Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Managed Services de Gateway

    Para una empresa ser competitivos significa estar a la última en tecnología pero también tener uina infraestructura informática que sea eficaz. Pero esa inversión se tiene que poner en valor con un mantenimiento  eficaz y rentable por lo que en muchos casos se impone la externalización.

    Productos como los Managed Services de Gateway proporcionan una forma asequible y fiable de tener controlados y en funcionamiento los elementos de la infraestructura tecnológica de la empresa a la vez que tenemos un control sobre ellos.

    Gateway Managed Services

    Una pequeña o mediana empresa tiene ante sí el reto de disponer de una infraestructura TI competitiva que le permita sacar el máximo partido a su negocio y no quedarse atrás frente a su competencia. Cada vez más tanto los negocios más ligados a la tecnología como los más tradicionales dependen en gran parte de la infraestructura informática y tecnológica para ser eficaces. El correo electrónico, la intranet, la página web, la tienda on-line, la gestión de proyectos, la contabilidad… muchos factores que dependen del correcto funcionamiento de una infraestructura que tiene que responder al ciento por cientoi en todo momento.

    Necesidades TI

    Las tecnologías de la información se han transformado en un motor de cambio y de competitividad de las empresas modernas. No sólo es importante disponer de herramientas informáticas para mejorar los procesos productivos, sino también estar presentes en la red y estar comunicados, si queremos que nuestra empresa tenga una presencia más que local o llevar la gestión de clientes a través de un avanzado CRM.

    Esto requiere de una inversión inicial en hardware y software además de una implementación adecuada pero también una inversión importante en personal y tiempo para que la infraestructura tenga un mantenimiento adecuado y exista una repuesta inmediata en caso de problemas. La dependencia que mencionamos al principio no permite lujos, y horas o incluso días sin la infraestructura en perfecto funcionamiento pueden suponer un parón productivo que es muy difícil de afrontar. Se presenta el eterno dilema de controlar el coste total de propiedad y maximizar el retorno de inversión en TI.

     


    Gestión de recursos

    Entonces es cuando a la pyme se le presenta un dilema: ¿cuántos recursos de mi empresa, tanto de personal como económicos, tengo que sacrificar para que mi infraestructura esté a salvo de sobresaltos y correctamente actualizada? La respuesta es compleja y en muchos casos se hacen sacrificios en la calidad de ese mantenimiento, con empleados que dedican su tiempo a otras tareas además de al mantenimiento, o de tipo económico, contratando un personal que no necesitamos todo el tiempo pero que ocupa un lugar en la plantilla.

     

    La respuesta, como a muchos otros dilemas tecnológicos hoy en día, es la externalización, servicios de mantenimiento y supervisión de la estructura TI de la empresa por parte de una empresa externa. Las ventajas son evidentes:

    Ahorro de costes. No sólo porque una solución de servicios de control externo puede resultar más económica que un departamento interno, sino también evitamos problemas con los clientes o la producción que pueden dañar desde el punto de vista económico o de imagen

    Mejor y más rápida solución de problemas. Las intervenciones se hacen de inmediato, sin necesidad de esperar a que un técnico se persone en la empresa

    Supervisión constante por parte de profesionales. Siempre son los técnicos adecuados los que actúan en caso de problemas.

    Servicios avanzados de monitorización que pueden incluso cubrir nuestra página web, los portátiles de la empresa o la conexión de banda ancha

    Infraestructura siempre disponible en las mejores condiciones de funcionamiento.

    Disponer de informes que nos permiten evaluar la calidad de nuestra infraestructura y, en su caso, decidir si mejorarla o no y evaluar la importancia de disponer de un servicio siempre a punto para resolver problemas.

     

    En cualquier caso este tipo de soluciones externalizadas permite que la empresa se dedique a desarrollar su negocio sin preocuparse de la tecnología que facilita el que el negocio siga adelante. Son los llamados “Managed Services”.

     


    Gateway Managed Services

    Gateway ofrece en este caso su paquete de “Managed Services a través de sus partners. Se trata  de servicios que abarcan prácticas de supervisión y gestión de su infraestructura TI durante las 24 horas y todos los días del año. Esta supervisión puede abarcar desde los sistemas físicos hasta el software pasando por los recursos virtuales.

    Las intervenciones no solamente se producen sobre un aviso que tenga que dar la empresa de que algo no va bien. Los proveedores de los Managed Services monitorizan en todo momento el estado de nuestros activos TI e intervienen solucionando en una gran parte de los casos los problemas de forma remota sin que nos enteremos más que consultando el informe posterior.

     

    Esto le permitirá dormir tranquilo sabiendo que la infraestructura TI de su empresa no se va a detener pues alguien vela porque siga funcionando. En el caso de este servicio de Gateway se añaden más ventajas a las ya señaladas.

    Arquitectura abierta que permite su adaptación a cualquier entorno cliente

    Detección automática de sistemas, hardware o software(sin necesidad de actualizar datos por parte de la empresa)

    Solución sin agentes. Solamente se precisa de un software poco invasivo y que apenas consume recursos en uno de los servidores de la red de la empresa.

