Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 señales para cambiar de trabajo

    Tomar la decisión de cambiar de trabajo es complicado. Nuestra situación personal, económica o el propio mercado laboral, que no está en su mejor momento, pueden ser algunas razones por las que seguir en nuestro actual puesto aguantando carros y carretas.

    Sin embargo, hay señales que nos piden un cambio por nuestra salud y para poder seguir progresando. Pero ¿cuáles son esas señales? ¿cómo ver nuevas oportunidades laborales? Te ayudamos a contestar estas preguntas.

    Aunque nos tenemos que sentir afortunados por tener un trabajo en los tiempos que corren, no siempre es lo mejor. Tener un trabajo que no nos interesa o estar sometidos a demasiado presión pueden repercutirnos en nuestra salud o vida social.

    Pero ¿cuándo debemos plantearnos un cambio de vida laboral? Gracias a un artículo de The Best Articles Every Day os mostramos cuáles son los síntomas para decir adiós a nuestro trabajo. 

    1. No aprender nada nuevo: los trabajos suelen ser rutinarios pero esto no significa que no se puedan buscar nuevas fórmulas para mejorar, acciones diferentes a los de nuestra competencia. Si no encuentras motivación para innovar o no te dan la oportunidad, ya tienes el primer síntoma.
    2. No levantarse nunca con ganas de ir a trabajar: ¿a quién le apetece ir a trabajar todos los días? Pocos dirán que sí. Sin embargo, si esto se convierte en el pan de cada día, nos falla algo.
    3. Estar más tiempo navegando por la Red que trabajando: las distracción en la Red son más o menos lógicas pero esto no debe ser una excusa para estar más tiempo en las redes sociales que haciendo nuestro trabajo.
    4. No estar agusto con la mayoría de los compañeros: el ambiente en la empresa es una clave fundamental para estar bien con nosotros mismos y nuestro empleo. Si esto fallo, tenemos otro problema.
    5. Aprovechar el tiempo para buscar otro trabajo: estar más horas en Infojobs que en la web de nuestra compañía es un síntoma de que no disfrutamos con nuestro tarea laboral.
    6. No ascender o progresar laboralmente en dos años: los progresos son otra motivación extra que si no se da nos puede ayudar a tomar la decisión.
    7. Tu jefe te absorbe: hay superiores para todos los gusto pero si el tuyo no te deja vivir, te presiona mucho y esto te afecta psicológicamente, es momento de plantearse que está antes tu empleo o tu salud.
    8. La empresa no va bien: si a alguno de los otros síntomas se añade este, lo mejor es salir antes de que el fuego nos queme.
    9. Estas estresado continuamente: el estres es muy frecuentes entre los trabajadores. Sin embargo, es un estado que no todo el mundo puede llevar bien.

    Aunque es normal sentirnos identificados con alguna de estas ideas de vez en cuando, el problema es cuando esto se convierte en una rutina. Por ello, si tienes muchos de estos sintomas de forma prolongada, quizás es el momento de empezar a ver nuestras habilidades laborales, repasar el curriculum y buscar nuevas oportunidades.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.