web stats
Martes, 21 de octubre de 2014

Algunas razones por las que deberían plantearte renovar tu web

Algunas razones por las que deberían plantearte renovar tu web

Si hay algo verdaderamente fundamental para un negocio en la actualidad, es disponer de una página web actualizada, con contenido y que además tenga realizada una buena gestión de marketing. Estar presente en Internet, a ser posible entre los primeros puestos en los buscadores, es algo prioritario si quieres aumentar las ventas y darte a conocer.

Lo primero que tienes que pararte a observar, es si tu web es atractiva o no para los usuarios. Piensa que es la carta de presentación de tus productos, de tu negocios, y de nada sirve estar haciendo un esfuerzo si su diseño está anticuado y no es lo que se dice nada visual.

Pero, ¿cómo saber si debes plantearte renovar tu web?

1. Estudia a la competencia

Mira los diseños de las páginas web de la competencia que ya tengan una afluencia de tráfico importante. Observa su estructura, como están establecidas las categorías, de qué se habla en ella, mira el diseño en general y compara con el de tu web. Si echando un vistazo a la competencia crees que el diseño y estructura de tu página web ha quedado obsoleto, creo que ya es hora de que te plantees cambiarlo.

2. ¿Es tu web compatible con móviles y tabletas?

Si la respuesta es no, mal andas. Una gran parte del tráfico de Internet entra a través de personas que navegan mediante sus dispositivos móviles. No tener tu web adaptada a ellos es un error importante. Por otro lado, si tu web está programada en Flash, mejor olvídate de ella, dan problemas con los móviles y tablets, ya que no se puede ver el contenido de la misma, dificultando el acceso y la información a tus posibles clientes.

3. Si tu web no es dinámica no lo dudes

Las webs programadas en flash, o htlm estático, no son webs que sean fáciles de actualizar y mucho menos por alguien que no sea experto. Las webs modernas son fáciles de actualizar y no es necesario tener conocimientos previos. Tu mismo puedes actualizarlas poniendo las últimas novedades de tu empresa o escribiendo tu propio blog con contenido de calidad para ir posicionándote en los buscadores y conseguir nuevos clientes.

4. Las redes sociales, lo más importante

Si no estás presente en las redes sociales, ¿cómo te vas a dar a conocer con más facilidad? La mayoría de las webs antiguas no están integradas con las redes sociales, lo cual limita las opciones de publicidad y el acceso directo que sus clientes pueden tener a la hora de consultarle precios, o ver sus novedades.

5. Tus visitantes tienen que ver la opción para comprar

Si estás vendiendo un producto, debes invitar a tus lectores a hacer clic en un enlace para comprarlo. Ya es hora de que insertes un link muy visual, en un sitio de la web al que puedan acceder fácilmente tus clientes y que diga:“Haga clic aquí para comprar ahora”. Por otro lado, el diseño web de todas las páginas de tu sitio debe conducir a este enlace.

6. Cuidado con los textos demasiado densos

Si crees que es uno de los problemas de tu página web, plantéate renovarla. No uses tamaños de letra demasiado pequeños o demasiado grandes, usa un tipo de fuente que sea fácil de leer en pantalla y para obtener la máxima legibilidad, los bloques de texto del cuerpo debe ser de 12 a 15 palabras de largo y 3 a 5 líneas de largo.


Categorias