Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 5 cosas que un CIO puede aprender de Angry Birds

    Angry Birds es el juego del momento. Disponible para casi todas las plataformas que nos podamos imaginar, este sencillo pero muy adictivo juego en el que unos pájaros en enfrentan a unos “terribles” cerdos, no sólo nos entretiene, sino que según CIO.com puede enseñarnos valiosas lecciones sobre cómo gestionar la tecnología en nuestra empresa.

     

    1. Tienes que jugar para entender las reglas

    La única forma de poder superar un nivel en Angry Birds es jugando, porque al principio no se nos dan unas reglas claras de lo que tenemos o podemos hacer. Lo mismo ocurre en tecnología: demasiados CIOs protestan contra el auge del social media o “tuercen el morro” cuando se propone dar a los empleados un modelo de teléfono que no es estrictamente corporativo, por no hablar cuando se les hace ver que quizás va siendo hora de olvidarse de una vez por todas de Internet Explorer 6.

    Los CIOs tienen que tener en cuenta que si no le dan una oportunidad a las tecnologías emergentes, aquellas que la mayoría utilizan en sus hogares (pero no se les permite utilizar en el trabajo) estarán perdiendo una oportunidad única para crecer.

    2. Las personas triunfan cuando se reconoce su talento

    Cada uno de los pájaros que protagonizan Angry Birds, tiene unas características especiales. Está el pájaro goro y negro capaz de tirar bombas, el pequeñito y azul capaz de multiplicarse y atravesar fácilmente los cristales o el potente pájaro triangular amarillo, capaz de derribar el muro más grueso.

    De igual forma, el CIO tiene que aprender a valorar y utilizar el talento de los miembros de su equipo de trabajo. En este sentido, el CIO también ejerce de CTM (Chief Talent Manager), ayudando a las personas a encontrar un equilibrio entre aquello que les apasiona y las necesidades que tiene la organización. Aprender a detectar el talento de cada uno y saber utilizarlo en el momento indicado es clave para el futuro de la organización.

    3. Cuando se empieza mal, merece la pena volver a empezar

    Los jugadores más experimentados pueden determinar desde el primer segundo, que si el lanzamiento del primer pájaro ha ido mal, más vale que no sigan con la misma partida porque ya no podrán superar el nivel o mejorar su puntuación. Lo más inteligente es empezar de nuevo y mejorar ese primer lanzamiento.

    De la misma forma, lo CIOs suelen detectar desde las primeras etpas de un nuevo proyecto qué es lo que está funcionando y qué es lo que está fallando, pero en vez de replantear de nuevo el proyecto, orientándolo hacia un logro mayor, tienden a dejar  que el equipo siga trabajando en un proyecto que saben de antemano que van a tener que cambiar, o que no les interesa demasiado.

    4. Diferentes problemas requieran distintos especialistas

    Rovio, la empresa responsable de Angry Birds, introduce en el juego distintos materiales como cristal, madera, hormigón, etc. Cada material tiene propiedades físicas diferentes, y reacciona de distinta forma en función del tipo de pájaro que impacta sobre su superficie. Esta propieda consigue, como os podéis imaginar, que el juego sea más complejo e interesante de lo que en un principio podría parecer.

    En este sentido, el CIO se enfrenta a escenarios cada vez más complejos en los que ya no puede echar mano de ese programador fijo, capaz de arreglar cualquier problema. Interfaces de usuario, redes, desarrollo, etc. requieren conocimiento y talentos diferentes, y si a esto le añadimos funciones como help desk, movilidad, ERP, etc. nos arroja a un escenario en el que es fácil darse cuenta de que tal vez el departamento no puede ocuparse de todo, que quizás debe considerar externalizar.

    5. Tirar una bomba no va a cambiar por completo toda la situación

    Aunque Angry Birds tiene un concepto de la física un tanto particular, la experiencia práctica que demuestra se puede aplicar al mundo de la empresa. No hay más que darse cuenta que cuando lanzamos una bomba en una zona muy alejada o que realmente está bien protegida, el efecto que vamos a obtener será muy limitado.

    Para los CIOs, la situación es bastante similar. Si queremos implementar un cambio global, que afecte decisivamente al conjunto de la organización debemos cambiar la forma de pensar. Tenemos que dar un paso atrás en el mundo IT y entender cómo funciona el negocio, y cómo el departamento IT se integra en un sistema más complejo.

    No podemos presentarnos el lunes por la mañana con un nuevo procedimiento en el Intranet de la empresa y pensar que porque lo hemos desarrollado nosotros, todo el mundo lo va a adoptar y va a funcionar. Hace falta pensar en cómo es la cultura de una organización para saber soltar esa “bomba” en el lugar adecuado, en el momento preciso.

     

    También te gustará

    cestas-de-navidad

    Cestas de Navidad por derecho: Una sentencia que sienta jurisprudencia

    Es una de las maneras de fidelizar a los empleados, el darles un obsequio cuando …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.