    Informes mensuales y trimestrales mostrando incidencias y trabajos realizados remotamente.

    La supervisión de sus sistemas las realiza el proveedor de servicios a través de Gateway Managed Services.

    Managed Workplace 2009

    La supervisión remota se realiza a través de la aplicación Managed Workplace 2009, que dispone de módulos de administración desarrollados gracias a la colaboración con más de 85 fabricantes de los productos tecnológicos empresariales más vendidos. Esto permite supervisar dispositivos y el funcionamiento de software de la forma más eficaz, ya que los módulos han sido desarrollados con el apoyo de los proveedores asociados con Gateway. Esta alianza permite ofrecer soporte el mismo día o como mucho al día siguiente de cualquier nueva versión del producto de la empresa asociada, como Microsoft, que hayamos instalado.

     

     
    Managed Workplace 2009 funciona a través de la alerta y supervisión de los elementos de la infraestructura TI. Se establecen alertas con el objetivo de supervisar la salud de los distintos sistemas. Existen módulos de administración para productos de los principales proveedores, desde Intel e IBM pasando por McAfee, Microsoft, Toshiba… Estos módulos son modificables e incluso es posible crearlos a medida.

    Cada mes se agregan nuevos módulos de administración para compatibilizar Managed Workplace con los nuevos productos o versiones que salen al mercado. Es la aplicación Onsite Manager la que se ocupa de detectar los cambios en la infraestructura que se agregan a los Grupos de servicio para agregar los módulos de administración que se precisen.

    Gestión de elementos

    El Managed Workplace puede gestionar distintos elementos. Por un lado los activos de hardware, supervisando el funcionamiento de cualquier dispositivo que disponga de una dirección IP incluyendo PCs o servidores, pero también enrutadores, cortafuegos e incluso teléfonos de Voz sobre IP. Permite además supervisar el inventario y controlar el vencimiento de las garantías. En el caso del software es posible controlar el funcionamiento del software auditado y detectar la instalación de aplicaciones no autorizadas. También hace un seguimiento de licencias y actualizaciones. 

     

     

    Igualmente es posible supervisar el parque de informática móvil a través del Offsite Gateway y el Offsite Assistant. Se instala una aplicación ligera que se instala en los ordenadores portátiles para que puedan ser supervisados también por Managed Workplace a través de la red o Internet. Permite entre otras cosas una protección adicional contra la pérdida o robo de los equipos.

    Otra utilidad del Managed Workplace es la supervisión del ancho de banda de conexión o la de las aplicaciones a través de Internet o páginas web. Podremos de esta forma supervisar la calidad del servicio del proveedor de conexión y tener un control sobre las aplicaciones web o las páginas web que ofrecen servicio a nuestros clientes.

    Se trata de un apartado fundamental que no solamente protege la entrega de información y servicio a través de Internet a nuestros clientes (tiendas on-line, aplicaciones web, publicaciones…) sino también protege nuestra imagen al controlar que la presencia en la web de la empresa funcione siempre correctamente.

     


    Alertas

    Se establecen prioridades para las alertas de forma que siempre se tienen controlados los procesos y elementos más sensibles o más solicitados. Con los módulos siempre al día se asegura una pronta respuesta, la emisión de las alertas con la máxima información posible y la posibilidad de corregir correctamente los problemas que vayan apareciendo. Se pueden programar las alertas estableciendo quién las recibe y de qué forma.

     

     

    Gracias al trabajo con los partners,  los módulos de administración son capaces de emitir alertas antes de que la situación sea crítica y con abundante información sobre el funcionamiento defectuoso del elemento que ha provocado la alerta.

    Control remoto y generación de informes

    Hemos visto cómo el software Managed Workplace de Gateway es capaz de supervisar cualquier elemento tecnológico de la empresa y establecer alertas para avisar del funcionamiento incorrecto o de la instalación no autorizada de elementos. Pero llega el momento de que ocurre un inconveniente y hay que repararlo.
    El servicio de Managed Services dispone de la posibilidad de realizar sesiones remotas en cualquier ordenador con distintos sistemas operativos para realizar los cambios necesarios en los equipos sin interrumpir el trabajo de los usuarios en la mayoría de los casos.

    Otro elemento importante es el de los informes, que nos permitirán comprobar el funcionamiento de la infraestructura tecnológica de la empresa a la vez que conseguimos mucha más información valiosa que nos permitirá optimizar la estructura. Se pueden obtener informes específicos sobre seguridad, salud, rendimiento y gestión de actualizaciones y parches. Es posible crear informes personalizados e incluso es posible obtener informes que nos permitan emitir documentos para los clientes e incluso para las autoridades, por ejemplo en el apartado de seguridad y privacidad.

    También te gustará

    holiday-gifts

    Diez regalos tecnológicos con los que conquistar a un emprendedor

    Para bien o para mal las navidades ya están aquí. Y tanto si nos hace …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.