Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El lujo de que decidan por ti

    heaven_hell

    Hace unas semanas, Ruth Jamieson, periodista del periódico británico ” The Guardian” reflexionaba en una divertida columna sobre cómo al menos en Reino Unido, estaban triunfando las empresas que “liberaban al consumidor” de tener que decidir. Se hace negocio al ayudar al cliente a decidir qué libro leer, qué película ver, o incluso que tarta o café tomar por las mañanas.

    Sistemas de recomendaciones como el implantado por Amazon o Netflix basados en nuestros gustos personales (si has leído este libro te gustará este otro) están dando paso a otros en el que nuestra capacidad de decisión llega casi a eliminarse por completo, para gran satisfacción del consumidor.

    Existen por ejemplo empresas como Kopi o Has Bean que se han convertido en auténticos clubs de moda para los amantes del café. En ambos casos, sólo tenemos que decidir qué cantidad de café queremos consumir cada semana, y la empresa nos enviará cada lunes un paquete nuevo, de una nueva variedad, con incluso una guía explicativa, para ayudarnos a apreciar todos los matices de una de las bebidas más populares del mundo.

    Para los amantes de las revistas tenemos Stack que cada mes nos enviará una revista diferente y los fans de la música indie tienen en Weekly Indie la posibilidad de recibir en su correo electrónico 20 canciones seleccionadas por expertos musicales cada semana, por eso de que está pasado de moda emplear tiempo elaborar una playlist cuando otros pueden hacerlo por nosotros.

    Volviendo a las bebidas, si pagamos unos 12 euros al mes a TeaHorse obtendremos cada mes en la comodidad de nuestro hogar una selección de los mejores tés del momento y si nos movemos al terreno de las tartas (si habéis leído bien), Sponge nos envía “tartas sorpresa”  y Loveyoularder hace lo propio en el terreno de los bombones.

    Incluso en un terreno tan personal como la ropa, puede llegar a desaparecer esa capacidad de elección y que los consumidores apuesten por servicios se sucripción como Net a Porter en el que además de poder comprar todo tipo de vestidos y accesorios como en una tienda on-line tradicional, podemos contratar un servicio que por 8 libras nos aseguran dos pares de zapatos nuevos cada año.

    Y para los hombres, ¿Por qué molestarnos en acudir a una tienda cuando Razwar nos envía cuchillas nuevas o Manpacks hace lo propio con la ropa interior?

    Todos parten de la base en que los consumidores agotan su preciado tiempo tomando decisiones que en realidad, se podrían ahorrar. Es verdad que al popularizarse estos servicios, avanzamos hacia una sociedad más uniforme, menos individualista (el efecto Ikea) pero también lo es que para muchos puede ser un gran alivio “no tener que pensar”.

    También te gustará

    facebook_workplace

    Facebook Workplace abre su plataforma a Apps de terceros

    Ni un paso atrás. Es la filosofía en la que quiere inspirarse “Facebook Workplace”, la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.