Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Las mejores alternativas a Microsoft Office

    trabajadora

    Microsoft Office es uno de los productos más vendidos de la historia de la informática. Casi podríamos decir que no hay empresa u organización en el mundo que no haya trabajado en alguna ocasión con la suite ofimática de Microsoft. Sin embargo, esto no quiere decir que no existan alternativas, o que las que hay no sean de calidad. En este artículo os mostramos las suites ofimáticas más relevantes del momento.

    OpenOffice.org (Windows-Linux-Mac)

    OpenOffice.org  (en adelante OpenOffice) ha sido durante mucho tiempo la alternativa más seria con la que ha tenido que luchar Microsoft. Esta suite Open Source, conocida por sus seguidores por su abreviación Ooo, ofrece procesador de texto (Writer), hoja de cálculo (Calc), programa para realizar presentaciones (Impress), base de datos (Base) y aplicaciones menores como Draw o Math.

    Se trata de una suite multiplataforma y completamente gratuita que durante años gozó del reconocimiento de la comunidad. Sin embargo desde que Sun (propietaria de OpenOffice y StarOffice) fuese adquirida por Oracle en el año 2010, la suite comenzó a experimentar una leve pero ininterrumpida decadencia y proyectos que nacieron a partir de éste (como el caso de Libre Office), tomaron su lugar.

    Los últimos datos públicos llaman la atención sobre el hecho de que OpenOffice ha sido descargada más de 100 millones de veces y ha conseguido una cuota significativa de penetración en grandes empresas e instituciones públicas, algunas tan significativas como el Ministerio de Defensa de Singapur, o los Ayuntamientos de Bristol y Zaragoza. Además se calcula que su grado de penetración en el mundo corporativo ronda el 14%.

    LibreOffice (Windows-Linux-Mac)

    LibreOffice es un fork de OpenOffice y nace motivada por la compra que Oracle hace de Sun, hasta entonces propietaria de Open Office. El core y los programas que se ofrecen en LibreOffice por lo tanto son prácticamente los mismos que los que podemos encontrar en OpenOffice y su principal diferencia radica en el tipo de licencia que rige ambos desarrollos siendo la de Libre Office mucho más abierta y menos restrictiva.

    Además LibreOffice, liderada ahora por la fundación The Document  Foundation se basa en formatos de archivo abiertos (aunque puede reconocer y escribir en formatos propietarios de Microsoft Office) como son OpenDocument o OpenXML. Esto le ha llevado a conseguir el apoyo de una comunidad de desarrolladores que habían mostrado su discrepancia con la “deriva” de OpenOffice.

    Lotus Symphony (Windows-Linux-Mac)

    Lotus Symphony es la alternativa de IBM a Microsoft Office. Aunque también está basada en OpenOffice, tanto el diseño como sus funcionalidades, la alejan bastante del producto original, acercándola más al desarrollo de Microsoft.

    Como en el caso de las dos anteriores, Symphony en una suite ofimática multiplataforma, pero a diferencia de OpenOffice y LibreOffice, su foco principal se encuentra en el mundo de la empresa. De hecho, incorpora buena parte del desarrollo que ya se incluía en la propia Lotus Smart Suite e incorpora funcionalidades que le permiten comunicarse con otros programas y desarrollos de IBM, como por ejemplo, Lotus Notes.

    En cuanto a sus programas, ofrece Documents como procesador de texto, Spreadsheets como hoja de cálculo y Presentations, como software con el que realizar nuestras presentaciones.

    Corel Office (Windows)

    Corel Office es, como su propio nombre indica, la alternativa de Corel a la solución de Microsoft. Frente a las que hemos visto hasta ahora, Corel Office es una solución de pago (44,99 euros) y está pensada para funcionar tanto en el hogar como en la pequeña oficina.

    Herederos del famosísimo Wordperfect, la oferta de Corel recuerda mucho a lo que nos ofrece Microsoft aunque quizás, nos presenta un desarrollo más sencillo, en el que se obvian todas esas funciones que nunca vamos a utilizar, y en el que se hace una apuesta clara por el diseño y la usabilidad.

    En cuanto a su contenido, podemos contar con Corel Write para el tratamiento de texto, Corel Calculate para nuestras hojas de cálculo y Corel Show para nuestras presentaciones.  En el caso de que nuestra organización sea algo mayor, podemos contar con WordPerfect Office X5 que además de ampliar su licencia de uso, ofrece herramientas útiles para grandes organizaciones.

    iWork (Mac)

    iWork es la suite de productividad “made in Cupertino” para los usuarios Mac (que también tienen a su disposición la versión de Microsoft Office para Mac). Como casi todos los productos desarrollados por Apple, iWork destaca por su sencillez, su usabilidad y un diseño impecable.

    Compatible con los productos de Microsoft, tiene a su favor el hecho de disponer de versiones propias para iPad e iPhone que permiten sincronizar los documentos entre distintos dispositivos gracias a iCloud.

    Ofrece Pages ‘o9 como procesador de texto, Numbers ’09 como hoja de cálculo y Keynote ’09 como programa con el que realizar nuestras presentaciones.

     

    Gnome-office y Koffice (Linux)

    Aquellos usuarios de Linux que no están del todo convencidos de las bondades de OpenOffice o LibreOffice siempre pueden contar con Koffice o Gnome-office, dos desarrollos nativos que quizás se integren mejor en los escritorios Kde y Gnome respectivamente.

    Ambos desarrollos cumplen con las necesidades de la mayoría de los usuarios domésticos, aunque es cierto que quizás ninguno de los dos sea lo suficientemente maduro como para dar el salto al mundo empresarial.

    Una de sus ventajas sin embargo es que van más allá de ofrecer las herramientas clásicas de este tipo de suites, y en el caso de Gnome-office se incluye una aplicación financiera como Gnucash o un diseñador de diagramas como Dia.

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    • Dani

      El problema de estos productos alternativos es la compatibilidad de formato con la suite de Microsoft —porque nadie puede obligar a otro a salir de ella— y paradójicamente, con ellos mismos. He visto romper el formato de un documento de OpenOffice creado con el propio programa.

      Existe otra alternativa llamada WPS Office que reza ser totalmente compatible con MS Office, veremos.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.