Jueves , 29 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Cómo nos ha afectado la revolución punto com?

    La irrupción de las Nuevas Tecnologías (curioso que sigamos considerándolas nuevas) ha tenido entre muchísimas consecuencias, un cambio radical en nuestros hábitos de consumo. El comercio electrónico conquista a millones de ususarios y determinados sectores se han visto obligados a reconvertirse con la esperanza de sobrevivir. El estudio “La revolución punto com”, elaborado por Emailing Network profundiza en este cambio de hábitos de consumo debido a Internet.

    Lo primero que nos revela el estudio es que uno de cada seis españoles confiesa que Internet ha cambiado considerablemente sus hábitos de consumo, especialmente, en lo que a viajes y ocio se refiere. Mientras que un 40% asegura que no ha vuelto a pisar una agencia de viajes, otro 40% reconoce que consume mucho más ocio (spas, masajes, entradas o restaurantes) desde que utiliza Internet. El motivo, en ambos casos, no es otro que el precio y, en un segundo plano, la sencillez y comodidad que ofrece este canal.

    Si bien el informe revela que una buena parte de los españoles (un 19%) no va a realizar ningún tipo de viaje este verano debido a su situación económica actual, uno de cada cuatro ya ha planificado y contratado sus vacaciones por Internet. Existe otro nutrido grupo que representa al 19% de los españoles que se declara “cazachollos de vacaciones”, lo que significa que busca tanto en Internet como en sus agencias tradicionales y, finalmente, compra donde se les ofrece la mejor oferta.

    Según este estudio, casi toda la población se apoya en Internet para planificar y/o reservar sus vacaciones, ya que únicamente un 2% de los españoles no recurre a la Red.

    Los productos más demandados on-line

    A pesar de que el sector viajes ocupa el número uno en el podio en lo que hace referencia a las compras on-line, los españoles consumen cada vez más productos o servicios a través de este canal. De hecho, un 41% ha comprado en alguna ocasión moda y un 28%, artículos de cosmética y belleza. En ambos casos, la mujer es quien realiza la mayor parte de las compras, mientras que los hombres declaran comprar cada vez más artículos de electrónica, seguros y productos financieros por Internet.

    El precio suele ser uno de los motivos por los que los españoles deciden hacer su compra on-line en lugar de hacerla en los establecimientos tradicionales. Concretamente, seis de cada diez españoles remarca que, por lo general, sus adquisiciones por Internet se corresponden con chollos, indistintamente de cual sea el sector.

    Mucho tienen que ver en todo esto los outlets on-line y, especialmente, los portales de compras agrupadas tales como Lets Bonus, Groupalia, Groupon, Offerum… Cada vez son más los españoles que planifican sus fines de semana, tratamientos de belleza, escapadas de fin de semana e incluso viajes en función de las ofertas que ofrecen este tipo de portales.

    Por otro lado, un 32% compra lo que necesita aunque reconoce que es más exigente en las compras on-line que cuando va a una tienda: compara precios en diferentes portales, la calidad de los productos… El 6% restante se corresponde con un colectivo que hace compras más impulsivas por Internet y que reconoce que se permite más caprichos en sus compras on-line de los que se podía conceder antes de la implantación de Internet.

    No sólo existe un alto porcentaje que no ha vuelto a pisar una agencia de viajes o que consume más ocio, sino que otro tanto (un 10%) revela que va muchas menos veces a tiendas de ropa, un 4% acude muchas menos veces al supermercado a comprar productos de alimentación e incluso, un 3% no ha vuelto a leer un libro de la manera tradicional.

    Ahora bien, tal y como declara un buen número de españoles (el 40%), el número de compras on-line aumentaría si los gastos de envío no encareciesen el precio final del producto adquirido. Por su parte, un 24% sigue sin fiarse plenamente de las nuevas tecnologías, motivo por el que aseguran comprar menos a través de este canal. La dificultad para cambiar el producto, el tiempo de espera para recibirlo o la imposibilidad de que se devuelva el dinero si el artículo adquirido no es del agrado del comprador son otros motivos por los que los españoles aseguran que no se decidan a dar “el salto a Internet”


    También te gustará

    HP Instant Ink

    HP presenta su servicio de reposición de tinta Instant Ink en España

    HP ha anunciado la llegada a España de su nuevo servicio de reposición de tinta …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.