Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Nokia N8: primer contacto y análisis

    El Nokia N8 es, sin lugar a dudas, uno de los terminales más esperados de la temporada. Hardware de última generación, excelente calidad de construcción y la última evolución de Symbian como sistema operativo son los puntos fuertes del último representante de la serie N.

    Nokia nos ha ofrecido la oportunidad de probarlo en primera persona y y os contamos qué podemos esperar de la gran apuesta de Nokia en el mercado smartphone. El Nokia N8 estará disponible después del verano por unos 500 euros (libre). 

    En MuyPymes hemos hablado mucho del nuevo Nokia N8, un smartphone avanzado con el que la compañía finlandesa pretende recuperar en terreno perdido en la gama alta. Tras un N97 que no terminó de convencer al mercadoalgún intento que podemos calificar de exótico, en este terminal Nokia vuelve a la clásica combinación que siempre caracterizó a la serie N: hardware de última generación, un sistema operativo solvente y excelente calidad de construcción.


    No nos detendremos a comentar las especificaciones técnicas del dispositivo, ya conocidas desde hace meses. Recomendamos al lector consultar este extenso artículo donde exponíamos al detalle qué ofrece el Nokia N8 a nivel de hardware así como la lista de especificaciones finales que acompaña a esta revisión.

     

    Gracias al acelerómetro incorporado podemos utilizar el terminal en horizontal o vertical.

     

    El Nokia N8 presenta una excelente calidad de construcción, destacando el chasis de aluminio anodizado(exceptuando el marco de la pantalla y los perfiles, que son de plástico de alta calidad) y un ensamblaje brillante aunque con algún truco: para mejorar la solidez estructural del terminal Nokia ha optado por utilizar tornillos para asegurar la tapa posterior. En la práctica supone que tendremos que quitarlos para cambiar la batería o insertar la SIM (operaciones que deberían ser poco habituales por otro lado).

     

     

    Para mover el sistema operativo y las aplicaciones los ingenieros de Nokia han optado por combinar un procesador principal ARM a 680 Mhz con una GPU independiente que se encarga de mover el contenido multimedia, los videojuegos que necesiten potencia de cálculo y determinadas partes de la interfaz gráfica. De serie, incluye 256 megabytes de RAM. Según el fabricante y como pudimos comprobar, Symbian^3 se ejecuta de manera fluida con estos mimbres y su eficiente gestión de memoria virtual le permite afrontar escenarios multitarea sin problemas.

     

    Uno de los aspectos que más criticamos del último gran exponente de la serie N fue su pantalla resistiva. Afortunadamente Nokia ya ha demostrado su buen hacer con la tecnología capacitiva en varios modelos y el Nokia N8 ofrece una pantalla fantástica. La resolución nativa de 640 x 360 no es de récord (el iPhone 4 o elSamsung Galaxy S lo superan, por poner dos ejemplos) pero ofrece una densidad de punto más que suficiente para mostrar textos, fotografías e imágenes con total nitidez. Los colores se muestran con viveza y el contraste es suficiente para mostrar negros con profundidad, aunque habrá que probar que tal se porta en exteriores muy iluminados.

     


    En nuestras pruebas la pantalla respondió a la perfección y aunque sigue estando un punto por debajo de la experiencia de usuario que ofrece Apple en lo relativo a precisión, trancisiones, scroll, no tiene nada que envidiar a la mayoría de smartphones del mercado y ha mejorado considerablemente respecto a propuestas anteriores de la casa.

     

     A pesar de que la pantalla táctil será el medio principal para interactuar con el teléfono Nokia ha incluido de manera discreta botones físicos de encendido, control de volumen y menú. Nos gustó la pestaña metálica de bloqueo, muy resistente y bien resuelta desde el punto de vista estético.

     El nuevo Nokia N8 cuenta con Symbian^3 como sistema operativo. La firma nórdica está invirtiendo mucho tiempo en pulir el funcionamiento del software (de hecho, es la razón por la que el móvil se está retrasando) con el objetivo de olvidar los tristemente famosos bugs del N97 mini que se corrigieron con actualizaciones a posteriori.

