Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Qué derechos tenemos en una devolución on-line?

    El comercio electrónico crece cada año. Cada vez son más personas las que hacen sus compras navideñas vía Internet pero no tantas saben qué pasa cuando el producto no es de nuestro agrado. Os ayudamos a descubrirlo de la mano de Trusted Shops y los derechos de los consumidores.

    Al igual que en las tiendas tradicionales, los consumidores on-line tiene el llamado “Derecho de desistimiento o devolución”. Si un producto no es de tu agrado, viene defectuoso o simplemente, no te vale, se debe poder devolver dentro de los parámetros legales que difieren de un país a otros. En España son los siguientes:

    Plazos

    El plazo legal está limitado en 14 días hábiles que comienza con la recepción de la compra al lugar seleccionado por el consumidor. Aunque este es el periodo mínimo que cualquier tienda on-line debe ofrecer al comprador, hay supuestos en los que puede verse ampliado, como en el caso de que el vendedor no haya especificado información legal sobre este punto, en cuyo caso, se ampliará hasta 3 meses.

    ¿Quién paga?

    La importancia de revisar las condiciones de compra antes de formalizar un pedido evitará que, en el momento de tener que reclamar, el usuario se lleve una sorpresa. Por ello, en caso de que el vendedor no especifique nada al respecto, el vendedor deberá correr con dichos gastos.

    En caso de recurrir al derecho de desistimiento durante los citados 14 días hábiles, el vendedor estará obligado a reembolsar el importe pagado en un plazo máximo de 30 días. Actualmente, algunos comercios on-line están ampliando este tiempo límite. En otros, tiene hasta un año de plazo para poder reclamar un reembolso y si no se está satisfecho con el producto o no se corresponde con el producto solicitado.Fijan en 14 días el plazo de devolución para las compras por Internet

    ¿Cuándo reembolsa las tasas?

    Es común encontrarse ante la situación de no percibir el importe íntegro desembolsado en la compra. A este respecto, los comercios on-line no pueden retener al consumidor ningún tipo de tasa, salvo que el cliente haya utilizado un uso continuado del producto, más allá del simple hecho de haber comprobado sus características y correcto funcionamiento.

    Sobre este punto, el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sentenció en abril de 2010 que se deberán reembolsar al consumidor “todos los pagos efectuados durante la compra”, incluidos los relativos, por ejemplo, a los gastos del envío original (en caso de haber pagado por ello un precio adicional).

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.