Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Demuestra cuánto quieres a tus empleados

    San Valentín está cerca y aunque en MuyPymes no solemos escribir noticias relacionadas con el “día de los enamorados” sí que creemos que estas fechas en las que podemos demostrar cuánto apreciamos a nuestros empleados.

    O al menos eso es lo que piensan los chicos de Mashable que con motivo de la llegada de este día “tan especial” acaban de publicar una guía en la que incluyen algunos consejos con los que podemos demostrar a nuestros empleados que realmente nos preocupamos por su bienestar. 

    1. No bloquear el acceso a las redes sociales

    Una de las cosas que más suele molestar a los trabajadores, es que sus empresas les impidan acceder a redes sociales como Facebook o Twitter, para de vez en cuando, consultar qué es lo que se cuece entre su círculo de amigos.

    De hecho, un estudio elaborado hace no demasiado tiempo por la Universidad de Melbourne, venía a demostrar que las empresas que permitían el acceso a las redes sociales, obtenían a cambio una mayor productividad por parte de sus empleados.

    La razón sobre la que giraba el grueso del estudio es que el trabajador al que se le permite tomar pequeñas pausas regulares para desconectar de su trabajo, puede “limpiar su mente” y volver más tarde a trabajar con energías renovadas.

    2. Permite que escojan sus propias herramientas

    Siempre que sea posible, permite que tus empleados puedan escoger las herramientas con las que se sienten más cómodos para trabajar. Por ejemplo, a menos que sea imprescindible, no les obligues a navegar con Internet Explorer y si por ejemplo se sienten más cómodos con otros gestor de correo electrónico que no sea Outlook…¿Por qué no permitírselo? 

    3. Teletrabajo y trabajo en la nube

    Poder trabajar desde casa de vez en cuando siempre es una buena noticia para los empleados que por ejemplo tienen hijos, están esperando que les entreguen una compra o tienen que realizar una gestión importante ese día.

    Si la mayor parte de las herramientas y los contenidos de la empresa se encuentran en la nube, las posibilidades de poder ofrecer este tipo de flexibilidad son mucho mayores. Además con este tipo de medidas estamos demostrando a nuestros empleados que confiamos en ellos, que no necesitamos “vigilarles” de cerca para asegurarnos que hacen bien su trabajo.

    Incluso desde un punto de vista productivo, hacer que nuestros sistemas sean accesibles desde cualquier parte,  y permitir que cualquiera pueda trabajar de forma remota, reduce al máximo las incidencias de bajo rendimiento.

    4. No prohíbas las llamadas personales

    Para muchas empresas resulta muy tentador establecer una norma interna por la que se prohíben las llamadas personales durante el horario de oficina, pero este tipo de medida no nos va a convertir precisamente en el jefe del año.

    Afrontemos la realidad. A menos que uno de nuestros empleados realmente abuse de nuestra permisividad, lo normal es que no reciban o realicen más de una o dos llamadas al día. ¿Realmente nos afecta tanto?

    5. ¿Amigo o follower de nuestros empleados?

    En Mashable consideran que el hecho de que el jefe se convierta en follower de sus empleados en Twitter o amigo en Facebook es una práctica recomendable siempre que no se aproveche esta “amistad” para controlar lo que hacen y formarse juicios de valor.

    Nosotros no estamos tan convencidos de este extremo ya que creemos que al final, siempre existe una “delgada línea roja” que no debemos traspasar.

     


    6. Tu propia red social

    Lo que sí nos parece mejor idea es que nuestra empresa se dote de una estructura interna “social media”. Gracias a aplicaciones como Ning o Yammer, podemos crear un Twitter o un Facebook de nuestros empleados que pueden emplearla no sólo para comunicarse entre sí, sino como una auténtica herramienta de productividad.

    A un nivel más profesional tenemos Chatter, la red social privada desarrollada por Salesforce y que permite a los empleados de las medianas empresas colaborar en proyectos sin perder un carácter social.

    7. Música

    Permitir música en la oficina, aunque sea en momento concretos (por ejemplo a la hora de la comida) es una forma de fomentar el buen humor entre nuestros trabajadores.

    Además, si la medida se populariza, podemos crear listas de reproducción de nuestra oficina, permitir que los empleados compartan en el “hilo musical” sus propias playlists y aún más, crear un disco con los grandes éxitos del año.

    8. Premiar por check-ins

    Foursquare y sus check-ins se está convirtiendo en una red social cada vez más popular. El marketing de geolocalización es el futuro e incluso en nuestro país ya existen algunas empresas que premian a los clientes que hacen check-in en sus instalaciones. ¿Por qué no trasladar esta filosofía al mundo corporativo?

    Podíamos otorgar una pequeña recompensa al trabajador que más veces hubiese hecho check-in en nuestra oficina a lo largo de un mes, o yendo más lejos instaurar un sistema de medallas, tal y como hace la popular red social.

    9. Incluir a todos nuestros trabajadores en la página corporativa de la empresa

    Una más que buena idea es reservar un pequeño espacio en nuestra página corporativa para cada uno de nuestros trabajadores. Desde el directivo más importante hasta la persona que limpia nuestras instalaciones, todos deberían tener el derecho de sentirse representados en la Red. 

    Se trata de un pequeño detalle, pero importante a la hora de demostrar que todo el mundo es importante, que la labor de cada persona es un granito de arena que aspira a alcanzar un objetivo común.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.