Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Por qué trabajamos 40 horas a la semana?

    horario-trabajo¿Por qué en España, como en muchos otros países del mundo, trabajamos 40 horas a la semana? ¿Realmente esta es la forma más productiva de trabajar? ¿Es la que produce mejores resultados? ¿Qué alternativas se podrían considerar?

    No es fácil responder en un único artículo a todas estas cuestiones, pero sí que podemos establecer una base sobre la que enfocar el debate porque, en un mundo cada vez más tecnológico y globalizado…¿sigue teniendo sentido un modelo que se remonta a 1919?

    Cuando en MuyPymes hablamos de productividad, o cómo podemos exprimir al máximo nuestro tiempo, es fácil comprender las quejas que en ocasiones llegan a nuestra redacción: “todo eso está muy bien, pero a menos que trabajes por tu cuenta, tendrás que pasar un mínimo de 38 o 40 horas en la oficina, hagas lo que hagas”.

    Evidentemente cada empresa tiene una cultura organizativa distinta, y puede ser más o menos flexible pero si hay algo en lo que existe un consenso es que la jornada laboral es de 8 horas y que a lo largo de la semana la empresa va a pagar al trabajador por casi 40 horas de su tiempo. Pero…¿por qué precisamente 40? ¿Por qué no 50 o 30?

    Para entender cómo se llegó a esta cifra, deberíamos retroceder hasta los tiempos de la revolución industrial, en el momento en el que los sindicatos comenzaron a ganar peso y a manifestarse públicamente a favor de una reducción de las horas de trabajo. Como todos sabréis , a finales del siglo XIX era bastante habitual que una jornada media pudiese llegar a las 16 horas, por lo que reclamar una jornada de 8 horas parecía no sólo justo, sino uno de los derechos básicos de los trabajadores.

    De hecho, en 1919 la International Labor Organization constató que la jornada de 8 o 9 horas era algo había conseguido imponerse en la mayoría de las empresas de la época y un poco más tarde, en 1938, las famosas 40 horas semanales fueron introducidas en el cuerpo legal de varios países, siendo el Reino Unido y Estados Unidos los primeros en reconocerlas de forma oficial.

    Críticas a la jornada de 40 horas

    Desde entonces, una gran parte de los países del mundo han adoptado este sistema laboral como un estándar. Sin embargo esto no quiere decir que sea, ni mucho menos, la jornada laboral ideal o la más productiva. De hecho, tal y como nos explican en Lifehack, podemos remontarnos hasta 1950 para encontrar un estudio del MIT en el que ya se afirmaba que “un trabajador medio podría trabajar 11 horas a la semana para producir lo mismo que trabajando 40”.

    Desde entonces, varios estudios han intentado encontrar un sistema laboral más justo, que produza los mismos beneficios económicos de los que disfrutamos hoy en día. Algunos se han llevado a la práctica, como las famosas 35 horas semanales del modelo francés, la semana de cuatro días que disfrutan los funcionarios en Hawai o Washington, o las 27 horas de trabajo que de media emplea un holandés o un noruego en su trabajo semanal.

    Pero más allá de esto, resulta notable el estudio que se desarrolló a este respecto en 2010 en Reino Unido. Así, según la New Economics Foundation la jornada laboral semanal ideal no debería superar las 21 horas.

    Según leemos en su web, “una jornada laboral más corta podría ayudarnos a lidiar con muchos de los problemas a los que nos estamos enfrentando hoy en día: estrés laboral, desempleo, consumismo excesivo, contaminación, desigualdad social y quizás lo que es más importante, tiempo para disfrutar de la vida. Necesitamos más tiempo para ser mejores padres, ciudadanos, mejores carreras y mejores vecinos e incluso, podríamos ser mejores empleados: menos estresados, más enfocados, más felices en el trabajo y más productivos”.

    Sin embargo no parece que el modelo actual vaya en este sentido, sino más bien todo lo contrario. Según Forbes, más que 40 horas, nos encaminamos hacia un nuevo estándar de 70 horas semanales. Gracias a que precisamente cada vez estamos más conectados, cada vez son más los profesionales que viven pegados a su BlackBerry, que contestan e-mails de trabajo desde la cama y que incluso emplean sus vacaciones para trabajar. Y es que, según afirman algunos expertos el simple hecho de que la empresa nos de una BlackBerry, supone que trabajaremos una media de 15 horas más a la semana.

    Antes de seguir adelante, deberíamos tomarnos un tiempo para dar un paso atrás y reflexionar: ¿es esto lo que queremos? ¿otro mundo laboral, es posible?

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.