Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Consejos de ergonomía para asientos en la pyme

    La ergonomía es el estudio del trabajo en relación con el entorno, se usa para determinar y como adaptar el lugar de trabajo para evitar molestias y problemas de salud en los trabajadores, que después repercuten en la eficiencia y la productividad.

    Es un aspecto a tener muy en cuenta en la pyme, porque ganan las dos partes de la empresa, tanto el trabajador que puede evitar multitud de lesiones, sobre todo en la espalda, como el empresario, puesto que evitará que llegue antes el cansancio y la molestia, perjudicando el trabajo a dempeñar.

    En este articulo, analizaremos concretamente la herramienta más influyente de la oficina, el asiento del escritorio. Hay que tener en cuenta que un empleado pasa mucho tiempo sentado en la silla y si no se cuidan algunos detalles a la hora de elegir el asiento, un mal asiento puede repercutir de manera grave en la salud del personal de oficina.

    Existen cuatro elementos fundamentales desde el punto de vista ergonómica que se deben tener en cuenta:

    El primer elemento del asiento, es la propia base en donde se sienta el empleado, es deseable que sea regulable respecto de la altura y que sea notablemente ancho para dar comodidad. Hay que tener en cuenta que existe una posición correcta para mirar, por ejemplo, la pantalla del ordenador, el monitor debe de estar a la altura de los ojos para evitar molestias, con la ayuda de una silla regulable podemos hacer más ameno y saludable el tiempo que se pasa en el escritorio. Otro aspecto a tener en cuenta, es que la parte delantera deba inclinarse hacia abajo, para así facilitar la circulación de la sangre por las piernas.

    El segundo elemento es el respaldo, debería ser también regulable en altura e inclinación para adaptarse a todas las tallas y también es necesario que sea firme y no se tambalee. También debe cubrir toda la espalda. Con esto, reduciremos los dolores de espalda.

    El siguiente elemento lo constituyen los apoyabrazos, en ocasiones es opcional, pero en otra es muy deseable, por ejemplo en trabajos que necesitemos estabilidad en la mano y en otros donde no podamos apoyar los brazos sobre la mesa. Si son regulables, sería un asiento sobresaliente.

    La base es el último elemento, debe ser sumamente estable y tener cinco puntos de apoyo, en el caso de tener ruedas, aportará movilidad y comodidad para desplazarse alrededor de la mesa de trabajo.

    Cuatro sencillas consideraciones son las necesarias para evitar dolores de espalda, por desgracia, actualmente uno de cada tres trabajadores sufre molestias por no tener una silla adecuada y seguramente la productividad del puesto de trabajo también se verá afectada.

    También te gustará

    gates_reading

    Cinco libros que según Bill Gates deberías empezar a leer

    Si hay una persona que no necesita presentación es Bill Gates. El fundador de Microsoft …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.