Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • La emoción es el principal enemigo del éxito en las ventas

    La emoción es el principal enemigo del éxito en las ventas

    A la mayoría de los emprendedores les pierde la emoción y la pasión inicial, tanto es así que ésta puede acabar por cegarles y no dejarles ver lo que tienen ante sus ojos. Ya sabes lo que dicen, demasiada pasión al final puede acabar empachándote. Hoy os queremos dar cuatro razones por las que la emoción es el enemigo número uno del éxito en las ventas. Aprende qué puedes hacer para canalizar tu pasión de una manera que te de buenos resultados.

    1-No vendas demasiado rápido.

    Uno de los errores más comunes de los emprendedores es intentar vender demasiado rápido. Toda venta necesita de un proceso. El cliente te debe ver en todo momento seguro de lo que le intentas vender y seguro de que tus productos son de confianza y quedará satisfecho si los adquiere.

    Especialmente en un servicio o solución más costosa, necesitas ser paciente y construir una relación con el tiempo. La primera vez que hablas con un cliente, no debes pedir dinero. Eso les hará ponerse a la defensiva, y seguro que no quieres que tus clientes se sientan como si estuvieras metiendo la mano en su cartera, incluso antes de saber su nombre.

    2-No des por sentadas cosas que puede que no sean.

    Otro error común en la primera conversación con un cliente, es asumir que éste está dispuesto a comprar tus productos. Muchos ávidos empresarios dicen cosas como: “Así que he oído que has venido para adquirir nuestro producto”, o, “He oído que estás buscando cambiar de proveedor”.

    No des por sentadas estas cosas, si lo haces el cliente se sentirá presionado, como si ya estuvieras manejándolo antes de que te haya expuesto lo que realmente necesita.

    3-No sobrevalores tu producto.

    No importa lo grande que tu producto pueda llegar a ser, ninguno es perfecto. Ningún proveedor es impecable. Ninguna empresa puede ser perfecta para toda la gente. Demasiados jóvenes emprendedores cometen el error de pensar que ellos han creado lo mejor desde la invención de la imprenta, y suponen que todo el mundo les va a querer comprar.

    Si bien es bueno ser positivo y valorar tu negocio, también es importante que seas humilde y no sobrevalores tu producto. No todos los clientes van a ver en tu negocio el mejor servicio, y eso está bien. Parte de ser un buen vendedor es desarrollar un entendimiento con aquellos clientes que están realmente interesados en lo que vendes. Si no eres realista con las limitaciones de tu producto, perderás credibilidad con los clientes.

    4. No prometas más de lo que puedas cumplir.

    Si estás demasiado desesperado por hacer una venta, podrías tener la tentación de prometer demasiado. Este es uno de los mayores retos de los jóvenes emprendedores: ¿Estás emocionado de tener nuevos clientes? ¿Tienes mucho entusiasmo en tu nuevo negocio? Ahí se escucha a todos diciendo “sí ….” De este modo, te encuentras prometiendo más de que lo que tu producto puede cumplir. Se consciente en todo momento de lo que tienes y no les des falsas esperanzas a tus clientes. Sólo conseguirás que no vuelvan a comprarte nada.

    En definitiva, puede que no seas capaz de satisfacer las necesidades de cada cliente, puede que pierdas una venta, dos, tres, pero si sigues estos consejos finalmente tu negocio irá creciendo exponencialmente, con una buena base de clientes fieles, que estarán muy contentos con lo que les vendes.

    También te gustará

    mejor-cms-para-tu-empresa

    El mejor CMS para tu empresa 

    El debate de si hay que estar o no en Internet es cosa del pasado. …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.