Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cómo captaba clientes un dentista del siglo XIX

    atencion_clientes

    Las empresas no serían lo que son si no fuera por los clientes. Ellos son la razón de ser de todas las corporaciones por lo que su captación es lo más importante. De ahí que nos haya parecido curioso y oportuno conocer la estrategia que hizo a un dentista convertirse en uno de los médicos dentales más afamados de París en el siglo XIX.

    La historia de este dentista por casualidad se remonta a principios de siglo XIX. El protagonista Duchesne nació en 1804 en París. En aquella época ser dentista, al igual que ahora ser mayorista o distribuidor de informática, no era excepción por lo que tuvo que idear una estrategia de marketing para conseguir sobresalir.

    A diferencia de otros coetáneos, Duchesne decidió basar su estrategia en salir a la calle a contar su historia. El profesional dental acampaba todos los días en las plazas más populares de París con sus mejores galas. Allí transformaba su trabajo en un espectáculo.

    dentista_duchesne

    Sus habilidades como mago y acróbata le ayudaban a conseguir un nutrido público. A partir de ahí, lo más difícil era conseguir el primer cliente. Para llegar a este primero, Duchesne prometía 10 francos al primer espectador que se dejara arrancar un diente. Después de ver la maestría del dentista, el resto acudían en masa.

    Así, Duchesne comenzó a coger fama entre los parisinos. Muchos médicos le certificaron como uno de los dentistas más hábiles de Paris. No en vano, el médico construyó una fama infundada. Duchesne ideó varios instrumentos que evitarán que los pacientes se asustarán a ver las tenazas que utilizaban por aquella época.

    ¿Qué podemos aprender?

    Salvando las distancias en el tiempo, el dentista Duchesne nos puede enseñar mucho de marketing. Estas son las principales conclusiones que hemos sacado. ¿Nos falta alguna?

    • Sobresalir: estar por encima de nuestra competencia en imagen nos ayuda a que la gente sepa de nosotros. El dentista bien sabía esto y en vez de quedarse en su consulta, salía a la calle a demostrar sus habilidades.
    • Innovación: otra forma de sobresalir es la innovación. Duchesne no solo aprovechó el tirón de las plazas públicas sino también sus habilidades en el arte medicinal e ideó instrumentos diferentes que le ayudaron a crearse más fama aún. Innovar en nuestro sector también nos puede ayudar a estar por encima de nuestra competencia.
    • Inversión: el marketing no siempre es gratis. Para comenzar a vender, en la mayoría de los casos hay que invertir en darnos a conocer, en demostrar lo que sabemos hacer. Esto es lo que hacía Duchesne al pagar al primer paciente. Una pequeña inversión controlada que le dio muy buenos resultados.
    • Buen servicio: las instrumentos de marketing son ayudan a darnos a conocer pero finalmente, es nuestra profesionalidad la que nos avala. Así lo hacía ver el dentista con su buen hacer ante el público.
    • Boca a boca: por supuesto, los clientes son una apuesta más de marketing. Duchesne utilizó estas herramienta para atraer ir trasladando su fama de unos a otros.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.