Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El arte de la guerra para trabajadores modernos

    “El arte de la guerra” escrito por Sun Tzu hacia el año 500 antes de Cristo, es el tratado militar más famoso de la historia. Tanto, que las lecciones que de él se extraen aún son aplicadas por ejércitos de todo el mundo y es más: se ha convertido en libro de cabecera de grandes empresarios como Emilio Botín. Te contamos qué lecciones podemos aprender para mejorar nuestra productividad.

    Comunicación

    Sun Tzu dijo: “”Si las órdenes no son claras y distintas, si las órdenes no son completamente comprendidas, el culpable es el general.”

    Traducción: Si nuestra comunicación no es es efectiva, si no somos capaces de explicar bien lo que queremos decir, entonces los problemas que se derivan de esa falta de comunicación quedan bajo nuestra responsabilidad. En este sentido, más nos vale respasar que cada e-mail que enviamos, cada conversación que mantengamos, sea guiada por esta simple norma.

    A este aforismo podríamos aplicarle el siguiente colorario: “Si las órdenes son claras, pero aún así los soldados desobedecen, la responsabilidad recae sobre sus oficiales superiores” o lo que es lo mismo: si hay alguien que está afectando negativamente a nuestra productividad entonces tenemos que tomar cartas en el asunto.

    Mantener la calma

    Sun Tzu dijo: “Utilizar el orden para enfrentarse al desorden, utilizar la calma para enfrentarse con los que se agitan, esto es dominar el corazón”.

    Traducción: La forma más rápida para perder nuestra productividad es perder la calma. Cuando nos sintamos agitados, más vale que repiremos hondo y pensemos bien qué vamos a hacer antes de actuar precipitadamente. Si eres capaz de mantenener la calma durante una crisis, podrás dar el siguiente paso en la dirección adecuada.

    Ser productivo y ser profesional son dos términos íntimamente relacionados. Nunca pierdas la calma cuando trabajes con un compañero, y mucho menos cuando la misma situación se de con un superior.

    Estar preparado

    Sun Tzu dijo: “El arte de la guerra nos enseña a confiar no en la posbilidad de que el enermigo no aparezca, sino en estar preparados para recibirle; no en la posibilidad de que no nos ataque, sino más bien en que hemos construído una posición que es inexpugnable” .

    Traducción: Haz todo lo posible para estar preparado, porque sólo es cuestión de tiempo para que algo salga mal. Si tienes plazos de entrega diarios, trabaja con dos días de anticipo para poder ganar un pequeño buffer en caso de que surja un imprevisto. Toma la iniciativa, prevé qué es lo que se espera a corto-medio plazo, para cuando se te pida un trabajo, ya esté casi completado.

    Intenta determinar cuáles son las principales dificultades a las que te vas a tener que enfrentar, y determina cómo vas a superarlas si es que finalmente se presentan.

    Trabaja para conseguir trabajo

    Sun Tzu dijo: “Las oportunidades se multiplican si se aprovechan”

    ¿Tu jefe necesita un voluntario para quedarse unas horas más y trabajar en un proyecto inesperado? Tú te presentas. ¿Tu empresa necesita un speaker para esa presentación? Tú serás ese speaker. Cuantas más experiencias acumules en tareas que se salen de tu trabajo ordinario, más posibilidades tendrás de mejorar tu formación, mejorar tu curriculum y quién sabe, acceder a una mejor posición dentro de tu empresa o en otras.

    Aumenta tu base de contactos

    Sun Tzu dijo: “La táctica sin estrategia es el sonido que precede a la derrota. La estrategia sin la táctica, es el camino más lento hacia la victoria”

    Traducción: Mantén un contacto fluido con tus compañeros de trabajo, tus colegas de otras empresa y sí, también con tus jefes. Nunca sabes cuando se puede presentar una buena oportunidad para ascender, o encontrar una posición atractiva en otro lugar. Sin embargo no basta con mantenerse en contacto, tienes que tener un plan previo sobre cómo ejercer cierta influencia sobre esa base de contactos.

    Sé desinteresado

    Sun Tzu dijo: “El general que avanza sin codiciar la fama o se retira sin miedo a caer en desgracia, cuyo único pensamiento es proteger el país y prestar un buen servicio a su soberano, es una joya para el reino”.

    Traducción: A nadie le gusta contar en su empresa o en su equipo con una persona manipuladora, trepa o pelota. Simplemente haz lo que sea mejor para tu empresa, y si actúas de este modo, en última instancia estarás trabajando en tu propio beneficio. Sé humilde, incluso en el éxito, y estarás en posición de ganar aliados.

    Usa tus puntos fuertes

    Sun Tzu dijo: “Está escrito que si conoces a tus enemigos y te conoces a ti mismo, vencerás más de cien batallas;  si no conoces a tus enemigo pero te conoces a ti mismo, vencerás algunas batallas y perderás otras; si no conoces a tus enemigos y tampoco te conoces a ti mismo, perderás todas las batallas”.

    Traducción: Si conoces cuáles son tus puntos fuertes y los utilizas de la forma apropiada, si comprendes cuáles son los problemas que pueden afectar a tu productividad, tendrás un éxito casi garantizado.

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    • Kike Santillán

      Gracias por el artículo pero en el punto de la táctica sin estrategia, la verdad es que su traducción no tiene nada que ver.

      Saludos

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.