Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El vehículo de empresa desaparece en la pyme

    cocheelectricoSólo el 1% de las pymes utiliza actualmente el vehículo corporativo como fórmula para retribuir a sus empleados, utilizándolo como complemento a la nómina mensual, frente al 8% que lo hacía en 2009, según el estudio de El Observador del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval.

    El estudio  pone de manifiesto que las estrictas políticas de recortes salariales, como medida de ajuste para hacer frente a la coyuntura económica, ha reducido drásticamente la presencia de vehículos de incentivos durante este último año.

    De esta forma, El Observador del Vehículo de Empresa revela que los empleados de las pymes fueron los más afectados por este “recorte salarial”, ya que se vieron obligados a prescindir de su vehículo de empresa para contribuir a mantener sus cuentas de resultados. En el caso de las grandes corporaciones españolas, el 18% continuó utilizando el coche como incentivo adicional al salario más frecuente.

    Por su parte, las empresas europeas, a pesar de las fuertes caídas de hasta 16 puntos registradas en este sentido, siguen siendo más partidarias que las españolas a retribuir a sus empleados con un coche de empresa. Así, el 7% de las pymes -el 20% en 2009- y el 16% de las grandes corporaciones implantadas en Europa ofrecieron el vehículo corporativo –el 32% en 2009.

    Sin embargo, según el estudio, reorientar la estrategia de retribución de los empleados no fue la única medida adoptada por las empresas para ahorrar costes. De esta forma, casi la mitad (48%) de las compañías implantadas en nuestro país recortó su inversión en la compra de vehículos con el fin de alcanzar este objetivo.

    En este sentido, las empresas españolas se han apretado el cinturón en mayor medida que sus homólogas europeas (33%) debido a la mayor virulencia de la crisis sobre sus cuentas de resultados. Así, las grandes corporaciones han tratado de hacer frente a la crisis adoptando medidas de ajuste más severas que las pequeñas y medianas empresas, conscientes de que el gasto en flotas es uno de los capítulos más gravosos, sólo por detrás de los recursos humanos y la informática.

    Esto explica que la mayoría de las empresas (82%) se atribuya la exclusiva de decidir sobre los vehículos que deben integrar su flota con independencia de las preferencias del usuario, con el fin de ceñirse a modelos que respondan únicamente a las necesidades de la compañía, dejando de lado criterios estéticos o gustos personales. Por su parte, un 11% de las compañías consultadas confiere a sus empleados la potestad de decidir libremente –aunque ajustándose a un presupuesto- sobre el que será su vehículo de trabajo y sólo un 6% les permite escoger entre una lista de modelos prefijada por la compañía.

    También te gustará

    holiday-gifts

    Diez regalos tecnológicos con los que conquistar a un emprendedor

    Para bien o para mal las navidades ya están aquí. Y tanto si nos hace …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.