno de los actores más respetados dentro de la formación a distancia.

    MuyPymes: Una idea muy extendida en la sociedad española es que normalmente la formación presencial es de mayor calidad que la formación on-line.

    Ignacio Aliende:
    Cuando las empresas comenzaron a ofrecer cursos de e-learning se llegó se produjo una sensación de decepción generalizada.

    Coincidiendo con el estallido de la burbuja .com, una buena parte de la sociedad había puesto muchas expectativas en el e-learning, en el sentido de que parecía que las personas serían capaces de aprender enchufadas a un ordenador, como si fuésemos máquinas. Esto tenía un déficit muy grande, porque no dejamos de ser personas.

    Con el paso del tiempo hemos comprendido que ya sea a través de formación e-learning, ya sea formación presencial a las personas les gusta comunicar, tener una interacción social, tener una experto cerca que nos guíe, que haya actividades informales entorno a la formación… y creo que todos estos elementos fueron los grandes olvidados de la primera época del e-learning, demasiado centrada en los textos académicos.

    Sin embargo, hemos aprendido de nuestros errores, y ahora más que por el e-learning estamos apostando por la auto formación. Hemos conseguido que la formación a través de las nuevas tecnologías sea una realidad, pero sin olvidarnos de los aspectos de los que hablábamos antes.

     

     

     Programa de Virtual Coaching del IFO

     M.P: ¿Qué tipo de formación es la más demandada por pymes y asociaciones empresariales?

    I.A: Normalmente en nuestros proyectos de área de desarrollo empresarial solemos ir de la mano de otras organizaciones, de modo que les damos soporte bien como formadores, bien como partners o suministradores de contenidos a que un colectivo bien definido se forme.

    Por ejemplo, hemos trabajamos desde proyectos como el desarrollado por la Fundación Bancaja para ayudar a nuevos emprendedores a dar forma a su idea de empresa, proporcionándoles las herramientas adeacuadas, hasta otros como el de la Escuela de Organización Industrial (EOI) en el cual estamos creando un portal de innovación para las empresas consolidadas que quieren dar el siguiente paso (por ejemplo hacia la internacionalización)

    M.P: Además de seguir un modelo clásico de formación on-line, hacéis una apuesta muy seria por la web 2.0

    I.A: Redes sociales como Facebook o LinkedIn ya tienen una población gigantesca, muy superior a la de muchos países del mundo, por lo que se han convertido en canales clave para comercializar servicios, mejorar procesos, etc. y esto tienen que verlo las pymes de nuestro país.

    De hecho, uno de los proyectos por los que estamos apostando con más fuerza en estos momento es la definición y creación de una red social dirigida exclusivamente a emprendedores, que sea capaz de dar respuesta a sus necesidades, creando vehículos de comunicación entre profesionales.

    Se trata de una red que por ejemplo puede dar respuesta a un pequeño empresario valenciano que quiere empezar a exportar sus productos. Gracias a este proyecto este hipotético empresario podría contactar con posibles partners dentro de la región de valencia, distribuidores que le ayuden a acometer su proceso de internacionalización, acceder a contenidos formativos muy concretos (por ejemplo, cómo exportar a Canadá), etc.

    Al final la web 2.0 nos permite acceder a un conocimiento de una forma mucho más rápida, y complementa perfectamente otro tipo de curso de formación que podemos (o no) estar recibiendo en ese momento.

    M.P: Una nueva red social para emprendedores se puede solapar con otras redes profesionales como LinkedIn o Xing

    I.A: Creemos que se trata de un proyecto que complementa a las grandes redes sociales profesionales. Lo primero que aporta nuestro proyecto es rapidez, ya que por ejemplo si realizamos una búsqueda en LinkedIn, podemos obtener una cantidad de información excesiva, de modo que lo que nos interesa acaba perdiéndose en una maraña de resultados.

