Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo vencer al estrés en 45 segundos

    estresadoEl estrés es sin duda uno de los peores enemigos a los que nos podemos enfrentar. No sólo por el estrés en sí mismo, sino también porque en él se encuentra el origen de muchas otras enfermedades.

    Para ayudarnos a vencer episodios puntuales de estrés, los chicos de Lifehack han publicado un recopilatorio en el que incluyen unos cuantos consejos para des-estresarnos en menos de 45 segundos, y en MuyPymes hemos seleccionado los mejores. ¿Te los vas a perder?

    Leer un poema (o un texto que nos inspire)

    El lenguaje, especialmente cuando se formula de la forma apropiada, como en un poema, un haiku o un texto que nos pueda inspirar, tiene un gran poder para relajarnos. Cuando nos obsesiona un problema, cuando nos ataca la ansiedad, dedicar un minuto a leer el “texto adecuado” puede ayudarnos a re-enfocar la situación que nos está estresando.

    Caminar

    Cuando sientas que no puedes más, simplemente levántate. Sal de la oficina y camina. Basta con que des una vuelta al edificio y en menos de un minuto habrás “recargado las pilas”. De alguna forma con esta técnica, conseguirás que los problemas se queden dentro de las paredes de la oficina, y al poder caminar al aire libre podrás resfrecar las ideas.

    Incluso si hace un buen día y puedes aprovechar para “tomar el sol” durante unos segundos. Aunque este consejo pueda parecerte naïf, nunca subestimes el poder que tiene el viento y el sol para cambiar tu estado de ánimo.

    El poder de los olores

    Se ha escrito mucho sobre la aromaterapia. Mientras existen personas que consideran que es un “camelo” comparable con la homeopatía, lo cierto es que muchos psicólogos y psiquiatras han conseguido demostrar que funciona.

    Un olor agradable puede cambiar la forma en la que nos sentimos. Y no hace falta que quememos “aceites esenciales” en nuestro puesto de trabajo. El olor de la piel de las naranjas por ejemplo, es conocido por ser capaz de ayudarnos a desconectar de episodios de ansiedad.

    Meditación

    No se trata de convertinos en monjes tibetanos de la noche a la mañana, pero si hay algo que está más que demostrado es que meditar tiene un poder increíblemente beneficioso para relajarnos y tomarnos la vida de una forma más tranquila. Meditar, a nivel principiante, consiste básicamente en cerrar los ojos y durante un minuto centrar nuestra atención en nuestra respiración, contando las veces que inspiramos y las que expiramos.

    Aunque parezca increíble, este sencillo ejercicio va a conseguir que cuando volvamos a abrir los ojos, nos sintamos mucho más tranquilos, pudiendo encarar el problema que nos preocupa con la mente más despejada.

    Escuchar música

    Si hay algo capaz nuestro estado de ánimo de forma casi instantánea es una buena canción. La mayoría de las canciones apelan a nuestros sentimientos más primarios; muchas evocan recuerdos muy personales, y apelan a cómo nos sentíamos en determinadas situaciones.

    Escoger las canciones apropiadas puede ayudarnos a que nos sintamos mejor con sólo pulsar el Play de nuestro reproductor MP3. Podemos incluso crear una lista de reproducción en la que se incluyan exclusivamente esas canciones que sabemos que nos hacen sentirnos bien.

    Riéte

    Está “clínicamente demostrado” que reír consigue relajar cada músculo de nuestro cuerpo. Incluso si no lo hacemos a carcajadas, reirnos tres o cuatro veces al día debería indicarse por prescripción médica. Son tantos los beneficios de la risa, que no son pocas las empresas que apuntan a sus empleados a sesiones de risoterapia.

    El problema es que no siempre es fácil encontrar motivos para reirnos en la oficina y más aún cuando estamos presos de una crisis de ansiedad. Sin emabargo siempre que tengamos cierta libertad para navegar por Internet, podemos crear una carpeta de favoritos en las que guardemos las páginas, tiras cómicas, chistes, etc. de la que echar mano cuando lo necesitemos.

    Organizar

    Es curioso notar cómo a nivel doméstico muchas veces la mejor forma de vencer el estrés es limpiar la casa, poner todo en orden y volver al trabajo. Su equivalente en la oficina podría ser ordenar nuestra mesa y cajones, o crear una nueva regla para nuestro correo electrónico. Cuando todo está en orden, también nuestras ideas lo están.

    Acurrucarse

    Este consejo está especialmente indicado para todos aquellos que trabajan en su casa. Se trata de algo tan sencillo como tumbarse o acurrucarse en un sofá y abrazar con fuerza tu mamta, tu peluche, tu mascota, etc. durante unos segundos.

    Se trata de encontrar nuestra zona de confort, aquel espacio de nuestro hogar en el que realmente nos sentimos bien, donde sin saber muy bien por qué, sentimos que nada malo puede pasarnos.

    Comer

    Comer los alimentos adecuados y beber las bebidas indicada puede ayudarnos a relajarnos antes de que nos demos cuenta.  Antes que el café, eligé un té, y antes de abrir una bolsa de patatas fritas, cómete una manzana.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.