Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo crear tu primera aplicación para el iPhone

    Teniendo en cuenta las cifras de venta, está claro que el futuro de muchos programadores y diseñadores pasa por desarrollar aplicaciones para el iPhone de Apple, un teléfono que ha resultado ser una mina de diamantes para muchas pymes.

    Desarrollar una aplicación para el iPhone puede ser una aventura muy bonita, pero también una carrera llena de obstáculos. En este reportaje que recuperamos de SmashingMagazine te mostramos todo lo que tienes que saber antes de lanzarte a desarrollar tu primera aplicación. 

    Tener una buena idea

    A día de hoy se calcula que más de 250.000 aplicaciones forman parte de la enorme base de datos de la App Store de Apple. De estas, siendo generosos, podemos afirmar que el 95% no sirven absolutamente para nada y del 5% restante, únicamente 1.000 aplicaciones se reparten el 99% de las descargas.

    Teniendo en cuenta estos datos, es fácil darse cuenta de que alcanzar la popularidad en este campo no es una tarea precisamente sencilla. No obstante, se convierte en algo completamente imposible si no partimos por lo principal: una buena idea. En este sentido, antes de comenzar a desarrollar nuestra App deberemos preguntarnos lo siguiente.

    ¿Tu aplicación resuelve algún problema?

    Antes de que se inventase la primera bombilla, alguien pensó que estaba harto de iluminar su casa con velas. Es lo primero que debes plantearte. ¿Qué es lo que te gustaría mejorar? ¿Qué problema quieres resolver?

    Dirígete a un nicho

    Aunque Apple no ofrece estadísticas completas, una simple búsqueda en iTunes bastará para darte cuenta de que cada vez se están desarrollando más aplicaciones de nicho, y menos generalistas. ¿Por qué? Porque simplemente funcionan. Los nichos pueden ser infinitos, basta que encuentres aquél en el que tengas algo que aportar.

    Diversión

    Si tu idea no encaja en los dos puntos anteriores, debe al menos encajar en el de la diversión. Si consigues que tu idea arranque más de una sonrisa, estarás un pasito más cercano del éxito.

    La reinvención de la rueda

    Si la creatividad no es lo tuyo, siempre puedes mejorar aplicaciones que ya existen. Fíjate en cuáles son las aplicaciones más vendidas de la App Store. ¿Qué es lo que echas en falta? ¿Cómo las mejorarías? ¿Qué cambiarías? Ten en cuenta los comentarios de los usuarios como base para empezar a trabajar.

    ¿Qué es lo que necesitas?

    Una vez que te has convencido de que tu idea tiene algún futuro, necesitarás disponer al menos de los siguientes elementos para empezar a trabajar.

    1. Unirte al programa Apple iOS Developer Center (cuota de 99 dólares)
    2. Disponer de un iPhone o iPod Touch
    3. Disponer de un ordenador Mac con Leopard o Snow Leopard instalado
    4. Preparar un Non-Disclosure Agreement
    5. Descargar e instalar la última versión del iPhone SDK, si es que no lo has hecho antes

    ¿Cuál es tu función?

    Aunque en teoría tu mismo puedes encargarte de todas las fases que implica el diseño y desarrollo de una aplicación para el iPhone, lo ideal es que cuentes con un equipo de personas que compartan tu misma visión.

    Ten en cuenta que el desarrollo de una aplicación para el iPhone tendrás que asumir las funciones de investigador, director de proyecto, diseñador, programador, desarrollador, contable e incluso experto en comunicación y marketing. 

    Así que antes de lanzarte a esta aventura, pregúntate cuántas de estas tareas puedes asumir personalmente y para cuales otras necesitarás una ayuda extra. 

     


    ¿Qué habilidades son necesarias?

    Como todo en la vida, desarrollar una aplicación para el iPhone requiere una serie de habilidades. Aunque la lista puede ser muy larga, aquí te mostramos las básicas.

    1. Capacidad para discernir qué es lo que funciona y lo que no, en las aplicaciones presentes en la Appstore.
    2. Capacidad para realizar estudios de mercado.
    3. Capacidad para diseñar la arquitectura de la aplicación y sus funcionalidades
    4. Experiencia en el desarrollo de una interfaz gráfica
    5. Experiencia en programación (Objetive, C, Cocoa).
    6. Capacidad para promocionar la aplicación recién creada.

    Analiza a tu competencia

    Como hemos explicado con anterioridad, el primer paso a la hora de desarrollar una buena aplicación es determinar qué es lo están haciendo otros programadores y en qué puedes mejorar. En esta fase, deberás responder a las siguientes preguntas.