    En este sentido, las redes sociales más pequeñas tienen la capacidad de ofrecer un contenido extremadamente especializado, muy difícil de encontrar en las redes más grandes en las que prácticamente cabe de todo. Además en una red social más pequeña como en la que estamos trabajando obtenemos una segunda ventaja, que no es otra que la de la creación y promoción de una marca que sea reconocible para el emprendedor.


    M.P: Uno de los servicios que ofrecéis a las empresas es la posibilidad de contar con un coach virtual. ¿En qué consiste exactamente?

    I.A: El coach virtual es uno de los servicios más demandados por los empresarios que dan sus primeros pasos, y forma parte de algunos de nuestros programas formativos. Básicamente ayuda a los alumnos a clarificar su idea de empresa, o solventa sus dudas gracias a reuniones periódicas que se mantienen a través de Internet, normalmente gracias a un sistema de videoconferencia.

    Normalmente, y aunque se suele incorporar el coach en proyectos a medida, solemos incorporar módulos o de uno, tres o seis meses de asesoramiento, dependiendo de la complejidad del proyecto formativo.

    Aunque en esencia el servicio del coach no es significativamente más económico que el de un tutor presencial, sí que se produce un importante ahorro de gastos de desplazamiento, lo cual puede ser una partida de gasto muy importante para los emprendedores o profesionales que no viven en las principales ciudades.

    M.P: Otro de los servicios que ofrecéis y que no es común en la oferta de muchas empresas es el Play Learning

    I.A: El Play Learning es la evolución del concepto “Hacer útil la formación”. Ahora mismo la tecnología hace posible que a través de un juego podamos aprender a resolver determinadas situaciones.

    Por ejemplo una de nuetras últimas actuaciones en un contenido formativo denominado English World, un juego en el que el alumno se pone en la piel de un personaje que tiene que hacer un viaje de negocios a Londres, y que por lo tanto tiene que atravesar diversas etapas como la llegada al aeropuerto (con la pérdida de maleta correspondiente), coger un taxi, la llegada al hotel, etc.

    Lo que conseguimos es una aventura gráfica que divierte al alumno, pero que también le forma y le ayuda a superar los retos diarios con los que se tiene que enfrentar. Otro proyecto similar, “Las empresas se forman jugando al trivial”, no es tan sofisticado como el anterior, pero sigue la misma metodología de formación a a través del juego.

    M.P: El principal de los problemas que se le achacan a la formación on-line es la “manga ancha” que muchas empresas emplean en la evaluación de los alumnos, y el fraude que cometen en la bonificación.

    I.A: El problema de la evaluación de la formación no se da únicamente en la formación on-line sino que es común a todo tipo de formación impartida en la empresa.

    El problema es que muchas empresas no enfocan la formación hacia un objetivo claro y tangible, por lo que encontramos continuamente alumnos que acuden obligados a una formación que en realidad no desean recibir pero que la empresa se quiere bonificar.

    En cuanto a la financiación de la formación, aunque es una iniciativa loable por parte de la Administración porque consigue que la acción formativa llegue a muchas empresas, en realidad es algo contra lo que hay que luchar, porque da lugar a un fraude encubierto muy importante.

    Afortundamente en los últimos años la Administración se está esforzando en los últimos años en profundizar las inspecciones, y eso es algo que aunque muchos no lo vean así, va en favor de las empresas de formación.

    M.P: ¿Dónde ves la enseñanza on-line dentro de cinco años?

    I.A: Creo que las nuevas tecnologías van a dar un nuevo impulso a la formación on-line. Creo que nos dirigimos a una oferta de contenidos mucho más prácticos e interactivos, que van a ser impulsados fuertemente por las redes sociales.

    Además estoy convencido que nos dirigimos hacia la internacionalización de la formación, y gracia al auge de las redes sociales, cualquier acción formativa va a poder ser impartida simultáneamente en varios países, de modo que se va a impulsar aún más la colboración entre los alumnos, se van a fomentar los grupos de trabajo…etc. vamos hacia la socialización de la formación.
     

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.