Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Ni ayudas a parados ni créditos para empresas y familias

    INEM

    Parece ser que no empezaremos el nuevo curso económico con buenas noticias, al menos por el momento: el 15 de agosto se ha dado por concluida la ayuda de 400 euros a los parados, en espera de su renovación, y los créditos concedidos a familias y empresas en España ha descendido casi un 30% respecto al año pasado (periodo enero-junio).

    En el caso de la prestación por desempleo, el llamado Plan Prepara ha beneficiado a unos 190.000 parados pero ya ha expirado y su renovación está pendiente de lo que se decida en el Consejo de Ministros el próximo 26 de agosto. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha explicado que esa posible prórroga no sólo irá ligada a que los futuros beneficiarios busquen empleo, sino a que refuercen su
    formación, de la que ha dicho que es la vertiente más importante para considerar la renovación del Plan Prepara.

    Tanto CC OO como UGT consideran imprescindible que el Prepara esté en vigor otros seis meses más ante la elevada tasa de paro y del número de desempleados: del 20,89 % y 4.833.700 de personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año. También ha solicitado su continuidad el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno en las elecciones del próximo 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba.

    Los créditos, al nivel más bajo desde 2003

    La financiación a particulares y empresas tampoco nos va a dejar sonreír si tenemos en cuenta que los nuevos créditos concedidos en España entre enero y junio ascendieron a 310.570 millones de euros, una cifra que cayó el 27,48% en relación al mismo periodo de 2010 y que es la más baja desde 2003, cuando el Banco de España empezó a elaborar esta estadística.

    Las entidades financieras que operan en España restringieron sobre todo los préstamos a las familias, ya que éstos sumaron 38.547 millones de euros a cierre de junio, casi la mitad de los 69.919 millones concedidos en los seis primeros meses del año anterior. Buena parte de ese retroceso se debe a la caída de los créditos para la adquisición de vivienda, que pasaron de 36.972 millones en la primera mitad del año 2010 a tan sólo 19.337 millones en la primera parte de 2011. Los créditos al consumo también han bajado hasta un 47,8%, mientras que el resto de préstamos descendieron el 36,65%, hasta 11.452 millones. En el caso de la financiación a empresas, los descensos fueron más limitados, sin llegar al 25%.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.