Miércoles , 28 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • Trabajadores de oficina: ¿con cuál te identificas?

    Trabajadores de oficina: ¿con cuál te identificas?

    Una empresa está formada por diferentes tipos de trabajadores que pueden equilibrarse de manera armoniosa, por muydiferentes que sean, o pueden causar todo un caos, muy complicado de arreglar para sus superiores. Una de las figuras más complicadas es sin duda la del borde. Suelen trabajar en solitario, no gustan de la colaboración y amargan el ambiente del equipo.

    Con malas caras y peores contestaciones, estos tipos intentan librarse de la mayor carga de trabajo. Una actitud que debe corregirse cuanto antes para evitar que se genere mal ambiente en el equipo. Santiago Espinosa de los Monteros, gerente del área de capital humano de Mercer, los define como “personas que apenas comparten su vida personal con los compañeros, con el fin de no mostrar su lado más humano y simpático. Consiguen proyectar una mirada de ‘perdonar la vida’ a los que se atreven a ‘interrumpirles’. Tratan de llevar una rutina solitaria en la oficina y no fomentan la colaboración”.

    Los expertos advierten de que en ocasiones su actitud puede contagiarse al resto del equipo. Por eso, aconsejan marcar muy bien las tareas y responsabilidades de cada uno dentro del grupo y así minimizar las confusiones, marcando claramente los objetivos y pidiendo resultados.

    El jefe tiene que dar importancia al asunto, buscar la raíz del problema que está causando esa actitud, reconocer la aceptación del trabajador, buscar su compromiso de actuación y procurar un seguimiento. No obstante, si después de corregir un par de veces a esa persona sigue actuando igual, lo mejor es ser directo con él y prescindir de sus servicios, aseguran los expertos.

    Pero a parte del borde, el ecosistema de una oficina está plagado de perfiles distintos. Y tú, ¿de qué tipo eres?

    • El trepa. Su meta es llegar a lo más alto, caiga quien caiga.
    • El relaciones públicas. Organiza reuniones fuera de la oficina.
    • El pelota. Inseguro. Suele adular a los que pueden decidir su futuro.
    • El mudito. Introvertido. No suele ofrecer su opinión si no es necesario.
    • El ‘sabelotodo’. Siempre quiere quedar por encima de los demás aparentando que es instruido.
    • El mandón. Piensa que su forma de hacer las cosas es la adecuada y no tiene en cuenta a los demás.
    • El medallista. Intentará apropiarse de los méritos colectivos.
    • El que nunca tiene la culpa. Se escuda en los demás y no duda en echar la culpa a sus compañeros.
    • El que quiere hacerlo todo. No conoce sus límites y acumula más trabajo del que puede abarcar.
    • El feliz. Agradable con los demás. Está contento con su puesto.
    • El gruñón. Arisco. En ocasiones esconde una actitud vulnerable.
    • El agobiado. No sabe manejar el tiempo ni su estrés.
    • El despreocupado. Está poco preparado para situaciones que requieren mayor dedicación.
    • El hipocondríaco. No se maneja bien en situaciones de estrés ni de frustración y adjudica el problema a una zona de su cuerpo.
    • El seductor. Utiliza a los demás para ahorrarse tareas incómodas. Lo hace de manera sutil.

    También te gustará

    HP Instant Ink

    HP presenta su servicio de reposición de tinta Instant Ink en España

    HP ha anunciado la llegada a España de su nuevo servicio de reposición de tinta …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.