Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Analizamos el nuevo LG Mini GD880

    El nuevo LG Mini GD880 es un móvil de prestaciones avanzadas que destaca por su cuidado diseño y tamaño compacto. Con una pantalla táctil capacitiva de 3,2 pulgadas, completas opciones de conectividad y un sistema operativo propietario estable e intuitivo.

    La propuesta de LG se posiciona como una interesante alternativa en un mercado dominado por Nokia, Apple y terminales basados en Android. Probamos el nuevo LG Mini GD880 en el laboratorio técnico de MuyComputer. 

    Recibimos el LG Mini GD880 en la caja retail, un sencillo embalaje que incluye, además del teléfono el cargador, auriculares con manos libres, un cable de datos, manuales, drivers y software. Echamos de menos que no incluyan una tarjeta microSD de serie, dados los escasos 330 Mbytes disponibles en la memoria interna del teléfono.

     

     

    El LG Mini GD880 mide 102 x 47,6 x 10,6 mm. y solo pesa 99 gramos con la batería instalada, siendo uno de los terminales de gama alta más compactos y ligeros que hemos tenido la ocasion de revisar. LG ha reducido los botones físicos a tres (volumen, encendido/bloqueo y cámara) dejando la pantalla táctil capacitiva del teléfono como interfaz de control principal.

    La calidad de construcción es notable, aunque a primera vista la ligereza del terminal, la tapa para la ranura microSD y el plástico posterior no causan la impresión que esperamos de un teléfono de gama alta. Sí nos convence el ensamblaje, más que correcto, la elegancia y robustez que proporcionan los perfiles metálicos y la ausencia de tornillería a la vista.

     

    El nuevo móvil de LG cuenta con una pantalla de 3,2 pulgadas (resolución nativa de 480 x 854 píxeles) con tecnología tactil capacitiva. Su elevada densidad de puntos por pulgada le permite mostrar textos, imágenes y vídeos con una nitidez y contraste impresionantes. Sin lugar a dudas, estamos ante uno de los puntos fuertes del terminal.

     


    LG ha optado por un sistema operativo propietario ágil y rápido con la interfaz S-Class cómo elemento diferenciador. Terminales como el LG Arena (que ya analizamos en profundidad en MuyComputer) o el BL40 Chocolate son dos ejemplos de teléfonos avanzados basados en esta solución que la firma coreana ha ido adaptando al hardware disponible en cada momento.

     

    Además de algún cambio estético menor y la adaptación de los menús a una pantalla de mayor resolución la nueva interfaz prescinde de famoso “cubo” (como ya comentamos, una solución más curiosa que práctica) optando por un práctico sistema de escritorios deslizantes similar a lo hemos visto en Android.

     

     

     

    Agregar nuevos elementos a la pantalla (widgets, accesos directos o marcadores) es tan sencillo como arrastrarlo al escritorio y si agitamos el teléfono se alinean de manera automática. LG ha optado por implementar un sistema multitarea clásico, con un gestor de aplicaciones abiertas siempre disponible y que permite pasar de una a otro y cerrar las que no necesitemos con un par de pulsaciones.

     

    Si tocamos la barra de estado superior tendremos acceso a un menú de acceso rápido a funciones como la conectividad WiFi, el reproductor multimedia, la alarma o el correo electrónico. De nuevo una clarísima herencia de Android bien implementada por LG.

     

     

     

     

    En términos generales S-Class ha madurado bien y gracias al potente procesador y la generosa cantidad de RAM que incorpora el LG Mini GD880 la experiencia de usuario es plenamente satisfactoria, incluso con uso intensivo y varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo.

     

    Como curiosidad, comentar en detalle una de las funciones con las que LG publicita su producto y que ya pudimos ver en modelos anteriores: LockScreen. Gracias a su pantalla táctil, es posible “dibujar” gestos predefinidos para bloquear el teléfono, realizar una llamada, poner música o apagar la alarma (hay hasta nueve disponibles). El reconocimiento en pantalla funciona muy bien, pero pensamos que la mayoría de usuarios terminarán optando por el método tradicional una vez pasada la novedad.

     

    De serie LG incluye algunas aplicaciones (clientes de Facebook y Twitter, un visor de documentos de Office y un par de juegos), aunque es posible descargar más de la tienda online. Aunque está muy lejos de la oferta disponible en Android Market o la App Store, no deja de ser una alternativa interesante para adaptar el teléfono a nuestras necesidades en algún campo concreto.

