Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 20 razones por las que trabajar en un café

    Los vemos en todas partes. Armados con sus ordenadores portátiles, sus capuccinos y quizás con una libreta para tomar notas, cientos de personas encuentran en las cafeterías su espacio ideal para trabajar durante unas cuantas horas.

    Cuando uno se pregunta qué es lo que tiene un café que no tenga una oficina o la comodidad de su hogar, la respuesta suele ser la misma: “me siento más creativo, trabajo mejor”. Pero… ¿qué hay de cierto en todo ello? En The Heart of Innovation nos lo explican con todo lujo de detalles. 

    En teoría, uno podría pensar que una cafetería no es el lugar más adecuado para trabajar. Se llenan de gente, son ruidosas, propensas a las distracciones y encima, como mínimo tenemos que pagar por una consumición.

    Sin embargo, desde hace muchos años, las personas más creativas suelen escoger estos espacios públicos para desarrollar una parte de su trabajo. Las cafeterías les inspiran, les motivan, les hacen sentir que pueden expresar ideas que no encuentran en su oficina o en su hogar

    A los chicos de  “The Heart of Innovation” tal y como nos cuentan en “Yorokobu” les encanta trabajar en estos espacios, y nos cuentan cuáles son sus verdaderos motivos.  Aunque algunos de las que nos muestran tienen un valor puramente anecdótico, otros nos parecen que tienen pleno sentido.

    1. No parece que en realidad estés trabajando.

    2. Puedes tomarte un descanso de la oficina.

    3. Mejor aún, ni siquiera necesitas tener una oficina propia.

    4. Fácil acceso a la cafeína.

    5. Si sueles trabajar en tu casa, apreciarás el hecho de que al trabajar en una cafetería, no sufrirás las constantes interrupciones de tu mujer/marido, hijos, compañero de piso, etc. que dificultan tu trabajo.

    6. El simple hecho de salir de casa para ir a trabajar en la cafetería te hace sentirte más creativo.

    7. Fácil acceso a las magdalenas.

    8. Te expones de forma natural a una gran cantidad de “inputs” que te pueden servir de inspiración: pequeñas conversaciones, canciones de la radio, posters en las paredes, etc.)

    9. Evitas tareas rutinarias que deberías hacer en tu hogar: limpiar tu mesa, archivar documentos, etc.

    10. No tienes que lidiar con todas las personas que en tu oficina quieren que les resuelvas “su problema”.

    11. Esperar a que te sirvan en una cafetería te transmite la sensación de que las cosas pueden llegar a ti sin demasiado esfuerzo.

    12. Te concentras en tus proyectos más creativos.

    13. Te sientes bien al formar parte de una micro-comunidad que parecer sobrevivir a base de Capuccinos.

    14. Por un momento te deshaces de tus viejas rutinas, surgiendo nuevas.

    15. Te gusta sentirte auténtico cuando el Geek que está sentado a tu lado levanta la vista de su Mac y te pregunta…¿En qué estás trabajando?.

    16. Al trabajar en una cafetería, parece que estás trabajando con todo un grupo de asesores. Cuando quieras puedes preguntar a las personas que tienes al lado qué piensan sobre lo que estás haciendo, o plantear tus dudas, sabiendo que la decisión última es la tuya.

    17. Si trabajas en casa, es cuestión de tiempo que alguien se asome a tu habitación para pedirte un favor.

    18. Saca a la luz el artista que se encuentra en tí.

    19. Si trabajas con regularidad en el mismo café, acabas desarrollando relaciones de confianza y amistad tanto con el personal de la cafetería como con otras personas que también suelen trabajar allí. 

    20. Si algo se rompe, será otra persona quien lo tenga que arreglar.

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.