Miércoles , 28 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • Manual de uso para el Road Warrior de empresa

    business_road_warrior

    Mantienen frecuentes reuniones de trabajo con clientes, posibles inversores y socios. Acuden a conferencias, seminarios y ferias y en definitiva, pasan buena parte de su jornada laboral pendientes del horario de su próximo avión o la reserva de un hotel cercano a ese centro de congresos. En Estados Unidos los llaman “Road Warriors” (guerreros de la carretera) y son profesionales todo terreno, “obligados” a salir de viaje en cualquier momento.

    La revista Entrepreneur rinde en su edición de este mes un sentido homenaje a estos profesionales que “sacrifican su vida” por su proyecto empresarial o por la empresa para la que trabajan. Además, elaboran una completa guía en la que recogen muchos de los consejos que les van a permitir tener una “experiencia viajera” más agradable o al menos, menos frustrante.

    ¿Todo por duplicado?

    Olvidarnos el cargador del móvil. Darnos cuenta que el enchufe que tenemos no se adapta a los estándares del país que acabamos de llegar, dejarnos en casa el cepillo de dientes…etc. Son pequeñas cosas que a todos nos han pasado y aunque por supuesto tienen una fácil solución, cuando se suman al cansancio del viaje y a todo tipo de pequeñas molestias que sufrimos durante el proceso, resultan muy frustrantes.

    Para evitar estas situaciones no es una mala idea adquirir ciertos elementos básicos por duplicado, manteniéndolos siempre en nuestro equipaje. El cargador del que hablábamos antes, un neceser con todos los elementos de nuestro aseo personal, un adaptador de corriente internacional, etc. son cosas que podemos llevar siempre con nosotros teniendo así la seguridad de que nunca nos las vamos a olvidar.

    Llamar por adelantado

    Antes de escoger el hotel en el que vamos a pasar una o varias noches, no está de más comprobar que tiene todo lo que necesitamos, no sólo en sus infraestructuras sino en la forma en la que se relaciona con la ciudad.

    Puede que nos guste tener un gimnasio a mano (o una piscina), que necesitemos disponer de más de un monitor para trabajar en la zona business o que seamos vegetarianos y que necesitemos un hotel que cumpla con este requisito

    En todo caso siempre es mejor cerciorarse bien de dónde vamos a ir para no encontrarnos con “sorpresas desagradables” como que el metro más cercano se encuentra a dos kilómetros o que si no reservamos con anticipación el desayuno tendremos que pagar un extra de 30 euros por noche en caso de que queramos tomarlo.

    Minimalismo

    Cuando viajamos debemos llevar con nosotros únicamente lo que necesitamos, ni más ni menos. ¿Qué solemos incluir en nuestra maleta? ¿Nos hemos dado cuenta si normalmente, cuando volvemos de nuestros viajes, hay un montón de cosas en nuestra maleta que no hemos utilizado? Y aún así cuando llega una nueva ocasión para viajar, seguimos metiendo en nuestro equipaje las mismas cosas.

    Antes del próximo viaje, piensa en todos esos elementos que sobran. Elementos que todo lo que hacen es ocupar espacio y añadir peso a nuestro equipaje. En este terreno la máxima “menos es más” cobra todo el sentido del mundo.

    Batería a tope

    Hoy en día raro es el profesional que viaja no ya sin su smartphone, sino sin su ordenador portátil, tablet, cámara de fotos etc. Antes de salir, conviene revisar que todos nuestros gadgets tengan la batería al máximo, pues nunca podemos estar de todo seguros sobre cuándo tendremos la oportunidad de volver a cargarlo.

    Ropa de gimnasio

    Utilizar el gimnasio del hotel puede parecer una “pérdida de tiempo” para muchos de los que están leyendo ahora mismo estas líneas.

    Sin embargo, después de un día de reuniones, comidas de trabajo, ferias, etc. pasar aunque sean sólo 20 minutos en el gimnasio, se ha convertido en un mantra para todos aquellos que quieren dejar atrás tensiones, olvidarse del estrés de la jornada laboral y en definitiva, descansar mejor.

    Un pequeño botiquín

    Un repentino dolor de cabeza, un trastorno gastro intestinal inoportuno, un dolor o acidez de estómago después de esa comida…son cosas que pueden pasar y no siempre vamos a tener a mano una farmacia o un centro médico. Junto a nuestro equipaje habitual, siempre deberíamos llevar con nosotros un pequeño botiquín.

    Pequeños extra

    Hablábamos antes del equipaje minimalista, pero teniendo en cuenta que hay elementos que tal vez necesitemos cambiar. Unas medias que se rompen, una corbata que se ensucia etc. No se trata de tener una “copia de todo” pero sí de aquellos elementos que en nuestro vestuario “pueden fallar”.

    Si vamos a viajar al extranjero, resulta útil tener fotocopia de nuestro pasaporte o carnet de identidad, además de nuestras tarjetas de crédito. En caso de que nos roben, siempre conviene tener a mano una copia de toda esa información tan necesaria.

    También te gustará

    barcelona

    Las diez startups más interesantes de Barcelona…según Wired

    La revista Wired una de las grandes cabeceras cuando hablamos de la escena tecnológica, acaba …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.