     

    Una de las incorporaciones más interesantes es el nuevo navegador web, con soporte para HTML5 y mucho más rápido que el de modelos anteriores. La interfaz se ha simplificado al máximo y ahora ocupa menos espacio. Merece la pena destacar el zoom inteligente (muy similiar a lo que ofrece el iPhone) y la detección automática de orientación por acelerómetro.

    El LG Mini GD880 incorpora un cliente de correo electrónico muy fácil de usar (los servicios de correos más populares vienen configurados de fábrica, sólo necesitamos introducir el nombre de usuario y la contraseña) y con soporte para POP3 e IMAP4.

     

    En nuestras pruebas de uso real hemos encontrado dos inconvenientes que pueden ser importantes para usuarios profesionales: no admite adjuntos de más de 2,2 Mbytes y no soporta archivos comprimidos, aunque podemos guardarlos en la memoira del teléfono para enviarlos al ordenador. Sí nos ha gustado la función vista previa de documentos de Office y PDF, directamente desde el cliente de correo.

     


    A estas alturas  casi no merece la pena detenerse en el apartado teléfonico. Los terminales actuales ofrecen una excelente calidad de sonido y buena recepción incluso en condiciones complicadas, además de tener todas las funciones que necesita incluso el usuario más avanzado. La propuesta de LG no es una excepción en este sentido.

     

    El LG Mini GD880 integra un completo reproductor multimedia compatible con los formatos más populares del mercado, incluyendo DivX/Xvid. Incorpora la tecnología Dolby Mobile (es imprescindible adquirir unos auriculares de cierta calidad para aprovecharla). No faltan la radio FM con RDS, un completo gestor de listas inteligentes o una galería fotográfica con avanzados efectos gráficos, entre otras funciones.


    Discretamente situada en la parte posterior del terminal encontramos el grupo óptico de una cámara con sensor de 5 megapíxeles (2560 x 1920 píxeles) con autoenfoque, sistema de detección de sonrisas y geoposicionamiento de fotos.

     

    La calidad de las fotografías es notable (siempre teniendo en cuenta las limitaciones clásicas de una óptica de este tamaño) siempre que las condiciones de luz acompañen. No tiene flash, aunque teniendo en cuenta los pobres resultados que ofrecen los móviles en fotografía nocturna tampoco nos parece una gran pérdida. Además de tomar fotos también podemos grabar vídeo en calidad VGA aunque con el framerate limitado a 15 fps, esta función se queda en mera anécdota.

     

    LG ha instalado una batería de 1000 mAh que promete una autonomía de hasta 7 horas en conversación y 330 en espera. En nuestras pruebas conseguimos entre uno y dos días de uso real, dependiendo de las opcioens de conectivida activadas (es muy recomendable mantener WiFi, Bluetooth y APGS desactivados cuando no los necesitemos) y el uso multimedia que hagamos.

     

     

     

     

    Conclusiones


    El LG Mini GD880 es un terminal práctico, fácil de usar y repleto de posibilidades que compite directamente con modelos como el Nokia X6 o el Samsung S8500 Wave, por poner dos ejemplos recientemente analizados en el laboratorio.


    Los usuarios que buscan un primer smartphone (o una opción sencilla pero versátil) compacto, ligero y con un precio razonable encontrarán en la propuesta de LG un producto muy bien construido y con un sistema operativo rápido y eficaz. Aunque lejos de la versatilidad del iPhone o de los mejores terminales basados en Android, el LG Mini GD880 juega bien sus bazas y ofrece una interesante combinación de diseño y tecnología por un precio muy ajustado.

     

    Entre los aspectos que más nos han convencido destacamos la positiva evolución del sistema operativo propietario y su excelente pantalla. Como puntos mejorables algún detalle de la construcción, la falta de una tarjeta microSD de serie (un detalle que, lamentablemente, se está convirtiendo en habitual con muchas marcas) y algo más de autonomía.

     

    El nuevo LG Mini GD880 esta disponible libre por 349 euros aunque operadoras como Movistar, Vodafone oYoigo lo ofrecen desde 0 euros asociado a un contrato con compromiso de permanencia.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.