Jueves , 29 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Están preparados los Chromebooks de Google para la empresa?

    Nos cuentan nuestros compañeros de MuyComputer, que los primeros portátiles equipados con Chrome OS (los conocidos como Chromebooks) ya pueden reservarse en webs especializadas como Amazon. Una y otra vez, Google ha asegurado que este tipo de equipos son ideales para empresas y trabajadores en movilidad, ya que permiten a la empresa adquirir un equipo económico pero que tiene toda la potencia de “la nube”. En MuyPymes hemos intentado dilucidar hasta qué punto es cierta esta afirmación.

    Los primeros Chromebooks que van a ver la luz en los próximos días son el Samsung Serie 5 y el Acer Cromia. Los equipos, que pueden adquirirse por un precio que ronda los 500 dólares, no destacan por un hardware especialmente revolucionario ni por unas prestaciones que se encuentren por encima de la media. Tal y como explican en MuyComputer, su equipamiento interno va un poco más allá que el de un netbook moderno y es que, como veremos a continuación, en estos equipos más que en cualquier otro, el sistema operativo es la estrella.

    ¿Por qué afirma Google que es ideal para las empresas?

    Como todos sabemos, términos como Windows, Microsoft Office o Outlook son los que triunfan en el ámbito corporativo. Y es que si hay algo que ha hecho bien Microsoft es ofrecer a las empresas todas las herramientas que necesitan para llevar a cabo su trabajo, convirtiéndose en un estándar de facto en casi todos los sectores. Frente a este realidad, ¿Qué argumentos ofrece Google para intentar entrar en el mundo empresarial?

    samsung-chromebook

    Menos trabajo para el administrador de sistemas

    Afirman en Google que con Chrome OS, un sistema operativo orientado al 100% a la nube, desaparecen los cuelgues y conflictos entre aplicaciones, las actualizaciones eternas, los virus y demás programas infecciosos, los programas y las tecnologías obsoletas y la complejidad de los ordenadores “tradicionales”.

    En este sentido, asgeguran, el administrador de sistemas se enfrenta a un trabajo mucho más sencillo en el que los problemas técnicos se reducen a su mínima expresión. En el peor de los casos (el ordenador deja de funcionar) basta con proporcionar cualquier otro ordenador al trabajador que, al introducir sus datos de usuarios y su contraseña podrá seguir trabajando en el mismo punto en el que se encontraba.

    Acceso instantáneo

    Gracias a que Chrome OS es básicamente un navegador y que estos portátiles vienen equipados con unidades SSD, el arranque de los equipos se produce en menos de 8 segundos, y de forma instantánea en caso de que el equipo se encuentre en estado de hibernación. 

    De la misma forma, al ser un equipo con tan pocas pretensiones desde el punto de vista técnico, posibilita que aumente de forma dramática la duración de la batería. Con una única carga, aseguran en Google, puede cubrirse una jornada entera de trabajo. Por otro lado es más que probable que este tipo de equipos se comercialicen gracias a acuerdos con operadoras telefónicas de modo que la conexión Wi Fi o 3G siempre esté garantizada.

    Equipos Low-cost

    Con un coste que no llega a los 500 euros, los chromebooks se encuentran entre los equipos más competitivos del mercado. Desaparece la necesidad de comprar licencias para programas antivirus, programas para realizar backups o de encriptación de datos ya que todo lo que producimos se almacena de forma segura, de forma instantánea.

    Para medianas y grandes empresas se prevé además un plan de precios que pasan por la suscripción, de modo que siempre tengamos un ordenador nuevo cuando lo necesitemos, evitando los “dolorosos” procesos de migración de datos y demás tareas IT.

    Google se encarga del soporte técnico

    Tanto a nivel de hardware, como de software y aplicaciones integradas (Gmail, Calendar, etc.) va a ser la propia Google la que se va a encargar de dar todo el sorporte técnico que las empresas puedan necesitar, por lo que ya no estamos obligados a lidiar con varias empresas.

    chrome_apps

    ¿Qué es lo que nos gusta de los Chromebooks?

    Si una empresa da el paso y decide mantener todos sus datos y aplicaciones en la nube, los Chromebooks puede resultar una buena opción para determinados escenarios. Son equipos muy ligeros y ultraportátiles, se conectan de forma instantánea a la Red y los problemas técnicos con los que vamos a tener que lidiar, son mínimos.

    Si estamos acostumbrados a trabajar con aplicaciones como Gmail, Google Docs, Calendar, etc. y no tenemos muchas más pretensiones, son una alternativa razonable a estudiar. Buena parte de las características de un portátil al uso se “desperdician” en el mundo de la empresa y si tenemos en cuenta que el 80% del tiempo que pasamos frente a un ordenador lo hacemos frente a nuestro navegador, la propuesta de Google comienza a resultar atractiva.

    Para medianas o grandes empresas, los problemas de gestión IT se reducen considerablemente, permitiendo reducir dramáticamente sus costes en determinadas áreas de la empresa. Por otro lado y casi por primera vez, entramos en la era post-PC, es decir el trabajador puede acceder desde cualquier dispositivo a todas sus aplicaciones y datos e incluso si le roban su equipo, su información se mantiene a salvo.

    Qué es lo que no nos gusta de los Chromebooks

    Pese a sus bondades, los Chromebooks no dejan de ser un navegador (Google Chrome) que ya existe para cualquier otro equipo. En este sentido, incluso una empresa que confíe ciegamente en la Red puede seguir considerando útil mantener un sistema operativo tradicional con el que realizar algunas tareas que de momento resulta complicado hacer en la nube.

    Y no hablamos de tareas especialmente complicadas. A día de hoy por ejemplo, si alguien nos envía un archivo comprimido por correo electrónico, nos enfrentaremos a la esperpéntica situación de que Chrome OS no es capaz de abrirlo. Deberemos encontrar una web especial que nos permita abrir este tipo de archivos, subirlo, descomprimirlo on-line y bajar de nuevo los archivos a nuestro pequeño disco duro (16 GB). Lo que en cualquier sistema operativo llevaria unos segundos, en Chrome OS se transforma en una tarea de lo más tediosa. De la misma forma, retocar ligeramente una imagen nos obliga subirla a una aplicación especial (Picasa por ejemplo), realizar los retoques on-line (con las limitaciones que todavia tienen este tipo de aplicaciones) y volver a descargarla.

    Por otro lado, dependemos completamente de la Red. Si nos encontramos en un lugar en el que no haya redes WiFi y en el que además no tengamos cobertura 3G, no podremos utilizar nuestro equipo. Esta situación es más habitual de lo que podemos en un principio imaginar y es que sin ir más lejos, trabajar en un avión (algo habitual), se convierte en una tarea literalmente imposible.

    Google ha afirmado que sus aplicaciones acabarán por tener acceso off-line, pero en cualquier caso esto sólo servirá para las Apps desarrolladas por el gigante de Internet. Falta por crear un framework para que cualquier aplicación on-line pueda tener su versión off-line. Sólo así, podremos comenzar a hablar de un equipo que tenga cierto sentido en el mundo empresarial. 

    También te gustará

    power_pdf_2_standard

    Nuance Power PDF 2, análisis

    Nuance, proveedor líder en soluciones de imagen, voz y visualización de archivos ha presentado el nuevo Power …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.