     

     

     

     

    Aunque lo que vimos no es una versión definitiva (beta semana 23) sí es un estadio de desarrollo suficiente para sacar las primeras conclusiones. Ya avisamos que el usuario que espere un cambio radical respecto a lo que venía ofreciendo Nokia se verá decepcionado: Symbian^3 apuesta por la evolución más que por la revolución, mejorando multitud de detalles poco espectaculares pero que mejoran la experiencia final y optimizando el funcionamiento del sistema, sin que supona un cambio traumático para los habituales de la marca e intentando mantener una suave curva de aprendizaje para los novatos.

     

     

    Entre las mejoras más notables encontramos un apartado multimedia mucho más pulido (el reproductor es fantástico), opciones de compartir contenidos muy bien implementadas, una gestión más sencilla de los paneles de inicio y la posibilidad interactuar (transferencia de datos y reproducción de contenido multimedia) con cualquier dispositivos de almacenamiento USB compatible (debe estar en FAT32). En el lado negativo un navegador que sigue sin convencernos.

     

    En este punto merece la pena comentar dos detalles interesantes: la salida HDMI funciona al perfección y lleva vídeo y audio (Dolby Surround Pro) en alta definición con total fluidez (probamos un par de trailers en MKV y 720p). El otro aspecto está relacionado con la gestión de conectividad: ahora el sistema operativo (y sin necesidad de aplicaciones de terceros) es capaz de cambiar automáticamente entre 3G y WiFi, ahorrando batería y ofreciendo la mejor velocidad de acceso a Internet en cada momento.

     

    Uno de los aspectos a destacar y que desmarca al producto de su competencia directa, es su cámara, de lo mejor que hemos visto en un dispositivo móvil (en cuanto tengamos el teléfono en el laboratorio realizaremos una batería de pruebas detallada) y que conseguirá que más de una compacta se quede en casa. La alianza entre Nokia y Carl Zeiss ha vuelto a dar sus frutos en forma de cámara integrada con sensor de 12 megapíxeles (su tamaño es un 47% mayor de lo que suelen ofrecer otros terminales) capaz de grabar vídeo en alta definición y con enfoque automático.

     

     

    La importancia de la cámara en el terminal es tal que Nokia ha decidido prescindir de un diseño totalmente plano para dar cabida a una óptica de mayor calidad (y que necesita más espacio físico). Así, veremos un pequeño “apéndice” en la parte posterior del teléfono que integra el objetivo y el flash de Xenon unos milímetros por encima del perfil natural, y sin protección física en forma de tapa deslizante o similar. Un pequeño sacrificio (a unos usuarios les importará más que a otros) en favor de obtener la máxima calidad en fotografía.

     

     

     

     

    En definitiva y a falta de un análisis más detenido (apenas estuvimos 30 minutos con el terminal) cuando recibamos el Nokia N8 en nuestro banco de pruebas, la nueva propuesta de Nokia nos parece una evolución acertada, pero no un producto revolucionario.

     

    El Nokia N8 ofrece una dotación tecnológica impresionante, un diseño moderno y una construcción robusta y muy bien resuelta desde el punto de vista estético pero, en nuestra opinión, Symbian sigue estando por debajo de otros sistemas cuando hablamos de smartphones de gama alta y lo tendrá muy complicado para competir de forma directa con oferta disponible para la segunda parte del año (la evolución de Ovi también tendrá influencia en este punto). La decisión de Nokia de abandonar Symbian en favor de MeeGo para sus teléfonos de gama alta confirma nuestras impresiones.

     

    En cualquier caso, no sería justo calificar al Nokia N8 como un producto decepcionante. De hecho, le auguramos éxito comercial a poco que los operadores se impliquen con el dispositivo y lo ofrezcan subvencionado a precio razonable. Los fieles a Nokia encontrarán lo que buscan y los usuarios priorizen el arsenal tecnológico, la cámara y el valor añadido que ofrece el GPS gratuito de por vida o la salida HDMI (por poner un par de ejemplos) frente a otros factores encontrarán en el N8 un smartphone más que interesante y, probablemente, a un precio final más ajustado que otras opciones.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.