Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Tecnología adaptada a los derechos de autor

    juan_palacio_b¿Cuál es el futuro de los derechos de autor? En un momento en el que gracias a Internet cualquiera puede plagiar con extrema facilidad todo tipo de material (textos, imágenes, música), los actuales sistemas de protección y gestión de derechos parecen haber quedado obsoletos.

    Sin embargo, una nueva realidad precisa de nuevas herramientas y Safecreative, una startup española de reciente creación cree haber dado con la respuesta. En MuyPymes hemos entrevistado a Juan Palacio, responsable de este proyecto. 

    Safecreative es una start-up que da sus primeros pasos hace ya tres años. Su objetivo en aquel momento (y lo sigue siendo ahora) era dar una respuesta tecnológica a uno de los principales retos a los que se enfrentan los creadores de contenidos en el siglo XXI: la protección y gestión de sus derechos en la Red, un ámbito en el que las sociedades tradicionales de gestión no han sabido entrar de forma adecuada.

    Tal y como nos explica Juan Palacio, Internet supone un desafío para los autores y lo hace en varios niveles. De hecho, asegura que “en la Red han cambiado las dimensiones de la propiedad intelectual y hemos pasado de un modelo en el que todos los derechos estaban reservados (en papel no cabía otra cosa) a otro en el que el autor decide cuáles son los derechos que quiere ceder, cómo quiere compartir su obra, si admite obras derivadas, etc.”‘

    En este sentido, el auge del software libre, de los proyectos sin ánimo de lucro, o de “modelos como el copyleft” incide el director de Safecreative “genera problemas tanto a autores como a usuarios a la hora de establecer un marco claro en el que se determine qué es lo que se puede y qué es lo que no se puede hacer con una obra”. Es aquí donde la propuesta se Safecreative cobra pleno sentido.

    La propuesta de Safecreative

    Safecreative es probablemente el primer registro de la propiedad intelectual adaptado a las exigencias de Internet. Gracias a una plataforma que albergan en sus propios servidores, cualquier autor puede registrar su obra (texto, música para videojuegos, esculturas en 3D, fotografías, etc.) determinar qué tipo de licencia quiere otorgar a su creación y autogestionar sus derechos desde cualquier parte del mundo.

    Este proceso, que es totalmente gratuito, incluye también un área premium a través de la cual los profesionales de Safecreative ofrecen a los autores soporte jurídico y apoyo técnico, tanto en el caso de que quieran formalizar contratos con otras empresas, como en el supuesto de que se haya detectado un uso no consentido de su obra

    Para entender esta nueva propuesta, una vez más tenemos que entender cómo Internet ha cambiado las reglas del juego, ayudando a los autores a espacios que hasta hace bien poco le estaban vetados. Palacio lo explica claramente: “Hasta hace unos años eran muy pocos los autores que podían autoproducirse, pero hoy en día cualquiera puede editar música en su casa, y no sólo música en el sentido habitual. La música para videojuegos, el desarrollo de modelos tridimensionales o la autoedición de textos literarios son campos con cada vez más futuro”‘.

    Es cierto que tradicionalmente el autor se veía casi abocado a integrarse a sociedades de gestión de derechos colectivos. SGAE o Cedro por ejemplo, representan a miles de autores, gestionando sus derechos de una forma que no siempre responde a esta nueva realidad. “‘Para los nuevos creadores de contenidos, los que se autoeditan, tiene mucho más sentido una gestión de derechos individual, donde sean ellos quienes tomen las riendas” puntualiza.

    El ejemplo de Creative Commons

    En un sentido, Safecreative es el siguiente paso lógico el el camino iniciado en 2001 por Larry Lessig, creador de Creative Commons. Fueron ellos los primeros en definir un nuevo marco de licencias y derechos de autor, de modo que todos los creadores que decidían exponer su obra en la Red podían decidir los usos que eran admisibles para sus obras.

    ¿En qué mejora Safecreative a la propuesta de Creative Commons? Para Palacio ambas propuestas son perfectamente complementarias. “‘para Lessig la idea es que la propiedad intelectual tiene que llegar al mundo digital. Ellos en algún momento se han propuesto desarrollar un registro de la propiedad intelectual, pero finalmente no lo han llevado a cabo”‘ de modo que mientras los chicos de Creative han hecho un gran trabajo definiendo un nuevo marco jurídico, en Safecreative han sabido seguir la senda natural al crear una plataforma abierta a todo el mundo.

    Para ello, Palacio nos confirma que esta misma semana van a estrenar nueva sede en Silicon Valley. “Es necesario estar ahí. El movimiento del licenciamiento mueve muchísimo dinero y no tiene acomodo en estos momentos. Por otro lado, si hay un sitio en donde está triunfando la autogestión es en Estados Unidos, un país en el que ya se encuentra un 20% de nuestros usuarios. Si creas un proyecto en Internet y tienes una aspiración de ser global, si no te conocen en silicon valley no eres nadie” enfatiza.

    El tiempo dirá si proyectos como Safecreative se consolidan. Quizás haga falta que las sociedades de gestión tradicionales y las administraciones públicas acaben por entender que no se pueden poner puertas al campo, y que cuando se trata de defender los derechos de los autores, quizás sea necesario optar por un nuevo modelo.

    También te gustará

    productividad-freelance-en-navidad

    De freelance a freelance: Cómo sobrevivir a la Navidad… sin que tu productividad se resienta en el intento

    Paz, amor, amistad y una vida social que ya quisieras tener aunque sea mínimamente el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.