Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Por qué fracasan las pymes en LinkedIn?

    linkedin_factor

    LinkedIn no sólo es un gran escaparate para nuestra imagen profesional o para el desarrollo de nuestra carrera, sino que también puede ser el espacio ideal en el que situar nuestra empresa. Sin embargo lo cierto es que cuando se les pregunta a las pymes españolas sobre el uso de las redes sociales, LinkedIn suele ocupar casi inevitablemente el último lugar. ¿Qué es lo que está pasando?

    En nuestra opinión, el principal problema es que esta red social profesional no es tan intuitiva o evidente como pueden resultar otras como Twitter o Facebook. Esto hace que tras unos inicios entusiastas, pocas empresas mantengan su impulso en esta red social. En Entrepreneur nos cuentan que esto puede ser porque estamos cometiendo algunos errores de bulto y que si los solucionamos, pronto vamos a ver cómo todo esfuerzo tiene su recompensa.

    Nuestra empresa no sigue a la competencia

    LinkedIn no sólo es una gran red social en la que promocionar nuestra empresa, sino que también puede servirnos para saber qué está haciendo nuestra competencia. Si nuestros competidores están en LinkedIn y si son activos, esta red social puede convertirse en uno de nuestros mejores aliados a la hora de saber en qué están trabajando, que plazas necesitan cubrir, cuáles van a ser sus principales novedades, etc. ¿Tiene sentido que no les sigamos en LinkedIn? Ninguno.

    Nuestros empleados no han completado su perfil

    Si hacemos una apuesta por LinkedIn, tiene que ser total. No sólo es importante que la empresa sepa posicionarse con una buena página, sino que los empleados que tienen perfil en esta red social y quieren manifestar que pertenecen a esa empresa, deben por lo menos tener un perfil correcto, en el que se hayan completado todos los pasos iniciales.

    Cuando una persona entra en el perfil de una compañía y “descubre” que los empleados que dicen pertenecer a la misma tienen un perfil poco menos que “en pañales” la imagen general de la empresa se resentirá.

    Nuestra empresa no está compartiendo la información adecuada

    Es importante que nuestro perfil de empresa no sólo sirva para tener una presencial testimonial, sino que actúe como plataforma en la que compartir contenidos, ya sean artículos, ya sean vídeos con los que ganar viralidad, etc.

    Los contenidos serán relevantes, incluirán enlaces y en cierta forma, deberían ser “dirigidos” por un miembro de la organización, de forma que todo lo que se publique guarde cierta sintonía que refleje los valores de la empresa.

    Nuestros empleados no están conectados entre sí o con la compañía

    Al conectar con nuestra base de empleados, podemos abrirnos a un segundo nivel de contactos que van más allá de los límites de nuestra empresa.

    La persona que se encarga de nuestros recursos humanos puede tener un contacto en Nike España por ejemplo o nuestra recepcionista, conocer personalmente al director de marketing de una empresa con la que nos interesa contactar. El que nuestros empleados puedan servirnos para presentarnos a otros contactos es una de las funciones más interesantes de esta red social.

    Tenemos presencia en LinkedIn, pero no lo anunciamos

    Si tenemos presencia en LinkedIn, deberíamos anunciarlo en todos los espacios posibles, especialmente en nuestra web corporativa. Además de incluir el botón de “Síguenos en LinkedIn” deberías introducir el más social “Compartir en LinkedIn” de modo que los usuarios que visiten nuestra web o nuestro blog corporativo, puedan compartir nuestros contenidos en esta red social y de esta forma crear comunidad.

    Comercializamos un buen número de productos, pero no los mostramos

    En las páginas de empresa de LinkedIn, es fácil añadir la pestaña “Productos” en las que podemos mostrar qué es lo que vendemos, cuáles son nuestros servicios estrella, etc. para de esta forma tener más oportunidades de atraer a nuevos clientes. De hecho desde la propia pestaña “productos” nuestros visitantes pueden solicitarnos directamente referencias.

    No hemos creado un grupo exclusivo para nuestros empleados

    Si nuestra empresa empieza a crecer, puede ser una buena idea tener un grupo propio en el que únicamente puedan participar los empleados de nuestra empresa.

    De alguna forma, este grupo puede convertirse en una suerte de Yammer, es decir una red social corporativa en la que todos los empleados puedan relacionarse entre sí sin necesidad de instalar software adicional.

    No hemos creado un grupo exclusivo para nuestros clientes

    De la misma forma, también resulta muy interesante crear un grupo en el que tengan cabida nuestros principales clientes. No sólo porque pueden relacionarse y establecer puentes entre ellos siendo nosotros su nexo de unión, sino también porque desde esta plataforma podemos hacer anuncios mucho más personalizados, que fidelicen a nuestros usuarios.

    No participamos en grupos de debate y cuando lo hacemos, nos dedicamos a hacer spam

    Los grupos de debate forman parte de la esencia de LinkedIn. En realidad, son una forma no tanto de crear un foro de discusión (que también) sino una oportunidad de crear un ágora en el que conocer personas afines a nuestro negocio.

    Son también un espacio en el que aconsejar, dar cierto soporte técnico a alguno de nuestros usuarios y en definitiva, intentar convertirnos en una referencia en nuestro sector.

    Pasamos de las apps

    Además de las apps oficiales, LinkedIn ofrece su API para que terceras empresas puedan integrarse en su ecosistema. Un buen ejemplo es CardMunch una app que escanea las tarjetas de visita que llegan a nuestras manos y las convierte en contactos que se integran tanto en nuestra agenda de direcciones como en LinkedIn.

     

     

    También te gustará

    azymo

    Entrevista a Marta Krupinska, directora general y cofundadora de Azimo

    En apenas cuatro años Azimo ha conseguido convertirse en referente en envío y recepción de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.