Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Las ayudas al carbón se mantendrán hasta 2018

    Los países de la UE han acordado este miércoles por mayoría cualificada prorrogar hasta 2018, cuatro años más de lo que había propuesto inicialmente la Comisión, la autorización de ayudas públicas a las minas de carbón deficitarias, entre ellas las españolas, que expiraba a finales de año.

    Los Veintisiete han aceptado no obstante que el importe de las ayudas se reduzca progresivamente. A finales de 2013, por ejemplo, las subvenciones deberán bajar un 25% respecto a la cantidad que conceda cada país en 2011. 

    La disminución será del 40% en 2015, del 60% en 2016 y del 75% en 2017. Ello significa que en 2017 sólo se autorizarán subvenciones por valor del 25% de las concedidas en 2011, según han informado fuentes europeas.

    Pese a que las ayudas al funcionamiento de las minas expirarán definitivamente en 2018, lo que obligará a cerrar en esa fecha aquellas que sean deficitarias, los Estados miembros todavía podrán dar otro tipo de subvenciones hasta 2027. Se trata de ayudas para recolocar a trabajadores, para prejubilaciones o para rehabilitación y limpieza de las minas.

    La prórroga, acordada por los embajadores de los Veintisiete ante la UE, será aprobada formalmente por los ministros de Industria de la UE en su reunión del próximo viernes 10 de diciembre.

    Las minas que dependen de las subvenciones de funcionamiento están situadas principalmente en la región alemana del Ruhr, en el noroeste de España y en el valle del Jiu en Rumanía. En contraste, en Polonia las minas de carbón todavía son rentables.

    El acuerdo ha sido posible después de que el Ejecutivo comunitario aceptara este miércoles modificar su posición inicial de julio de pedir el fin de las ayudas y, por tanto, el cierre de las minas deficitarias, en 2014. Una mayoría de Estados miembros, liderados por Alemania y Francia, así como la Eurocámara, pedían una prórroga superior de al menos hasta 2018. Finalmente, Bruselas ha cedido a estas pretensiones y ha aceptado retrasar a 2018 el fin de las subvenciones con la condición de que las ayudas se reduzcan de forma progresiva.

    El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, justificó su plan de cierre alegando que las empresas tienen que ser viables sin subvenciones y dijo que no sólo es una cuestión de justicia para los competidores que operan sin ayudas estatales sino que también revierte en interés de los contribuyentes y de unas finanzas públicas que se encuentran en un contexto de austeridad.

    Además, la UE se ha comprometido a reducir un 20% las emisiones de CO2 y a aumentar hasta el 20% el porcentaje de renovables de aquí a 2020, y la continuidad de las ayudas al carbón contradice esta política.

    En la UE la producción de hulla es pequeña en relación con la demanda y no deja de descender (147 millones de toneladas en 2008 o el 2,5 % de la producción mundial). De hecho, la UE importa más de la mitad del combustible que utiliza en sus centrales eléctricas de carbón.

    La ayuda total concedida al sector hullero se ha reducido a la mitad, pasando de los 6.400 millones de euros de 2003 a los 2.900 millones de 2008. Las subvenciones a la producción han descendido en un 62 %, hasta los 1.288 millones del total en el mismo periodo, a medida que se ha ido destinando una proporción cada vez mayor a cubrir los costes sociales y ambientales del cierre de las explotaciones.

    El sector da trabajo a unas 100.000 personas en Europa: 42.000 en el sector hullero propiamente dicho y más de 55.000 en industrias afines.

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.