Viernes , 30 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • España se abre paso en Silicon Valley

    Silicon Valley se ha convertido en los últimos diez años en la cuna de la industria tecnológica de todo el mundo. Tanto que como suele decirse en el sector, una empresa no es nadie hasta que no abre oficinas en este “pintoresco” valle de California. España ha decidido no dejar pasar esta oportunidad y fruto de la colaboración del Ministerio de Industria, el ICEX y la Fundación Banesto, nace el “Spain Tech Center”, el primer centro español de innovación tecnológica en Estados Unidos.

    El objetivo del nuevo centro es ayudar a los emprendedores españoles a abrirse camino en su aventura americana. La apertura del centro forma parte del “Plan de Internacionalización de servicios y contenidos digitales”  que tiene como objetivo aprovechar las oportunidades de negocio que ofrece Internet en el ámbito internacional y poner en valor los productos y servicios españoles de economía digital.

    Este nuevo centro, que entrará en funcionamiento el próximo 1 de julio, se localizará en Rocket Space en el barrio de Soma y sus instalaciones podrán acoger de forma simultánea un máximo de 35 empresas, que disfrutarán de este espacio de trabajo, formación y entrenamiento durante un periodo de seis meses, así como de asesoramiento por parte de una red de expertos estadounidenses.

    El Ministerio de Industria destacó la importancia de la ‘economía digital’. En concreto, el comercio electrónico y los contenidos digitales generaron más de 15.000 millones de euros en España en 2010, según los datos del Ontsi.

    Estas acciones de internacionalización forman parte del ‘Plan de Impulso de la Industria de Contenidos Digitales 2011-2015’, incluido en el Plan Avanza 2. En concreto, el ‘Plan de Internacionalización’ supone una inversión de 3,28 millones euros en 2011.

    De esta cifra, 2,28 millones euros proceden del Ministerio de Industria, aportados a partes iguales por la entidad pública Red.es y el ICEX, y el resto de otros socios.

    También te gustará

    48

    10 formas de ganar dinero mientras duermes

    ¿Recuerdas cuando te advierten que tangas cuidado con las deudas porque el interés nunca deja …

    • Marco Antonio Espona Camps

      Un problema de cajón y su solución
      Por Marc Antoni Espona Camps
      Soy inventor y quiero exponer mi indignación. Esto que contare a continuación parece inverosímil, pero tan real como la vida misma. En estos días se han formalizado muy a pesar nuestro unas reformas, las cuales la gran mayoría del todo injustas. Todo es debido a la poca formación de nuestros dirigentes, por no decir ninguna.
      En mi opinión, para la salida de la crisis actual sólo tenemos que fijarnos en cómo la humanidad ha evolucionado hasta nuestros días. El mundo en el que estamos y tenemos; lo que tenemos es gracias a tres elementos básicos: trabajo, invención o innovación y emprendedores. Por muchas vueltas que le demos en recortes por un lado y otro, si no potenciamos estos tres elementos no es posible la salida de la crisis.
      Con relación al tema de los ‘chorizos’, éste es un problema de la misma justicia la cual se tiene que reformar sin discusiones. Al inicio de este artículo he mencionado que soy inventor. ¿Cuál es el tema que quiero exponer? Para poder sacar un invento al mercado hacen falta muchos pasos y todos ellos cuestan dinero. En este mundo no existe un manual que diga lo siguiente. Toda persona que es capaz de inventar cualquier cosa dispondrá de recursos económicos para su desarrollo. Si esto no es así -y les aseguro de que no-, ¿cómo podemos dar a conocer nuestros inventos, si no disponemos de recursos ni tan solo para poderlos registrar? Éste problema que expongo lo tenemos el 99% de los inventores. Piensen que para la salida de la crisis es fundamental la invención y la innovación.
      En este país actualmente muchas empresas tienen que cerrar por falta de productos atrayentes para su fabricación. Todo generado por un sistema de registro de patentes incompleto. Si estas empresas pudieran disponer de los inventos no registrados, los cuales llegan a la cifra del 99%, esto cambiaria radicalmente. Para los empresarios sería una de las salidas más eficaces para su viabilidad. Cuantas más innovaciones, más posibilidades de elección de productos a fabricar y producir. Cuanta más producción, más empleo. Cuanto más empleo, menos paro. Esto parece claro. Bien, ahora expondré la solución de este tema del cual ni un solo medio de información ha hecho caso a lo que expondré. Supongamos que una persona está enferma y se va al medico para su cura. Ésta le manda hacerse unas pruebas las cuales su informe dictamina que necesita el trasplante de un órgano. El doctor informa al paciente que tendrán que consultar al banco de órganos por si tienen uno compatible para su caso.
      Hasta aquí se entiende. Pues bien, este planteamiento lo traslado a empresas e inventores. Supongamos que de repente la producción de una empresa cae en picado por falta de demanda de su género. Bien por ser antiguo, o por costes internos. ¿Qué quiere decir esto? La empresa está enferma y necesita una reconversión en sus productos de fabricación. Nosotros los inventores somos los que disponemos de estos productos para la reconversión. Lo que no disponemos nosotros los inventores y empresarios es de un banco de inventores como el de órganos para los enfermos. Si esto fuese posible, imagínense la cantidad de productos de los cuales las empresas dispondrían para elegir qué producto fabricar y desarrollar. Los mas beneficiados serian los consumidores. Este banco de inventores tendría que ser el primer paso antes del registro. Tiene que ser gestionado por las corporaciones tecnológicas de nuestro país. Las empresas deben estar afiliadas a estas corporaciones, las cuales asesorarían a la empresa que precisara de sus servicios. En este caso, para el desarrollo de un producto. Para los inventores, el tener un banco de inventos representa no tener que pagar al registro de su invención asta que una empresa se interesara por sus inventos y los quisieran desarrollar. Esto tampoco quiere decir que todos los inventos se acogerían dentro del banco. Seria el propio Estado quien mediante una valoración previa determinaría cuál es un invento o innovación atrayente para el bien común. Yo personalmente tengo más de 100 y sólo tres de ellos en el registro para que las empresas puedan visualizar y aprobar. Todo esto por no disponer de recursos económicos y, como yo, el 99% de los inventores. A mi entender, esto se merece un estudio y reflexión.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.