Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Qué se esconde tras las marcas más populares?

    Elegir el nombre de una empresa o de una marca es una tarea complicada, que requiere tiempo de estudio y paciencia hasta que se encuentra el “toque” que necesitamos para conseguir una idea ganadora. Sin embargo a veces, la pura casualidad puede proporcionarnos un nombre mítico.

    Hoy os mostramos qué se encuentra detrás de nombres de la talla de Google, Volkswagen, Ikea o Cocacola. La inspiración está en todas partes, sólo hay que aprender a buscar en los sitios adecuados.

    Google

    El nombre de Google hace referencia a la cantidad de información que Larry Page y Sergey Brin pensaban que su idea podía rastrear. Un “Googol” representa en términos matemático a un “1” seguido de cien ceros. Cuando los fundadores de la empresa expusieron su idea a un grupo de inversores acabaron recibiendo un cheque a nombre de “Google” y finalmente el nombre quedó así.

    google_logo

    Hotmail

    Uno de los clientes de correo electrónico más populares del mundo tiene además uno de los nombres más curiosos. Fundado por Sabeer Bhatia y Jack Smith, fueron pioneros en crear un servicio de correo electrónico basado en una interface web.

    Como ellos mismos cuentan, tenían muy claro que el nombre del producto tenía que terminar en “Mail” y después de mucho pensar acabaron eligiendo Hotmail porque hace referencia al lenguaje de programación web HTML (HoTMaiL).

    Volkswagen

    Volkswagen significa, en su traducción literal, el coche del pueblo o el coche de la gente. En la Alemania Nazi, Adolf Hitler tuvo la idea de diseñar un “coche para las masas” esponsorizado por el estado, que se ajustase a la idea Volkswagen.

    Es decir, necesitaba diseñar un coche barato, capaz de transportar al menos a cinco personas (dos adultos y tres niños). Además el coche debía poder circular con comodidad hasta los 80 km por hora. Para ello, Hitler eligió a Porsche para fabricar el primer automóvil del proyecto Volkswagen y el resto, como dicen en la marca alemana, es historia.

    Yahoo

    La primera vez que se oye hablar de Yahoo es en el famosísimo libro de Jonathan Swift, “Los viajes de Gulliver”. Los Yahoo eran criaturas obscenas y repulsivas que tenían cierto parecido con los seres humanos, en su fase neanderthal.

    Curiosamente los fundadores de Yahoo!, Jerry Yang y David Filo, se sentían de alguna forma identificados con estas criaturas, por lo que pensaron que podía ser un buen nombre para la empresa.

    Asus

    Aunque parezca mentira, “Asus” hace referencia a Pegasus, el famoso caballo alado de la mitología griega. Sus fundadores prefirieron eliminar las tres primeras letras del nombre por la sencilla razón de que querían subir posiciones los miles de listados que se ordenan por orden alfabético.

    Curiosamente, en 1998 Asus creó otra compañía a la que llamó Pegatron, utilizando en esta ocasión las letras que se había dejado en el camino la vez anterior.

     


    Cisco

    El caso de Cisco es todo un “derroche de imaginación”. Pese a todas las especulaciones que se pueden hacer simplemente responde a las últimas letras de la ciudad en la que se fundó: San Francisco. De hecho, el logo de la empresa está inspirado en el Golden Gate.

    Canon

    Canon fue fundada en 1933 bajo un nombre mucho más largo y poco comercial: Precision Optical Instruments Laboratory. Un año más tarde crearon su primera máquina fotográfica, a la que bautizaron con el nombre de Kwanon.

    Kwanon es un término japonés que hace referencia a la encarnación budista de la piedad. De ahí que después se cambiase el nombre a Canon.

    Coca-cola

    Si algo hay que reconocerle a Coca-cola es que su nombre es conocido por todos los habitantes de este planeta. Su nombre hace referencia a las hojas de coca y las semillas de cola con en las que se basaba la fórmula original, con la que en realidad se quería crear un remedio para eliminar el dolor de cabeza y controlar las náuseas. 

    Ikea

    Ikea es simplemente un acróstico, es decir, se toma la primera letra de cada palabra o verso para formar una nueva palabra. En este caso se tomó el nombre del fundador de la empresa, seguido del de su pueblo natal en la fría Suecia: Ingvar Kamprad Elmtaryd Agunnaryd.

    Lego

    Lego es una combinación de los términos daneses “leg godt” que podrían traducirse como “juega bien”.  En sus primeros años, la empresa solía fabricar juguetes de madera y sólo más tarde dio el salto a los famoso bricks de plástico que todos conocemos.

    De hecho, “Lego” en latín significa “unir, poner juntos, atar” y aunque muchas veces se ha especualdo con que éste era el origen del nombre de la marca, el grupo siempre ha remitido a un origen puramente danés.

    Reebok

    Reebook hace referencia a un conocido antílope africano: el rhebok. Los fundadores de la empresa encontraron este nombre en la versión sudafricana de un diccionario ganado en un concurso escolar por Joe Foster, hijo del fundador de Reebok, J.W. Foster.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.