Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Google desafía a China

    Las relaciones entre Google y China siguen bastante tensas. Al buscador del gigante de Internet se le sigue practicando la censura en el país y la compañía no llega a ningún acuerdo con el gobierno del lugar. Tras las últimas declaraciones del ministro de Industria e Información Tecnológica, Li Yizhong, que aseguraban que hay que respetar las leyes Chinas, Google ya era consciente de que su paso por China tendría punto y final, pero no ha querido abandonar sin luchar.

    Ayer la compañía redirigió las búsquedas a su página radicada en Hong Kong, una región autónoma dentro de China desde 1997, que ofrece a sus ciudadanos una libertad mucho mayor en Internet. Según comentaba el vicepresidente ejecutivo David Drummond ayer por la tarde, “queremos que la mayor cantidad posible de gente tenga acceso a nuestros servicios, incluidos los usuarios de China. Pero el Gobierno chino ha dejado muy claro en sus conversaciones con nosotros que la auto-censura es un requerimiento legal no negociable”.Tenemos la esperanza de que el Gobierno de China respete nuestra decisión, aunque somos conscientes de que podría bloquear el acceso a nuestros servicios en cualquier momento”.

    La pregunta es: ¿respetará China esta decisión o estará pensando en un próximo movimiento estratégico? El caso es que lo tiene difícil. Según Rebecca MacKinnon, antigua profesora universitaria en Hong Kong, “el hecho de que sus servidores se alojen en Hong Kong implica que las autoridades chinas no podrán detener o procesar a ninguno de los responsables de mantener la página web”. “El único recurso que le queda a Pekín es el bloqueo total de algunas páginas o del sitio completo. Si Pekín quiere censurarlo, deberá prohibirlo por completo”, añadía MacKinnon.

    Según cuenta El País en su edición digital, Google también anunció ayer que, de momento, sus oficinas en China seguirán en funcionamiento. La compañía tiene contratada en China alrededor de 600 personas, la mitad en el departamento de investigación y desarrollo y la otra mitad en el de ventas.

    Si Google se marcha del país definitivamente no sólo sufrirán sus empleados, la compañía también perderá ingresos. Según un reciente análisis de la consultora JP Morgan, la compañía registra en China unos ingresos anuales cercanos a los 600 millones de dólares (440 millones de euros). A pesar de ello, se trata de una cifra ínfima comparada con los 23.000 millones de dólares (16.000 millones de euros) de ingresos de sus negocios globales en 2009.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.