    1. ¿Qué problema resuelve tu aplicación?
    2. ¿Qué otras aplicaciones tienen una funcionalidad similar a la que tú quieres desarrollar?
    3. ¿Cómo funcionan las aplicaciones que tienen más éxito? ¿Cómo se comunican con el usuario?
    4. ¿Qué es lo que convierte a tu aplicación en algo único y mejor que lo que acabas de analizar?
    5. ¿Qué valor le aporta a tu cliente potencial?

    ¿Quién va a utilizar tu aplicación?

    Una vez que has respondido a las preguntas anteriores, estamos seguros que crees haber dado con la idea para que tu desarrollo sea descargados por miles de personas. Pero ¿Quiénes son esas personas? ¿A quién te vas a dirigir?

    Si es un juego, imagina si es el tipo de juego en el que los usuarios se van a “picar” por batir su propio récord. Determina si va a ser un juego destinado a jugadores expertos o simplemente para aquellos que quieren pasar un buen rato mientras viajan en metro. ¿En qué se diferencian ambas experiencias?

    Si quieres desarrollar una utilidad, por ejemplo una app que ayude a tu cliente a encontrar cafeterías, ten en cuenta siguiente: ¿Qué acciones deberá llevar a cabo la utilidad para cumplir con su propósito? ¿En qué situación se encuentran tus clientes cuando piensan que necesitan encontrar un café? ¿Crees que necesitan una aplicación compleja o por el contrario…algo muy sencillo de fácil de utilizar? ¿Es una aplicación para leer reseñas o más bien para encontrar una cafetería en tres segundos?

    Perfil. Ten en cuenta los distintos perfiles de las personas que pueden utilizar tu aplicación. Imagina distintos escenarios, adáptate a diferentes situaciones, de la forma más realista posible.

     


    Dibuja tu aplicación

    Y cuando decimos dibujar, lo decimos literalmente. Toma una cuaderno de notas y dibuja el rectángulo que representa la pantalla del iPhone. Pregúntate lo siguiente:

    1. ¿Qué información necesitas que se presente en la pantalla?
    2. ¿Cuánto tiempo (o acciones) le llevará al usuario ir del punto A, al B, y al C?
    3. ¿Cuál debería ser la proporción de los elementos que vas a presentar en pantalla? (si son demasiado pequeños serán inutilizables)

    Al utilizar papel y lápiz estás incrementando tu creatividad, dejando que lo que sobre la mesa del ordenador te parece imposible, en el papel tenga sentido. Deberías realizar un dibujo por cada una de las pantallas que formen parte de tu aplicación. Experimenta con distintos esquemas de navegación, cambia el texto que mostrarás en los botones, trabaja en la usabilidad.

    Comienza a diseñar

    Si eres diseñador, lo primero que te conviene hacer es descargarte el iPhone GUI Photoshop template o el iPhone PSD Vector Kit. Ambas utilidades contienen decenas de elementos gráficos que te ayudarán en la árdua tarea de diseñar tu primera aplicación para el iPhone. De esta forma ahorrarás mucho tiempo en el diseño de elementos comunes en muchas aplicaciones, pudiendo trabajar sobre el trabajo que otros han decidido ceder a la comunidad.

    Si no eres diseñador, ¿a qué esperas para contar con uno? Aunque todos podemos hacer nuestros “pinitos” con Photoshop, una cosa es hacer una cosa bonita y otra muy distinta, que nuestro diseño sea profesional. Al contar con un diseñador intenta escoger a alguien con experiencia en diseño para terminales móviles.

    Programar

    Aunque tengas experiencia en programación, nunca está de más contar con el apoyo de la comunidad. La mayoría de los desarrolladores interesantes se agrupan en los siguientes foros.

    Apple Dev Forum

    iPhoneSDK

    iPhoneSDKForum

    iPhoneDev Forums

    iPhoneSB

    Envía tu aplicación a la AppStore

    Una vez tienes creada tu aplicación llega el momento de enviarla a Apple para recibir la aprobación o el rechazo de la misma. Para ello debes contar con los siguientes elementos

    1. Certificación oficial
    2. Definir el ID de tu App
    3. Crear tu perfil de distribuidor autorizado
    4. Compilar la aplicación
    5. Subir la aplicación a iTunes Connect

    Promocionar tu aplicación

    Tienes que tener en cuenta que una vez que tu aplicación sea aprobada, pasará a formar parte de las 250.000 que ya se encuentran en la base de datos de Apple, por lo que pasar desapercibido puede ser muy fácil si no sabes promocionarte adecuadamente. En este punto poco te podemos decir que no sepas: marketing, marketing, marketing.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.