Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Qué esperan tus clientes de tu página web?

    Cuando entramos en la página corporativa de una empresa, esperamos como mínimo, saber a qué se dedica la empresa, si vende sus productos on-line, o cómo podemos contactar con la empresa.

    Además, esperamos poder encontrar toda esta información de forma casi inmediata, sin perdernos en decenas de sub páginas que no conducen a ninguna parte o en un diseño anti estético y confuso. En este artículo te mostramos diez elementos que debes de tener muy en cuenta antes de diseñar tu web. 

    1. ¿Por qué tu empresa es única?

    Una de las primeras cosas que debemos dejar claras en nuestra web es explicar por qué somos únicos. ¿Quiénes somos? ¿Cuál es nuestra experiencia? ¿Cuáles son las tres características que nos diferencian de nuestra competencia? En definitiva, desde el primer momento debemos de explicar a nuestro cliente por qué debe comprar nuestros productos y no los que puede encontrar en otras webs.

    Todo esto lo debemos explicar de forma concisa, en pocas palabras, pero de forma efectiva.

    2. ¿Qué es lo que vendes?

    Es increíble comprobar en pleno siglo XXI cómo al entrar en muchas webs de pequeñas empresas españolas, tenemos que hacer verdaderos esfuerzos para descubrir qué es realmente lo que nos quieren vender.

    Suelen abundar homepages en la que nos hablan de la compañía, pero en la que cuesta encontrar un enlace o una referencia a la página de productos de la misma. A veces no se sabe si nos ofrecen un producto o un servicio, o incluso cómo podemos comprarlo en caso de que nos interese.

    Esta falta de claridad suele desanimar a la mayoría de los internautas, quienes no suelen caracterizarse precisamente por su paciencia.

    3. Información de contacto

    Aunque parezca una obviedad, en muchas páginas corporativas es complicadísimo encontrar una sección de “Contacta con nosotros” que sea decente. A veces los datos que se ofrecen son muy vagos o incompletos, no ofreciendo algo tan básico como un número de teléfono o la dirección física en la que se encuentra la empresa.

    Sin embargo, ofrecer una información lo más detallada posible aumenta la credibilidad de nuestra empresa, ya que transmite la sensación de que no somos un ente exclusivamente “virtual” sino que existe una dirección física real.

    4. Buenas referencias

    ¿Qué entendemos por buenas referencias? En una página web corporativa (especialmente si es la de una pyme) la credibilidad hay que ganársela. Esto se puede conseguir mostrando testimonios de clientes satisfechos, incluyendo un listado de algunos clientes para los que trabajamos o elaborando “Casos de Éxito”.

    A nuestros clientes potenciales les interesa saber para quién hemos trabajado antes, especialmente en el caso de que esos clientes potenciales sean empresas. Si por ejemplo entre nuestras clientes se encuentra Sony, HP o Banesto… ¿porqué deberíamos ocultar esa información?

    5. Encriptación SSL

    Secure Socket Layer (SSL) es un sistema de encriptación de datos muy extendido en Internet. Su objetivo es asegurarse de que el intercambio de datos entre un cliente y la empresa se realiza de forma totalmente segura.

    Por ejemplo si nuestra web corporativa dispone de un apartado de comercio electrónico, deberemos asegurarnos que ofrecemos este tipo de garantías, o nuestro posible comprador preferirá buscar en otro lado.

     


    6. Usabilidad y navegación sencilla

    Si nuestro público es incapaz de localizar el artículo que le interesa, nunca lo comprará. En una web corporativa debe primar la sencillez, de modo que el internauta sepa en cada momento en que lugar se encuentra, comprendiendo en un vistazo cómo navegar sin perderse.

    Una buena idea es estudiar cuáles son las palabras con las los internautas llegan con más frecuencia a nuestra web (podemos comprobarlo analizando Google Analitycs), y adaptar el contenido de nuestro “escaparate virtual” en función de los términos más “demandados”.

    7. F.A.Q

    Las Frequently Asked Questions (preguntas más frecuentes) es un documento imprescindible para cualquier empresa que quiera vender sus productos en Internet. En este documento deberemos especificar cuál es nuestra política de devoluciones, qué tarifas aplicamos a los envíos, que puede ocurrir en caso de extravío o robo del pedido, e incluso como gestionamos las quejas y reclamaciones que recibimos.

    En este mismo apartado podemos incluir un formulario de contacto, en el que los clientes puedan solicitar más información sobre alguno de los puntos que hemos mencionado antes, o plantearnos sus dudas.

    8. Capacidad para proporcionar Feedback

    Anima a tus usuarios a proporcionar un feedback sobre su experiencia en tu web. Puedes animarles a comentar los productos que ofreces (muchos lo hacen con un rating basado en estrellas), sobre el proceso de compra una vez concluido (puede ser a través de un e-mail) o con una encuesta de satisfacción disponible para los usuarios que ya están registrados en tu página.

    Este tipo de política tiene una doble utilidad. Por un lado transmitimos a los clientes la sensación de que su opinión es importante y va a ser tenida en cuenta (lo cual debe ser cierto) y por otra, descubrimos qué es lo que falla en nuestra web, dónde podemos mejorar o cuáles son nuestras mejores armas.

    9. Llamadas a la acción

    Los clientes desean “ser guiados” a lo largo de todo el proceso. Necesitan ver botones del tipo “Compra ahora”, “Ahórrate un 20%”, o “Si has comprado este producto, igual te gustaría también comprarte este otro”, “Picha aquí para obtener más información” “Apúntate a nuestra Newsletter”, “Síguenos en Facebook”, etc.

    Cuando llamamos a la acción, el incremento en el número de clicks (y por lo tanto de posibles ventas) está más que asegurado.

    10. Ofertas especiales y personalización

    Con una base de usuarios registrados en nuestra web resulta muy sencillo lanzar ofertas especiales, ventajas personalizadas para nuestros clientes y en general, desarrollar un plan de fidelización de clientes, de modo que el que compre con nosotros repita una y otra vez.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.