Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo molestar a tus compañeros de trabajo

    Las relaciones entre compañeros de trabajo poco o nada tienen que ver con las relaciones que mantenemos con nuestra familia y amigos. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo con ellos, y sin embargo, incluso después de años, pueden seguir siendo perfectos desconocidos.

    La convivencia no siempre es sencilla, y tendemos a ver en los demás los defectos que en muchas ocasiones no queremos ver en nosotros mismos. En este artículo os mostramos 40 defectos que nos convertirán en el más “popular” de la oficina. 

    1. Tu espacio de trabajo es una auténtica pocilga.

    2. Intentas caer bien a tus compañeros para después aprovecharte de su influencia para ascender.

    3. Te quejas constantemente de todo lo que tienes que hacer.

    4. Cotilleas y hablas a las espaldas de tus compañeros.

    5. Gestionas tu correo de forma irresponsable, utilizando la opción “responder a todos” de forma indiscriminada, no utilizas correctamente las opciones “con copia” y “con copia oculta” o mandas mensajes completamente innecesarios.

    6. Acudes a trabajar con fiebre.

    7. Intentas evangelizar a tus colegas, ya sea desde un punto de vista religioso, ideológico o incluso tecnológico.

    8. Haces propaganda política en el puesto de trabajo.

    9. Te diviertes contando chistes de mal gusto (sexistas, machistas, feministas, que vejan a otras personas, etc.)

    10. Utilizas sin reparos todo tipo de adjetivos calificativos hirientes, insultantes o poco respetuosos. Abusas de la jerga.

    11. Comes chicle de forma ostentosa, produciendo ese ruido tan molesto.

    12. Realizas parte de tu “higiene matutina” en el puesto de trabajo: te estiras constantemente, chasqueas los dedos, te maquillas frente al ordenador, etc.

    13. Comes en tu puesto de trabajo, pero no te limitas a un sandwich o una ensalada: eliges una comida “pestilente”, altamente especiada que aleja a los demás ipso facto.

    14. Cuentas demasiados detalles de tu vida personal, y lo haces indiscriminadamente.

    15. Envías a tus compañeros SPAM, mails en cadena, PowerPoints de dudoso gusto, etc.

    16. Utilizas un perfume demasiado intenso.

    17. Tu higiene diaria deja que desear y especialmente en verano, hueles mal.

    18. Presumes demasiado de tus logros y éxitos profesionales.

    19. Conviertes cualquier pequeño problema en todo un drama.

    20. Pides prestadas cosas (libros, material de oficina, etc.) y no las devuelves.

     


    21. Robas la comida de los demás.

    22. Abusas de la centralita o del contestador automático de la empresa, dejando mensajes que supuestamente son muy graciosos.

    23. Lees por encima de los hombros de los demás (cuando se encuentran leyendo un documento o frente a la pantalla de su ordenador).

    24. Hablas solo, en voz alta, lanzando preguntas al aire por si alguien comenta algo o responde.

    25. Te pones la música demasiado alta, de modo que todo el mundo puede “apreciar” tu fantástico gusto musical.

    26. Dejas la cocina o el comedor echo un auténtico desastre.

    27. Compras palomitas para micro-ondas (o algo similar) dejando un rastro oloroso que puede seguirse hasta en la calle.

    28. Usas unos zapatos que hacen tanto ruido (especialmente los de tacón) que todo el mundo sabe dónde te encuentras en cada momento.

    29. Haces ruiditos que consideras muy personales (chasquidos de lengua, silbidos, etc.) que acaban por volver locos a los demás.

    30. Golpeas una y otra vez con el bolígrafo sobre la mesa.

    31. Escoges un politono para tu móvil que no es precisamente profesional.

    32. No eres precisamente discreto cuando realizas llamadas personales.

    33. Utilizas tu teléfono móvil en lugares poco apropiados.

    34. Cuentas demasiados detalles de esa intervención quirúrgica que “sufriste” el mes pasado.

    35. Utilizas una y otra vez una expresión que has escuchado en la televisión.

    36. Te apropias del trabajo de los demás.

    37. Sueles llegar tarde al trabajo.

    38. Nunca estás cuando se te necesita.

    39. No eres bueno en tu trabajo, no se puede confiar en tí.

    40. ¿Se os ocurre alguna más? 

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.